Archive for month: marzo, 2012

Un duelo de altura, cada uno de los duelistas en un globo aerostático

30 mar
30 marzo 2012

Ya hablamos en su momento del duelo más largo de la historia pero el duelo de hoy, entre los franceses Monsieur de Grandpre y Monsieur de Pique, destaca, no por su duración, sino por ser de altos vuelos… a unos 600 metros de altura.

Monsieur de Grandpre y Monsieur de Pique, sin saberlo ninguno de los dos, compartían los favores, y la cama, de unas de las bailarinas más famosas de París, la señorita Tirevit. Aquel triángulo amoroso no podía durar mucho y uno de los componentes masculinos lo descubrió. Como era de esperar, se retaron a un duelo. Pero como eran caballeros de alta alcurnia o quizás como homenaje a sus compatriotas Jacques Alexandre Charles y Nicolas-Louis Robert, por el primer vuelo tripulado en globo, decidieron dejar a un lado los vulgares duelos en tierra y hacerlo en un globo aerostático. Se fijaron las particulares reglas de aquel singular duelo y se emplazaron dentro de un mes, tiempo necesario para construir dos globos idénticos, junto al Palacio de las Tullerías (París).

El 3 de mayo de 1808 una multitud de parisinos se congregaron para contemplar el particular duelo. Según las reglas establecidas, cada uno llevaría un trabuco, que sólo se podría disparar cuando se llegase a los 600 metros, y, además, irían acompañados por otra persona que se encargaría de manejar el globo. A las 9 de la mañana se inició la ascensión y cuando llegaron a la altura establecida, separados ambos globos por unos 80 metros, Pique disparó… pero falló el tiro. Grandpre apuntó, disparó y acertó… pero no a Pique sino al globo. El globo se fue desinchando y se estrelló contra los tejados parisinos. Pique y su piloto – por lo visto, un daño colateral – murieron. Grandpre aterrizó a unos kilómetros de donde habían partido y… lo siento, no os puedo decir si fueron felices y comieron perdices.

Fuentes e imagen: The duel: a history of duelling – Robert Baldick, Curious Expeditions, PW Style

Share

Mientras sus familias eran encarceladas, el regimiento de japoneses de los EEUU era el más condecorado

28 mar
28 marzo 2012

Tras el ataque de la Marina Imperial Japonesa a la Flota del Pacífico de la Armada de los Estados Unidos en Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, y la posterior declaración de guerra de EEUU contra Japón, el gobierno de Franklin D. Roosevelt decretó el traslado e internamiento de los japoneses residentes en los EEUU – incluso de segunda y tercera generación, nisei y sansei respectivamente, con la ciudadanía estadounidense – en campos de reasentamiento (hablando en plata, campos de concentración). La sospecha de que el ataque a Pearl Harbor había recibido la ayuda de japoneses residentes en Hawai y el miedo a que los ciudadanos de origen japonés actuasen como quinta columna, justificó la creación de estos campos. En 1942, la War Relocation Authority, el organismo responsable de la detención y el traslado, había construido diez campos en siete estados y transferido a ellos más de 100.000 personas.

Como en Hawai los ciudadanos de origen japonés suponían más de un tercio de la población total, la medida de internamiento no tuvo la misma rigurosidad que en el continente. Paralelamente a la ley de internamiento, el Departamento de Guerra emitió una orden para que se licenciase a todos los soldados de ascendencia japonesa del servicio activo. Sólo unos cientos quedaron en la Guardia Nacional de Hawai. Este pequeño grupo fue trasladado a un campamento de Wisconsin y allí tuvo que superar cientos de pruebas, demostrar su valía y jurar morir por los EEUU. El 1 de febrero de 1943, y tras justificar su lealtad a la patria, el gobierno americano revocó la orden y permitió a los ciudadanos estadounidenses de origen nipón, los de segunda y tercera generación, formar parte de las Fuerzas Armadas. Levantado el veto, se presentaron muchos voluntarios, sobre todo de Hawai, y se creó el 442º Regimiento de Combate compuesto casi en su totalidad por soldados de origen japonés. Durante toda la guerra, y adscritos al 442º, 14.000 soldados de origen japonés lucharon contra los alemanes en Italia, Francia y Alemania.

