• http://blogs.nortecastilla.es/silvia/posts Silvia

    Jajajaja, qué pregunta más buena :-)

  • http://fernannn.blogspot.com/ fernando

    Es genial. Una pregunta tan corta como incisiva. Me ha encantado. Un abrazo.

  • http://silverolusplater.blogspot.com/2009/06/premio-blog-dorado.html Silverolus

    Desde Argentificia te he galardonado con el Premio Blog Dorado.

  • http://miespejo.wordpress.com alejandro

    ¿Y la fuente de esta historia cual es?

    Porque yo tengo un libro de punset donde se afirma que el protagonista de esta historia no se llama lev llandau, sino eugene chudnosky….

    http://miespejo.wordpress.com/2007/06/06/cuenta/

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    Hola Alejandro.
    La anécdota está sacada de una vieja revista de curiosidades cientí­ficas (no recuerdo el tí­tulo) de hace más de 10 años.
    Se me ha ocurrido buscar en Google “Lysenko Landau” y puedes comprobar que esta anécdota se reproduce en miles de páginas y por los mismos protagonistas.

    Un saludo

  • http://miespejo.wordpress.com alejandro

    Esta historia la conocí­ a traves de la entrevista que Eduard Punset realizó a Chudnosky y no soy el único que tiene la misma fuente.

    http://ostinato-rigore.bloc.cat/post/779/25936

    Es curioso que para otorgar veracidad a una fuente se recurra a un ad-populum made in google, máxime si ademas visito varias de esas historias y en ninguna aparece la fuente. (Cosa que por cierto yo tampoco puse.. jejeje)

    Y ya que estamos con temática darwinista recuerdo un reciente articulo de fogonazos en el que Darwin comprobó como todo un pais avalaba un hecho del que en realidad no existia evidencia ninguna de que asi hubiese ocurrido.

    http://fogonazos.blogspot.com/2009/06/darwin-y-las-plantas-que-crecian-al.html

    Supongo que nunca se sabrá la verdad o al menos yo no tengo intencion de realizar la labor extenuante para hallarla. Sin embargo prefiero confiar en una publicación de un divulgador-periodista que entrevista personalmente al protagonista que en la tipica curiosidad de revista sin fuente contrastada.
    Eso y que ademas creo que el diálogo según Punset tiene mucha mas gracia y me parece un comentario mas ocurrente en una situacion como la que se describí­a.

    Quizá algun dia, navegando por ahí­, averiguare que sucedió realmente y quienes fueron los protagonistas. Hasta entonces, desconfiaré del ad-populum y de las curiosidades y leyendas urbanas muchas de ellas demostradas falsas y que aun así­ se siguen divulgando como verdad.

    Un saludo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    Perdona Alejandro, mi intención no era justificar mi “fuente” por el número de entradas que aparecí­an buscando en Google, sólo me parecí­a curioso que los protagonistas, para muchos internautas, fueran los mismos.
    Ahora que estoy en casa te puedo decir que la fuente es “Qué divertida es la ciencia” libro de la revista Muy Interesante del año 2001.
    ¿Sabes la edad que tení­a Chudnosky cuando ocurrió esta anécdota?. Es sólo una curiosidad.

    Un saludo

  • http://miespejo.wordpress.com alejandro

    Casualmente el libro lo tengo prestado y ademas no recuerdo si aparecí­a la edad. Pero teniendo en cuenta que Lysenko murió en el 76 y Chudnovsky nació en el 48.. debió ser muy joven.

    Yo creo que lo mas sencillo y directo seria preguntarle a él en persona. Quien sabe, a lo mejor fue Landau, el pasaba por ahi y se apunto el mérito.
    Así­ despejamos las dudas.

    Mi ingles no es muy bueno, te animas tu?

    Email address: eugene.chudnovsky@lehman.cuny.edu
    Phone Number: 718.960.8770
    Office: Gillet Hall, 229

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    No contesta

  • Pingback: Harol Páramo

  • Pingback: Gabriela Alejandra

  • Pingback: javier

  • Pingback: Marcos Ley

  • Pingback: Anónimo

Switch to our mobile site