Tag Archive for: Libros

Firma de los Godos y los Papas en la Feria del Libro

28 may
28 mayo 2013

Esto de la red me ha dado mucho, incluso la posibilidad de cumplir un sueño, pero si algo le debo es poder conocer a mucha gente a los que puedo llamar amigos y, ahora, ponerles cara y darles un abrazo y/o beso según se tercie. Además, agradecerles su apoyo y su paciencia. Así que, si os apetece y no tenéis nada mejor que hacer nos podremos ver en la Feria del Libro de Zaragoza y Madrid en estas fechas y horarios:

  • Feria del Libro de Zaragoza:
    • Día 2 de Junio de 11 a 14 en las casetas 45 y 46 y de 19 a 21 en las casetas 47 y 48
    • Día 5 de Junio de 18 a 21 en las casetas 5 y 6
  • Feria del Libro de Madrid:
    • Día 8 de junio  de 12 a 14 en las casetas 315 al 319.
De lo humano y lo divinoNunca me aprendí la lista de los reyes godos

Aviso a navegantes: cuando termine de firmar en Madrid me gustaría irme de tapas y cañas… Ahí lo dejo para quien quiera recoger el guante.

Share

He vivido 43 años engañado, resulta que Teruel no es de Aragón

07 mar
7 marzo 2013

Es muy triste enterarse que, después de 43 años, tus padres, tus profesores, los libros y la propia historia, que tanto me gusta, me han tenido engañado… resulta que mi querido Teruel no pertenece a Aragón. Igual alguien se me ha adelantado fundando el FRELITE (Frente de Liberación de Teruel) y se han declarado independientes… y tampoco me he enterado. Y os preguntaréis,  ¿qué pruebas tienes que sostenga este disparate? Muy fácil. Esta mañana me llama mi hermano para decirme que Nunca me aprendí la lista de los reyes godos aparece en la lista de libros más vendidos en Aragón -sección no ficción-, según el ranking que publica el Heraldo de Aragón, y que ya llevo cuatro semanas entre los más vendidos. Raudo y veloz, voy a comprarlo para guardar ese preciado tesoro.

Esta es la prueba del delito (podéis pinchar para hacerlo más grande si no se ve bien):

Heraldo1

Llamo a toda mi gente para compartir mi alegría y… me paro un momento. Aparezco en la lista de los más vendidos en Aragón de autores del resto de España y Mundo, pero no entre los más vendidos de autores aragoneses. Podría ser. Leo detenidamente ambas listas y resulta que  el número uno en ficción es  Javier Sierra con El maestro del Padrotambién de Teruel. Que no aparezca yo puede ser, pero que Javier Sierra no aparezca entre los más vendidos entre los autores aragoneses, eso sólo puede ser porque el periódico considera que Teruel no es Aragón. Huesca sí lo es. Como podéis ver en este imagen, Luz Gabás es de Benasque (Huesca). Dejando a un lado esta historia, que da simplemente para echar unas risas, sólo os puedo decir una cosa… GRACIAS.

Heraldo2

Share

Ya ha llegado la segunda edición de Nunca me aprendí la lista de los reyes godos

05 feb
5 febrero 2013

Cuando a mediados del mes de noviembre anunciaba la publicación de “Nunca me aprendí la lista de los reyes godos“, se cumplió un sueño, pero que en poco más de un mes se agotase la primera edición… sólo es comparable con estar sentado en la barra del bar de un hotel y que Hilary Swank se acerque a ti, te susurre unas palabras al oído y te deje la llave de su habitación en la barra.

Segunda edición Nunca me aprendí la lista de los reyes godos

Aunque un poco más tarde de lo esperado -en la semana de Reyes ya hubo pedidos que no se pudieron servir- y tras corregir algunas erratas -mil veces que leyese el texto, mil veces que haría alguna modificación-, esta semana comenzará la distribución de la segunda edición a los puntos de venta.

Y como es costumbre por estos lares, vamos a sortear un ejemplar de la segunda edición entre todos los que dejen un comentario, hasta el día 10 de febrero, con el nombre del rey godo que se esconde tras esta adivinanza:

Su sucesor en el trono mató a su hermano y el sucesor de su sucesor también mató a su hermano.