Regimiento 442º

Ironías de la vida, este Regimiento ha sido el más galardonado con distinciones al mérito y al valor en toda la historia de los EEUU… un total de 18.143. De entre ellas 21 Medallas de Honor (la máxima condecoración militar de los EEUU). En 1988, el presidente Ronald Reagan firmaba la Ley de Libertades Civiles por la que se concedieron indemnizaciones a los ciudadanos americanos de origen japonés que habían sido internados durante la Segunda Guerra Mundial. La ley garantizaba a cada internado superviviente una indemnización de 20.000 y, además, se reconoció que el internamiento se basó en “los prejuicios raciales, la histeria bélica y la falta de liderazgo político“.

Fuentes: 442nd Regimental Combat Team, Medal of Honor Recipients,

Share

La ciudad que fundaron los hijos ilegítimos de Esparta.

27 mar
27 marzo 2012

A finales del siglo VIII a. C. Esparta y Mesenia se enfrentaron en la llamada primera guerra mesenia, de las que habría dos más. Esparta crecía y necesitaba nuevas tierras donde asentar a su población… las fértiles tierras de Mesenia fueron su objetivo. En esta guerra no hubo batallas decisivas que decantasen la victoria por uno u otro bando, fue más bien una campaña de acoso y derribo por lo que se prolongó más de la cuenta para los intereses de los espartanos… 19 años.

La población de Esparta estaba compuesto por los ciudadanos con todos los derechos y los esclavos (los periecos, sometidos sin el empleo de la fuerza, y los ilotas, de tierras conquistadas por la fuerza). La proporción durante las épocas de paz eran de 20 esclavos por cada espartano, pero en épocas de guerra, como el ejército estaba compuesto solamente por espartanos, la proporción se disparaba. Como el conflicto con Mesenia se prolongó en demasía, la Gerusía (el órgano de gobierno), por miedo al posible levantamiento de los esclavos y ante la cuantiosas bajas sufridas, impuso la eunomia (igualdad de todos ante la ley). Durante este periodo de tiempo, en el que todos eran iguales, hubo muchos nacimientos de los llamados Parteni (hijos de mujeres espartanas con esclavos o con jóvenes guerreros que fueron enviados de vuelta a casa cuando el conflicto se prolongó, con el fin de procrear y evitar la escasez de futuros hombres).

Con la victoria de Esparta y el regreso del grueso del ejército se derogó la eunomia y los parteni pasaron de iguales a hijos ilegítimos. Ante tamaña injusticia se rebelaron, pero los espartanos sofocaron la revuelta y los expulsaron. En 706 a.C., y liderados por Falanto, llegaron al Sur de la península itálica y fundaron Tarento.

Fuente: The Greek cities of Magna Graecia and Sicily – Luca Cerchia, Los ciudadanos de Esparta, Licurgo y Esparta,

Share

El joven John Simpson y su burro, los héroes de Galípoli

26 mar
26 marzo 2012

John Simpson Kirkpatrick nació en South Shields (Inglaterra) en 1892; era un muchacho solitario, siempre rodeado de animales y que desde muy joven ya comenzó a dar muestras de su carácter: con sólo 13 años salvó a dos niños que se estaban ahogando en el río Tyne. Cuando tenía 17 años falleció su padre y asumió el papel de sostén de su madre y hermana. Un año más tarde se enroló como fogonero en el buque de la marina mercante SS Yedo. Durante el viaje a Australia se dio cuenta de que aquello no era lo suyo: demasiado tiempo encerrado sin ver la luz del sol, una férrea disciplina… Cuando llegaron a Newcastle (Australia) desertó. En Australia trabajó cortando caña, en las minas de carbón y, sobre todo, como pastor. A pesar de no ganar mucho, seguía enviando dinero a su familia aunque a él apenas le quedase para sobrevivir. Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, John se alistó en la ANZAC (Australian and New Zealand Army Corps) y fue asignado al Cuerpo Médico como camillero. Nada se le había perdido a John en aquella guerra, para él era sólo una forma de poder regresar a casa… el convoy de la ANZAC, con el SS Medic donde él fue embarcado, partía hacia Europa.

