Tag Archive for: posguerra

¿Cómo arreglaba Franco las tanganas en los partidos Madrid-Barcelona?

11 ene
11 enero 2012

Durante el año pasado tuvimos la suerte de disfrutar de varios enfrentamientos entre el Real Madrid y el Barcelona, y la desgracia de contemplar como la rivalidad mal entendida desembocaba en tanganas. Que pase entre aficionados, aún siendo criticable, es más entendible pero es lamentable que ocurra entre profesionales. A veces, más de las necesarias, a los medios de comunicación también les gusta calentar los previos de los partidos y, al día siguiente, hacer crónicas más centradas en lo puramente extradeportivo. Las tanganas no son exclusivas del fútbol moderno pero, en tiempos de Franco, las crónicas evitaban meter el dedo en la llaga… por imperativo legal.

Tras un partido Madrid-Barcelona en la década de los cuarenta, los directores de los periódicos recibieron esta notificación:

A partir de esta fecha y a los efectos de informaciones y crónicas deportivas, fundamentalmente futbolísticas, este periódico habrá de observar, necesariamente, las siguientes instrucciones dictadas por la superioridad: no se podrá publicar más material que la denominada “película del partido” y el comentario a su desarrollo. Quedan prohibidas las incidencias que pudieran ocurrir ajenas al juego, y dentro de éste, todo lo que haya podido resultar antideportivo y aun dentro de las reglas del mismo, suprimiendo las tan usadas frases de “patadas alevosas”, “juego subterráneo”, agresiones entre jugadores, actos de gamberrismo entre el público… y en general todo aquello que pueda enconar o exacerbar las pasiones entre las distintas regiones españolas.

Fuente: Los años del NODO – Rafael Abella y Gabriel Cardona

Share

El presidente americano que fue alcalde de Marbella.

04 ene
4 enero 2012

El municipio de Marbella (Málaga) ha estado en el candelero, en estos últimos años, por circunstancias ajenas a su encanto pero en 1959 tuvo un ilustre alcalde… el presidente americano Eisenhower.

Los años de la posguerra son los de la escasez. La reconstrucción económica de España es harto difícil: a la falta de bienes de equipo, materias primas y energía se une la falta de comercio exterior y de inversión extranjera (por el aislamiento internacional y la política económica del autoabastecimiento). El fin de la II Guerra Mundial y la posterior Guerra Fría entre las dos potencias mundiales harán que Franco, como acérrimo enemigo de los comunistas, se acerque a los EEUU como padrino en el contexto internacional. Supongo que pesó más aquello de “el enemigo de mi enemigo es mi amigo” que el régimen dictatorial de Franco porque en el 1953 se firmaba el Pacto de Madrid por el que los Estados Unidos proporcionarían ayuda económica y militar a España a cambio de construir y utilizar las bases aéreas y navales en territorio español. El siguiente éxito en política internacional se producía el 14 de diciembre de 1955, la Asamblea General de la ONU admitía a 16 nuevos países, entre los que se encontraba España.

El espaldarazo definitivo del apoyo americano ante la comunidad internacional se iba a producir el 21 de diciembre de 1959. El presidente americano, Eisenhower, decidió incluir a España en un viaje internacional por Europa, Oriente Próximo, Norte de África, India y Pakistán. Madrid se engalana para la visita con 60.000 banderas de España y Estados Unidos y 20.000 retratos de Eisenhower y Franco, y se obliga a que los colegios y empresas cierren sus puertas el día de la visita. Tras aterrizar en la base americana de Torrejón, Franco recibe a Eisenhower al pie de la escalerilla con un abrazo que será portada.

Recorren Madrid en un coche descapotable y la gente lo recibe con vítores y ondeando las banderas española y americana (a modo de “Bienvenido, Mister Marshall” de Berlanga), una cena de gala amenizada por el guitarrista Andrés Segovia, discursos de colaboración y enaltecimiento de la amistad… y tras 19 horas en suelo patrio, parte en dirección Rabat. Lógicamente, Eisenhower fue agasajado con varios presentes del pueblo español: mantillas, libros, cuadros, muñecas vestidas con trajes típicos (¿serían como la bailaora que haría furor años después sobre los televisores de este país?), puros canarios de un metro de longitud y 5 cm. de grosor, y, para rematar la faena, un documento que le acreditaba como alcalde honorario de Marbella.