Otra vez, y nunca me cansaré de repetirlo, muchas gracias.

Share

El mejor libro de medicina de la historia

04 nov
4 noviembre 2012

Herman Boerhaave (1668 – 1738)  médico, botánico y humanista holandés fue considerado como una de las figuras más notables de la medicina europea que llegó a ocupar diversas cátedras en la Universidad de Leiden. Su doctrina intentaba combinar las concepciones clásicas con las teorías patológicas aparecidas en el siglo XVII. Sus aportaciones se recogen en dos textos no demasiado extensos: las Institutiones medicae y los Aphorismi.

Herman Boerhaave

Pero lo que se desconocía era su sentido del humor, sobre todo, mortis causa. Tras su fallecimiento legó un libro sellado titulado “Los secretos más exclusivos y más profundos del arte médico“. Este libro, todavía sellado, se vendió en pública subasta y fue adquirido por 20.000 dólares en oro.  El autor de la obra y su imponente título merecían la pena.

Cuando el anónimo propietario rompió el sello se encontró con un libro completamente en blanco, salvo la primera página en la que se podía leer una nota:

Conserve la cabeza fresca, los pies calientes y hará empobrecer al mejor médico del mundo.

Esto ya me lo decía mi abuela

Share

La coma blasfema y otras erratas de la Biblia

05 ene
5 enero 2012

No me refiero a interpretaciones de la Biblia sino a erratas de edición o impresión que cambiaban el sentido del texto dándole un giro gracioso o blasfemo, según se mire. Muchas de estas ediciones erróneas se han convertido en objeto de coleccionista.

La coma blasfema: en varias ediciones de la Biblia King James dice: “Y también hubo otros dos malhechores [crucificados junto a Jesús]” debería haber sido “Y también hubo otros dos, malhechores” para no incluir a Jesús en ese distinguido grupo.

La Biblia de los pecadores o de los malvados: se refiere a la Biblia publicada en 1631 por Robert Barker y Lucas Martin en Londres. El nombre que se le dio a esta Biblia es por el error, por omisión, de la palabra “no”: en los Diez Mandamientos ( Éxodo 20:14 ), aparece “Cometerás adulterio” en lugar de “No cometerás adulterio“. Los editores de la Biblia fueron multados con £ 300 y privados de su licencia de impresión. Hoy en día, existen 11 copias de esta edición.

La Biblia de los injustos: se llama así a una edición de Cambridge en 1653. En la primera carta a los Corintios se hace la pregunta: “¿No sabéis que los injustos heredarán el reino de Dios?“, en lugar de “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?“.

La Biblia de los tontos: edición de 1763. En un Salmo relata: “Dice el necio en su corazón hay un Dios“, en lugar de “… no hay un Dios“. Las impresores fueron multados con tres mil libras y se destruyeron todas las copias.

La Biblia de los camellos: es esta edición de 1823 se incluye “se levantó Rebeca y sus camellos (camels)“, en lugar de “se levantó Rebeca y sus doncellas (damcels)“.

La Biblia de la impresora: es una edición publicada de 1702. En el Salmo 119, en lugar de quejarse de “los Príncipes (princes) me han perseguido sin causa“, dice, “Las impresoras (printers) me han perseguido sin causa“.

La Biblia del vinagre: versión publicada en Oxford en 1717, por J. Baskett. Convierte la “parábola de la vid o viñedo (vineyard)” en la “parábola del vinagre (vinegar)“.

La Biblia de los búhos: edición de 1944, en el libro primero de Pedro se lee: “…las mujeres estaban sujetas a sus maridos búho (owl)” en lugar de “…las mujeres estaban sujetas a sus propios (own) maridos“.

La Biblia de los responsables: edición de 1562 publicada en Ginebra en el evangelio Mateo: “Bienaventurados los responsables del lugar (place-makers)“, en lugar de “Bienaventurados los pacificadores(peacemakers)“.