Pero todo se torció… el convoy fue desviado a Egipto y unos meses más tarde a Turquía. La batalla de Galípoli, también llamada batalla de los Dardanelos, fue una operación combinada, en forma de desembarco, entre británicos, franceses y la ANZAC para controlar el estrecho de los Dardanelos. Algún error de cálculo y la bisoñez de los mandos dejaron a las tropas aliadas atrapadas entre el mar y las colinas en poder de los otomanos. El gran número de bajas obligó a reducir el número de camilleros por unidad a dos, y Simpson, que siempre se entendió mejor con los animales que con las personas, decidió, por su cuenta y riesgo, que su compañero sería un burro que había encontrado en la ladera de la montaña al que llamó Duffy. Con Duffy se dedicó a llevar los heridos desde el frente hasta la playa y cuando regresaba a recoger más, llevaba agua a los soldados.

Todos los días desde las 6.30 de la mañana hasta que anochecía, entre disparos y metralla, atravesaba el campo de batalla para recoger a los heridos. Como actuaba por su cuenta, incluso dormía y comía con los soldados indios de una unidad de artillería que tenían mulas, su oficial al mando le amenazó con arrestarle por indisciplina… cuando vio la popularidad y respeto que se había ganado entre la tropa se olvidó del tema. Durante 24 días, y unas 15 veces al día, Simpson y Duffy estuvieron atravesando aquel infierno hasta que… el 19 de mayo de 1915, con apenas 22 años, un francotirador acabó con su vida. Habían rescatado más de 300 soldados.

Fue recomendado para varios galardones pero, hipócritamente, se le denegaron por sus actos de indisciplina. Aún así, en años posteriores y como reconocimiento a su labor, la imagen de Simpson con Duffy y un soldado herido apareció en sellos, billetes y monedas.

Fuentes e imágenes: Simpson and his donkey, Australian War Memorial,

Share

Consecuencias de dejar a tu novio cuando se va a la guerra

25 mar
25 marzo 2012

La Guerra del Rif (1911–1927), fue un enfrentamiento originado en la sublevación de las tribus rifeñas (región montañosa del norte de Marruecos) contra la ocupación colonial española. El contigente español estaba compuesto en su mayoría por soldados de reemplazo que no entendían aquella guerra y que sólo deseaban volver a sus casas.

Uno de estos jóvenes soldados tenía asombrados a todos sus compañeros del destacamento por el cariño que continuamente demostraba a su novia: escribía cartas todos los días, no paraba de hablar de ella, mostraba su foto a todo el mundo… Pero dicen que la distancia es el olvido. Un buen día recibió una carta de su novia, cuando vieron la expresión del muchacho comprendieron que eran malas noticias… le dejaba porque había conocido a otro con el que pensaba casarse y, además, le pedía que le devolviese la foto. Los comentarios de sus compañeros mejor no reproducirlos. Como tener la moral baja y la cabeza en otro sitio, en medio de una guerra, es harto peligroso, sus compañeros decidieron echarle una mano para darle un escarmiento. Reunieron las fotografías de las novias de todo el destacamento, incluída la de la susodicha, y se las enviaron en un paquete con una nota del soldado:

Haz el favor de quedarte con la tuya y devolverme el resto. Créeme que lo siento pero no recuerdo bien cuál es la tuya.

Fuente: Aprender del pasado – José Manuel Pina Piquer

Share

Cuando las prostitutas gobernaban la Iglesia

22 mar
22 marzo 2012

En la historia del papado al período comprendido entre el nombramiento de Sergio III en 904 y la muerte de Juan XII en 964 se le denomina Saeculum Obscurum (la edad oscura) aunque es más conocido como Normas de las putas o Pornocracia tal como recogió en sus Anales Eclesiásticos el cardenal e historiador del siglo XVI Cesare Baronio. Durante este período los Papas estuvieron bajo la influencia de dos prostitutas: Teodora y Mazoria, madre e hija.