Fuentes e imagen: ABC, el País, Los años del NODO – Rafael Abella y Gabriel Cardona

Share

¿Por qué nunca habéis visto billetes con la cara de Franco?

08 nov
8 noviembre 2011

Recuerdo que mi primer gran proyecto de negocio fue el recoger monedas antiguas de Franco porque en algún sitio escuché que aquellas monedas, al cabo de los años, tendrían mucho valor… tenía siete u ocho años. Pero nunca me paré a pensar que lo que no había eran billetes con la cara de Franco, algo extraño siendo un dictador con sus correspondientes aires de grandeza y omnipotencia.

Hubo un par de intentos pero no llegaron a buen puerto. El 29 de septiembre de 1936 Franco fue nombrado Generalísimo de las Fuerzas de tierra, mar y aire por la Junta de Gobierno en Burgos y, pensando que sería cuestión de días la toma de Madrid, se encargó la fabricación de billetes (25, 50, 100 y 500 ptas) con el rostro de Franco a dos empresas inglesas, Thomas de la Rue y Bradbury Wilkilson and Co. La primera rechazó el pedido por ser el fabricante del Gobierno legítimo de España y el segundo, aunque llegó a fabricar las planchas y comenzar la impresión, desistió por las presiones del Gobierno británico.

Terminada la guerra y siendo ya Jefe de Estado, en 1940 volvió a la carga con el tema de los billetes. Esta vez se encargó el pedido a la empresa italiana Coen & Cartevalori, esperando no tener problemas por estar situada en un país amigo. Esta vez los problemas no vinieron por la parte del fabricante sino por decisión del propio Franco, aconsejado por sus colaboradores, al considerar que dichos billetes serían rechazados por el comercio internacional que no simpatizaba con el Régimen.

Prueba billetes de Franco

En el año 2002, la casa Afinsa, subastó ejemplares de prueba y llegaron a los 23.000 euros.

Imagen: Historia y Numismática
Fuente: Los años del miedo – Juan Eslava Galán

Share

Nos calentamos quemando dinero, decía un alemán en los años 20

03 jul
3 julio 2011

Tras la firma del Tratado de Versalles, 28 de junio de 1919, se ponía fin a la Primera Guerra Mundial. Los aliados (Francia, Gran Bretaña y EEUU) impusieron a Alemania la reducción del número de efectivos de su ejército y de armamento, concesiones territoriales y, sobre todo, cuantiosas indemnizaciones económicas. Estas indemnizaciones ascendían a 132.000 millones de marcos que, de hecho, Alemania no llegó a liquidar en su totalidad hasta el 2010.

Para financiar estas enormes deudas, el gobierno alemán emitió grandes cantidades de dinero, sin ningún tipo de control, que produjeron un incremento brutal de los precios (hiperinflación). Los precios subían cada día, incluso haciendo cola para comprar los bienes de primera necesidad (se cumplía el dicho popular “al que madruga Dios le ayuda“). El billete de metro pasó de 0,10 marcos, en 1918, a 150 millones en los años 20; el sello más caro era el de 4 marcos y en 1923 era de 50.000 millones…
Llegó un momento en el que el valor del papel en el que se imprimían los billetes era mayor al nominal y se daban situaciones como niños jugando a construir castillos o utilizarlo como combustible:

Imágenes: Perrito piloto

Share

Roberto Alcázar y Pedrín, ¿héroes de cómic o propaganda franquista?

10 jun
10 junio 2011

Roberto Alcázar y Pedrín fue una serie española de historietas creada en 1940 por el guionista y editor Juan Bautista Puerto, propietario de la Editorial Valenciana, y el dibujante Eduardo Vañó Pastor. Es la más longeva de la historia del cómic español, con un total de 1.219 cuadernos a lo largo de 35 años, hasta 1976.

Roberto Alcázar, el yerno perfecto para cualquier suegra, es una especie de detective que junto a su joven ayudante, Pedrín, luchan contra el crimen. Pero si nos centramos en Roberto Alcázar y rascamos un poquito podremos encontrar algunas ¿casualidades?…

  • El aspecto físico. Creo que el modelo utilizado bien podría haber sido José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española.  Su imagen fue honrada durante la guerra civil española y la dictadura franquista.
  • El nombre. Los franquistas siempre simpatizaron y apoyaron, en la medida de sus posibilidades, las fuerzas del Eje (Alemania, Italia y Japón) en la Segunda Guerra Mundial. Si separamos el nombre de nuestro héroe por sílabas: RO, BER y TO nos queda el comienzo de cada una de las capitales de los países que formaron el Pacto del Eje (ROma, BERlín y TOkio)
  • El apellido. Alcázar podría hacer referencia al Alcázar de Toledo. Símbolo de resistencia por parte de los nacionales durante la guerra civil y de propaganda franquista.