Fuentes: International Society of Bible Collectors, Theology Today, The Examiner

Share

Decálogo de cómo NO educar

28 oct
28 octubre 2011

El otro día leyendo ¿Quienes son los culpables del fracaso escolar? de @waspy09 me acordé de haber leído en algún sitio – resultó ser en Aprender del pasado de José Manuel Pina Piquer – un decálogo de cómo no deberíamos educar a los hijos.

La Educación, que debería ser cuestión de debate sereno y reflexivo, se ha convertido en arma arrojadiza. Ya dejó claro el escritor inglés del siglo XVII, John Wilmot, que tampoco es una cuestión fácil:

Antes de casarme tenía seis teorías sobre el modo de educar a los niños. Ahora tengo seis hijos y ninguna teoría.

Pero estaremos todos de acuerdo en que siguiendo este decálogo tendremos futuras generaciones de necios, irresponsables, vagos…

  1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que le pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.
  2. No le dé ninguna educación en valores; espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.
  3. Cuando diga palabrotas, ríaselas; esto le animará a hacer cosas más graciosas.
  4. No le reprenda nunca ni le diga que está mal algo de lo que hace, podría crearle complejo de culpabilidad.
  5. Recoja todo lo que él deje tirado y hágaselo todo. Así se acostumbrará a cargar las responsabilidad sobre los demás.
  6. Déjele ver todo cuanto caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados pero deje que su mente se llene de basura.
  7. Dispute y riña a menudo con su pareja en presencia de su hijo. Así adquirirá una práctica eficaz en sus relaciones afectivas de futuro.
  8. Dele todo el dinero que quiera gastar, no vaya a sospechar que para disponer de dinero es necesario trabajar.
  9. Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El esfuerzo personal podría producirle frustraciones.
  10. Delegue en los profesores su educación pero no la autoridad. Póngase de parte de su hijo en cualquier conflicto con sus educadores. Piense que ellos tienen prejuicios contra él y realmente le tienen manía.

Ha salido la última clasificación parcial al mejor blog Cultural en los Premios Bitácoras 2011 y hemos bajado al 4º puesto. Si queréis que Historias de la Historia pueda ser uno de los finalistas tenemos que estar entre los tres primeros. Se puede votar hasta las 23.59 horas del 1 de noviembre con el usuario de Bitácoras, Facebook o Twitter. Si lo crees conveniente, puedes votar pinchando en el banner. Pase lo que pase, gracias a todos.

Votar en los Premios Bitacoras.com

Share

La embajada de Argelia se quedó con los “canarios” del Cesid

28 mar
28 marzo 2011

Tras la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, 18 de abril de 1961, se establecía la inmunidad en la jurisdicción penal, civil y administrativa, salvo algunas excepciones, para los diplomáticos. Así mismo, sus documentos, su correspondencia y sus bienes gozaban de inviolabilidad. Por todo ello, la línea que separaba al diplomático del espía era, a veces, un poco difusa.

Entre los países receptores, o “anfitriones”, fue una constante el poder tener acceso, y controlar, las comunicaciones de los diplomáticos. Todos los servicios secretos del mundo negarán el hecho de haber colocado o, por lo menos, intentado colocar micrófonos en las embajadas. Y, por supuesto, nuestro Cesid no iba a ser menos.

En los años 80 el servicio secreto español tenía ciertas sospechas sobre actividades ilegales en nuestro territorio por delegaciones extranjeras; en concreto, desde la embajada de Argelia. Tras varias semanas de trabajo y un minucioso plan, los agentes del Departamento de Acción Operativa del Cesid estaban preparados para colocar los “canarios” (micrófonos). Entraron una noche y siguieron el plan: fotografiar todo antes de mover nada, copiar los documentos, incrustar los micrófonos en las paredes… Sin embargo, la operación comenzó a alargarse y el jefe del operativo se puso nervioso. Los agentes le advirtieron que todavía estaban secando el yeso de las paredes donde habían colocado tres canarios, pero el jefe no quiso escuchar y ordenó salir.