Teodora y Mazoria

Tras la muerte de León V, apoyado por la familia Spoleto y por su primo Teofilacto, senador y magister militum de Roma, se elige nuevo Papa a Sergio III en 904. Como recompensa Teofilacto fue nombrado vestararius (el que controlaba las finanzas) y más tarde cónsul, y su esposa senatrix de Roma. Teodora, la esposa de éste, también apoyó al nuevo Papa… pero desde la cama, donde le ayudaba a tomar las decisiones más importantes. Con 15 años, y siguiendo los pasos de la madre, Mazoria también pasó por la cama del Papa con el que llegó a tener un hijo, Juan. Tras la muerte de Sergio III, Teodora nombraría a los tres siguientes: Anastatius III (911-913), Lando (murió después de 6 meses) y a Juan X en 914. Dos años más tarde fallecía Teodora y Mazoria tomaba el relevo.

Además de Juan, Mazoria tuvo otro hijo, Alberico II, con su primer marido Alberico I de los Spoleto. Los discrepancias con Juan X llegaron al poco tiempo y utilizando el poder de su segundo marido, Guy de Toscana, lo encarceló y falleció en extrañas circunstancias mientras estaba en prisión. Igual que hizo su madre eligió a los tres siguientes Papas: León VI (durante siete meses en 928), Esteban VII (928-931) y a Juan XI (931-935) (el hijo que había tenido con Sergio III). Su hijo, otorgándole el poder absoluto, la nombró senatrix Patricia Romanorum. Tras el fallecimiento de su segundo marido, Mazoria intentó seguir ganando poder casándose con Hugo, rey de Italia, pero había un pequeño gran problema… pequeño porque aunque necesitaba anular su matrimonio su hijo era el Papa y gran porque su otro hijo, Alberico II, lideró la oposición a aquella boda.

Boda de Hugo y Mazoria

Alberico II asumió el título de príncipe y senador de los romanos y gobernó Roma. El día de los esponsales de su madre con el rey Hugo mandó apresarla y la encerró hasta su muerte en 936. El hijo asumió el papel de la madre y continuó eligiendo Papas hasta que en 955 nombró a su propio hijo, y por tanto nieto de Mazoria y bisnieto de Teodora, Juan XII que ocupará el trono de San Pedro hasta 964.

Fuentes: Italy and the Papal Pornocracy, Saeculum Obscurum, Christian Pornocracy & The Rule of the Whore

Share

El periodista que pagó el mal perder de Fidel Castro… al golf

21 mar
21 marzo 2012

Fidel y Raúl Castro, Ernesto Guevara y Camilo Cienfuegos lideraron el movimiento revolucionario cubano que provocó la caída de la dictadura del general Fulgencio Batista, el 1 de enero de 1959, y la llegada al poder del líder del Ejército Rebelde: Fidel Castro. Una de la primeras medidas que tomó el nuevo régimen fue la prometida ley de reforma agraria, para lo que se creó el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) que se convertiría en el centro del poder del Estado cubano. Comenzaron las expropiaciones, nacionalizaciones y confiscación de bienes en manos de la clase alta, cercanos a Batista, y a algunas empresas estadounidenses así como la de otros países. Estas nuevas medidas también afectaron a un deporte tan imperialista como el golf, algunos campos fueron roturados para el cultivo otros convertidos en escuelas militares… sólo quedó el Varadero Beach.

A finales de 1962, poco después de la Crisis de los misiles, y como un guiño o muestra de paz al presidente J.F. Kennedy se disputó un partido de golf entre Fidel Castro y el Che. Lorenzo Fuentes, el periodista que cubría la noticia, y por indicaciones de Fidel, ya tenía el titular para el día siguiente “El presidente Castro desafía al presidente Kennedy a un partido amistoso de golf“. Como Fidel nunca había jugado al golf tuvo que recibir unas clases rápidas del Che que en su Argentina natal había sido caddie para ganar algo de dinero. El juego se convirtió en una pelea de gallitos a los que no les gustaba perder… al final, lógicamente, se impuso el Che. Sobre un campo de par 72, el Che hizo +55 y Fidel +78.

Cuando Lorenzo Fuentes escribió la crónica del partido no obvió un pequeño detalle que no gustó… Fidel había perdido el partido. Al día siguiente fue despedido y cayó en desgracia ante el régimen hasta que pudo huir a Miami.