Ahora cada uno que saque sus propias conclusiones…

Share

Sanción a un guardia civil por “falta de autoridad dentro de la esfera conyugal” (1940)

29 may
29 mayo 2011

Según la página de la propia Guardia Civil es el primer cuerpo de seguridad pública de ámbito estatal surgido en España. Su creación se produjo a poco de comenzar el reinado de Isabel II y fue impulsada por el gobierno de González Bravo con el consenso de las demás fuerzas políticas a través de los decretos de 28 de marzo y 13 de mayo de 1844. Su organización se encomendó al Duque de Ahumada y su objetivo era hacer frente a la alarmante situación de inseguridad generada por el bandolerismo que desde la Guerra de la Independencia azotaba los caminos y campos del país.

Guardia Civil

Su presencia en actividades humanitarias de todo tipo, culto al honor y rigor en el desempeñó de su servicio, le granjearon muy pronto el respeto y admiración del pueblo español, que pasó a denominarla con el sobrenombre de Benemérita (título que se hizo oficial a partir de 1929). Igualmente, estaban sometidos a un férrea y rigurosa reglamentación que dio lugar a situaciones como la que da título a este post (recordemos que el Cuerpo de Carabineros de España fue un cuerpo armado español cuya misión era la vigilancia de costas y fronteras y represión del fraude y el contrabando, creado en 1829 e integrado en la Guardia Civil en 1940):

Remitido por mi amigo Senovilla.

Share

El tontódromo, donde cazar y pescar

03 ene
3 enero 2011

Existe el hipódromo, el canódromo, el aeródromo, el autódromo y, en tiempos de la posguerra, el tontódromo.

Este curioso lugar “de tonteo” estaba situado en los paseos, calles principales o plazas  de las distintas poblaciones (calle Serrano en Madrid, paseo Alfonso X el Sabio en Murcia, la Plaza Mayor en Salamanca, calle Maestra en Jaén,  el Paseo de la Concha en San Sebastián…). Los días de fiesta, y después de misa, acuden las pandillas de jóvenes de clase media. Ellos y ellas, por separado, acuden con sus mejores galas, repeinados y entremezclándose suaves aromas (agua de colonia de las madres) y fragancias varoniles (after shave tomado prestado del padre).

Comienza el ritual… Ellos, se pavonean como reclamo para cazar alguna presa que les permita algo más que un beso – aunque también los hay que buscan novia formal-; ellas, lanzan sus redes para ver si cae algún “pececillo” que las lleve al altar. Ellas, aconsejadas por sus madres, saben que sólo podrán casarse si mantienen intacto su preciado “tesoro”. La caza y la pesca se pueden dar en el mismo medio.

Fuente: Los años del miedo – Juan Eslava Galán, De la alpargata al seiscientos – Juan Eslava Galán
Imagen

Share

¿Tienes ya tu tarjeta de fumador?

19 oct
19 octubre 2010

Igual que existieron las cartillas de racionamiento, cuyo contenido dependía del poder adquisitivo, el 1 de octubre de 1940 se comenzaron a distribuir en los Ayuntamientos las “tarjetas de fumadores“.

Los requisitos para poder acceder a dicha tarjeta y conseguir el preciado botín:

  • Partida de nacimiento (sólo para mayores de edad)
  • Declaración jurada que acredita que se es fumador.
  • Certificado de buena conducta (emitido normalmente por el párroco).

Y otro… Ser hombre. Estaba mal visto que las mujeres fumasen: “eso es cosa de putas“.

Esta tarjeta da derecho a adquirir en las Expendedurías de esta ciudad, la cantidad de tabaco proporcional a cada saca durante los tres primeros días. Dicha cantidad se anunciará oportunamente y antes de comenzar la expendición de cada saca.

Como ejemplo esta publicación en ABC de noviembre de 1945 en la que se anuncia la venta de cigarrillos “Lucky”

Tal y como se están poniendo las cosas, no os extrañe que algún día volvamos a utilizar estas tarjetas.

Imágenes: Fernando Solís, Fotos de la Guerra Civil. Fuente: Los años del miedo – Juan Eslava Galán.

Share

Switch to our desktop site