A la mañana siguiente las manchas húmedas en las paredes eran visibles todavía y el personal de la embajada argelina se percató de la infiltración… Todo se fue al garete y, para rematar la faena, los servicios secretos argelinos obtuvieron, gratuitamente y de parte del Cesid, 3 micrófonos de última generación muy lejos de su alcance.

En otras ocasiones no fue la precipitación sino el desconocimiento de las técnicas propias del espionaje lo que desbarató otro “trabajito”. Como el caso de una directiva, M.J.M., que quiso “su minuto de gloria” participando en una operación y la echó por tierra al utilizar una fragancia tan intensa que al día siguiente todavía flotaba en el ambiente.

Las Alcantarillas del Poder

Este post sólo es una pequeña muestra de lo que podéis encontrar en el último libro de Fernando RuedaLas Alcantarillas del Poder (Las 100 operaciones de los servicios secretos españoles que marcaron sus últimos 35 años de historia).
En “Las alcantarillas del poder” se habla del espía que fue el primero en reunirse con ETA en Suiza, de la sorprendente operación de espionaje en los restaurantes de lujo de Barcelona y Madrid, del espionaje a la vida privada de Alfonso Guerra por parte de la CIA, de la infiltración en una logia luciferina para descubrir si Mario Conde era miembro o del apoyo a la desactivación de la primera huelga general contra Felipe González.

Además, entre todos los comentarios que se hagan en el post se sorteará un ejemplar de “Las alcantarillas del poder“.

Share

Memorias de un prisionero francés en la isla de Cabrera

21 ene
21 enero 2011

En la batalla de Bailén (1808) el general Castaños infligió la primera gran derrota al ejército napoléonico, al mando del general Dupont, lo que supuso una ingente cantidad de prisioneros que fueron llevados a Cádiz con la promesa de ser devueltos a Francia. Fueron recluidos en pontones (barcos que, amarrados a puerto, servían de cárcel) en condiciones lamentables pero con la esperanza de regresar a casa.

Bajo presión de los militares ingleses, se acordó no devolverlos a Francia y trasladarlos a la isla de Mallorca. Por el alto coste de su manutención (se calcula que unos 400.000 reales al mes), el descontento de los lugareños y la cercanía de la base inglesa en Menorca se decidió trasladarlos a un lugar donde no “molestasen”… un isla desierta, Cabrera.

Más de 7.000 soldados franceses fueron abandonados a su suerte en una islote rocoso sin rastro de presencia humana, sólo lagartijas, conejos y cabras, sin ningún edificio, a excepción de un fuerte abandonado, y los barcos españoles e ingleses haciendo guardia. Llegaba un barco de suministros cada cuatro días pero, pronto, dejaron de llegar de forma regular y tuvieron que dar buena cuenta de la fauna autóctona. Hambre, sed, miseria, desesperación… muerte. Muchos morían y ocupaban su lugar nuevas remesas de prisioneros. En 1814 terminaba la guerra y el balance era terrible, de los más de 12.000 prisioneros que pasaron por Cabrera sólo quedaron unos 3.000.

¿Qué os parecería leer las memorias de uno de los supervivientes? No, no tiene 200 años.

Laura García Gámiz ha publicado Cuando el padre nos olvida. Los prisioneros de Cabrera en la Guerra de Independencia (1808-1814), traducción de “Souvenirs de l’Empire. Les Cabrériens. Épisode de la Guerre d’Espagne” de Gabriel Froger, mediados del siglo XIX, en la que, como él mismo dice, actúa como simple copista de las memorias de Sebastien Boulerot (superviviente de Cabrera).

Cuando el padre nos olvida

El protagonista empieza narrando el paso de las tropas francesas por los Pirineos, cómo atravesaron la península; la batalla y capitulación de Bailén, la marcha de los prisioneros hasta Cádiz, su estancia en los pontones; sigue con el traslado de las tropas hasta Mallorca, su estancia en Palma y posterior embarque hacia Cabrera, en donde pasaron seis años de miseria y dolor. Por último, Sébastien Boulerot describe cómo vivió los últimos meses con los oficiales en Ibiza para terminar con su liberación y posterior llegada a Marsella, en donde acaba la obra.