Fuentes: The Wall Street Journal, The Independent

Share

Caballos preparados para luchar contra elefantes

20 mar
20 marzo 2012

Rajastán es en la actualidad el mayor de los estado del noroeste de la India. Antiguamente fue conocida como Rajput, el reino de los rajput, ya que desde el siglo VI estuvo gobernado por la casta de guerreros rajput, término sanscrito que significa hijos del rey. La conquista de los musulmanes en el siglo XII, con la posterior creación del sultanato del Delhi, y las incursiones del mogol Tamerlán en el siglo XIV, el subcontinente indio quedó dividido en varios Estados: unos musulmanes, otros formando parte del Imperio Mogol… hasta que a mediados del siglo XIX, la mayor parte de la India estaba bajo el control de la Compañía Británica de las Indias Orientales. Durante todos estos siglos de incursiones, conquista y dominación el estado de Rajastán permaneció independiente, en diferentes grados, gracias a los aguerridos rajputs… y a sus caballos Marwari.

Cada rajput criaba y educaba a su propio caballo, siempre de la raza Marwari, y que luego sería su compañero en la batalla. Esta raza se ha caracterizado por su inteligencia, lealtad y valentía. Además, físicamente, tiene una marca distintiva… orejas puntiagudas con las puntas mirando hacia dentro incluso llegando a tocarse.

Cuando los rajput tuvieron que hacer frente a los elefantes mogoles decidieron tirar de imaginación… dotaron a sus caballos de una especie de trompa para engañar a los elefantes adultos y hacerles creer que eran elefantes jóvenes, lo que les permitiría acercarse hasta ellos sin ser atacados.

Rajput y su Marwari-elefante

En la Batalla de Haldighati (1576) se enfrentaron las fuerzas del Maharana Pratap, gobernante de Mewar (Rajastán), y el gobernador mogol Jalal ud-Din Muhammad Akbar. Según cuenta la leyenda, y el cuadro que representa dicha batalla, el Maharana Pratap y su fiel caballo Chetak, con la trompa postiza, pudieron acercarse hasta el elefante del general Raja Man Singh, que dirigía el ataque de los mogoles. Cuando estuvo frente a él, Chetak se levantó sobre las patas traseras y el Maharana Pratap le arrojó la lanza. Sin embargo, el general pudo esquivarla y mató al mahout. Al caer, tiró de la oreja del elefante y se giró bruscamente hiriendo de gravedad a Chetak en una pata. Herido de muerte todavía tuvo fuerzas para sacar a su rajput de la lucha y ponerlo a salvo. Fue una derrota para los rajput pero esta batalla se utiliza para demostrar la valentía y lealtad de los Marwari.

Batalla de Haldighati

Fuente e imágenes: CNN, Himalayan Foot Steps

Share

La nación española es la reunión de los españoles de ambos hemisferios… ¿todos?

19 mar
19 marzo 2012

El pasado día nueve el original de la Constitución de 1812, la Pepa, regresó a Cádiz, la ciudad donde se redactó y promulgó hace 200 años. Fue nuestra primera Constitución que consiguió algo que parecía harto difícil… poner de acuerdo a liberales y absolutistas. Gracias al respaldo de los diputados que representaban a los territorios de América, en su mayoría pertenecientes a la burguesía criolla, se reconocía la igualdad de todos los territorios y de todos los españoles:

La nación española es la reunión de los españoles de ambos hemisferios

Y según el artículo 5 se determinaba quién eran españoles:

1. Todos los hombres libres nacidos y avecindados en los dominios de las Españas, y los hijos de éstos.
2. Los extranjeros que hayan obtenido de las Cortes carta de naturaleza.
3. Los que sin ella lleven diez años de vecindad, ganada según la ley en cualquier pueblo de la Monarquía.
4. Los libertos desde que adquieran la libertad en las Españas.