Se describen escenas terribles: agresiones físicas, torturas, canibalismo, sadismo, hambruna, locura… que contrastan con aquellas otras en las que el ser humano se supera gracias a la generosidad, la amistad, la valentía, el esfuerzo, el amor, la perseverancia, el ingenio… Todas ellas dignas de ser mezcladas y agitadas en la coctelera de un buen guión cinematográfico, aunque por desgracia, basado en la más cruda realidad.

Fuente: The Napoleon Series, La Pepa hoy

Share

¿Por qué se piensa que “los viajes de Gulliver” es para niños?

09 ene
9 enero 2011

Estos días tenemos en cartelera la película “Los viajes de Gulliver” una superproducción hollywoodiense destinada al público infantil y juvenil. Desde siempre se ha asociado la novela “Viajes a varios lugares remotos del mundo“( Los viajes de Gulliver), y todas sus versiones para el cine y la TV, con un público infantil y, a lo sumo, juvenil. Cuando, en realidad, es una crítica a la barbarie colonial, una denuncia de la vanidad y la hipocresía de los partidos políticos, una sátira de la sociedad inglesa y, por extensión, de la condición humana. La reflexión del cuarto, y último viaje, es que la mejor compañía para un hombre es… un animal.

Esta obra fue escrita por el reverendo irlandés Jonathan Swift (1667 – 1745) y publicada en 1726. Y como dicen que “por sus hechos los conoceréis”, pues conozcamos al rey de la sátira.

Jonathan Swift

Fue tutor de varias jovencitas de la sociedad inglesa pero hubo dos por las que tuvo especial cariño: Esther Johnson (con la que incluso se pudo haber casado en secreto) a la que le dedicó sus “Cartas a Stella” y Esther Vanhomright, para la que inventó el nombre de Vanessa (Van de su apellido y “Essa” apelativo cariñoso de Esther).

En cierta ocasión “enterró en vida a un astrólogo charlatán“, me explico. El astrólogo John Partridge vivía de publicar panfletos astrológicos más falsos que Judas hasta que “el bueno” de Swift publicó, bajo el seudónimo de Isaac Bickerstaff, Predicciones para el año 1708 en las que se predecía la muerte del astrólogo el 29 de marzo. Ese mismo día publicó otro panfleto con la muerte de Partridge, incluso se presentó un enterrador en la puerta de su casa. Aunque al final se supo la verdad, el astrólogo ya no levantó cabeza.

Y, para rematar la faena, en 1729 publicó “Una humilde propuesta” en la que incluye una propuesta especialmente irónica, la de que los niños irlandeses pobres podían ser vendidos como carne para mejorar la dieta de los ricos, pues con ello se beneficiarían todos los sectores sociales. Con extractos como éste:

“Me ha asegurado un americano muy entendido que conocí en Londres, que un niño sano y joven de un año de edad es el alimento más delicioso, nutritivo y saludable, ya sea estofado, asado, al horno o hervido… “

Satírico, irónico, mordaz, reivindicativo… No creo que sea lo más apropiado para niños.

Fuente: Historia torcida de la literatura – Javier Traité. El poder de la palabra (Jonathan Swift)

Share

Un libro de más de 8000 palabras sin signos de puntuación

12 dic
12 diciembre 2010

Timothy Dexter (1748 – 1806)  fue un excéntrico hombre de negocios estadounidense al que la fortuna le acompañó en sus “descabellados” negocios.

Era un hombre sin ninguna cultura que a los 8 años ya trabajaba en el campo y a los 16 era aprendiz de curtidor de pieles. Tuvo la suerte de enamorar a una rica viuda, Elizabeth Frothingham, que le permitió adentrarse en el mundo de los negocios. Sus “brillantes” ideas dieron lugar a las burlas de sus paisanos, pero la diosa Fortuna le hizo pegar varios pelotazos:

  • Lo que parecía un pésimo negocio a todas luces, enviar carbón a Newcastle siendo el principal productor de Gran Bretaña, resultó ser un negocio redondo al coincidir con  una huelga de los mineros que provocó una espectacular subida de precios por la escasez de carbón.
  • Vendió calentadores de camas y guantes a las Indias Occidentales (clima tropical) y también fue rentable: los calentadores se utilizaron como recipientes para elaborar la melaza y los guantes se exportaron a Siberia.
  • Se hizo con cantidades ingentes de barbas de ballena que luego vendió a fábricas para elaborar los corsés de las mujeres…

Todos estos éxitos no le sirvieron para ganarse el favor de los más pudientes de la sociedad… le seguían despreciando. Así que, se decidió a escribir un libro autobiográfico en el que criticaba la política, el clero y a las mujeres: A Pickle for the Knowing Ones or Plain Truth in a Homespun Dress” (Un pepino de los que saben o la verdad vestida de estar por casa, más o menos). El libro tenía 8.847 palabras y 33.864 letras, carecía de cualquier signo de puntuación y las mayúsculas se insertaban aleatoriamente. Además, decidió publicar gratis su libro y distribuirlo como regalo. Tan popular se hizo que se publicaron hasta ocho ediciones.

A pesar de ser casi imposible de comprender, los originales son ahora objeto de coleccionista.

Share

La lógica de Omar o la justificación de quemar libros

21 nov
21 noviembre 2010

Como contamos en otra ocasión, hay libros que pensaste que nunca se escribirían pero el califa Omar llegó a justificar la incineración de libros.

Tras la muerte de Mahoma, se inicia el periodo de los Califas Perfectos (llamados así porque eran familiares o amigos íntimos del profeta). Estos primeros califas fueron cuatro (Abu-Bakr, Omar, Otmán y Alí). El segundo de ellos, Omar, conquista e islamiza Siria, Persia, Palestina, Egipto…

En el año 644 se toma Alejandría, en la que se encuentra la gran Biblioteca de los Ptolomeos compuesta por miles de legendarios papiros. Ante aquel tesoro y sobre qué hacer, Omar, con un “lógica aplastante“, soltó:

No hay más que un libro verdadero: el Corán. Si los libros de esa biblioteca contienen cosas opuestas al Corán, son impíos y hay que quemarlos; y si dicen lo mismo que el Corán, son superfluos y hay que quemarlos también.

Según cuentan las crónicas, estos libros sirvieron para mantener encendidas las calderas de los baños públicos durante seis meses.

Así que, cuidado con la lógica o, mejor dicho, el uso de la lógica para justificar nuestros hechos.

Share

Campaña de marketing literario en 1809

14 nov
14 noviembre 2010

Para el lanzamiento de cualquier producto al mercado son fundamentales campañas de marketing y de publicidad. Pero cómo hacerlo en 1809… con la picaresca.

En este caso hablamos de Washington Irving (1783 -1859) y su libro “History of New York from the beginning of the World to the end of the Dutch Dynasty” (Historia de Nueva York desde el comienzo del mundo hasta el fin de la dinastía holandesa), una sátira sobre la historia y la política.

Escribió este libro bajo el seudónimo Diedrich Knickerbock y antes de su publicación preparó su particular “campaña de marketing”. Inundó los medios de comunicación de New York con anuncios sobre la desaparición del “supuesto historiador” holandés Diedrich Knickerboker. Además, colocó una nota en la habitación donde, supuestamente, estaba alojado el historiador holandés. La nota decía que, si no volvía, se autorizaba a los propietarios del hotel a publicar el manuscrito escondido en la habitación para pagar la cuenta.

Este caso, envuelto de polémica y misterio, conmocionó a la sociedad neoyorkina, incluso se llegó a ofrecer recompensa por alguna pista. Llegado el momento, 6 de diciembre de 1809, se publicó el libro con un gran éxito de ventas (no sé si por pena, morbo o curiosidad) y de crítica (además, era bueno realmente).

Los neoyorkinos no se lo debieron tomar muy mal, ya que el nombre del equipo de la NBA de New York, los Knicks, es una abreviatura de Knickerbockers.

El ingenio y una dosis de picaresca fueron los ingredientes de la mejor campaña de marketing.

Fuente: Washington Irvin, ¿Por qué Washington Irvin es todavía importante?

Share

Switch to our desktop site