Por tanto, se incluía a indígenas, mestizos, castas pardas (los que por cualquier línea tenían ascendencia africana) y negros libres… sólo quedaban excluidos los esclavos. Entonces, ¿todos los españoles éramos iguales y teníamos los mismo derechos? Casi.. En los artículos 27 y 28 se determina que las Cortes son la reunión de todos los diputados que representan la Nación, nombrados por los ciudadanos y cuya representación nacional será la misma en ambos hemisferios (fijada por el número de habitantes), pero el artículo 22 es la clave del atropello:

[son ciudadanos] A los españoles que por cualquier línea son habidos y reputados por originarios del Africa [castas pardas], les queda abierta la puerta de la virtud y del merecimiento para ser ciudadanos: en su consecuencia las Cortes concederán carta de ciudadano a los que hicieren servicios calificados a la Patria, o a los que se distingan por su talento, aplicación y conducta, con la condición de que sean hijos de legítimo matrimonio de padres ingenuos [libres]; de que estén casados con mujer ingenua, y avecindados en los dominios de las Españas, y de que ejerzan alguna profesión, oficio o industria útil con un capital propio.

Por tanto, negros, mulatos y zambos debían ganarse la ciudadanía. Su color representaba la mancha de la esclavitud… Tras esta exclusión, clasista y racista, se escondían intereses políticos por parte de los representantes peninsulares… como la población americana era superior a la peninsular, y la elección de representantes era proporcional a la población, con la eliminación de derechos políticos a las castas pardas, que no civiles, casi se equiparaban las poblaciones y, por tanto, el número de representantes.

Share

El mayor espectáculo de Londres… el manicomio

18 mar
18 marzo 2012

Antiguamente, la locura se identificaba con males sobrenaturales, propios de posesiones demoníacas o como castigos divinos por los pecados cometidos. Posteriormente se comenzó a identificar como la pérdida de la razón cuyo único remedio era el confinamiento y los salvajes experimentos, más propios de la tortura, a los que los enfermos eran sometidos. En el siglo XIV, lo que había sido un convento de la Orden de la Estrella de Belén en Londres, se convirtió en el Bethlem Royal Hospital, también llamado Bedlam, y fue el primero en acoger pacientes con enfermedades mentales.

Lamentablemente el hospital no se hizo famoso por ser pionero en tratar enfermedades mentales sino por el brutal maltrato dispensado a los pacientes (los considerados violentos o peligrosos eran atados y encadenados). De hecho, el término Bedlam ha quedado como sinónimo de caos, confusión, alboroto…

Y para rematar la faena, durante el siglo XVIII y parte del XIX, Bedlam se convirtió en una atracción turística. Por el módico precio de un penique – el primer martes de cada mes era gratis – se podía contemplar el espectáculo que brindaban los pobres dementes. Además, si el espectáculo de aquel día no había cumplido con las expectativas se podían llevar palos para azuzar a los dementes y elevar el nivel del show. Algunos también les daban alcohol para ver cómo actuaban borrachos. En 1814 se registraron más de 96.000 visitas.

Fuentes e imagen: BBC,

Share

Indíbil el indomable

16 mar
16 marzo 2012

Nuestro archienemigo de hoy es uno de esos héroes de otros tiempos, símbolo junto a Numancia o Sagunto del orgullo que sentíamos por la terquedad hispana. La tozudez de Indíbil, junto a la de otro régulo indígena llamado Mandonio, formaba parte del temario en los colegios para acicate del espíritu patrio…

Vigésimo quinta entrega de “Archienemigos de Roma“. Colaboración de Gabriel Castelló

Pero… ¿Quién fue realmente Indíbil? No se sabe con certeza quienes fueron sus padres, pero sí de dónde era. Según los historiadores romanos Indíbil era el régulo de los ilergetes, por lo que podríamos ubicar su nacimiento sobre el 258 a.C. en la ciudad de Ilerda o contornada (actual Lleida) Es Tito Livio quien habla de él como Indíbilis, mientras que el griego Polibio, el cronista de Escipión Emiliano, le llama Andóbales. Tanto los nombres Indi como Ando, así como el sufijo -beles, son claramente ibéricos, contingencia que cuestiona la teoría de un posible origen celta de este correoso individuo.

¿Y quiénes eran los ilergetes? Era la etnia ibera que ocupaba buena parte de las actuales provincias de Lleida y Huesca. Los historiadores antiguos hablaron de una ciudad llamada Atanagrum como su capital, pero se desconoce aún su ubicación exacta. La gran ciudad de los ilergetes fue Ilerda, quizá la población ibera más importante al norte de Arse (Sagunto) Su posición estratégica entre el valle medio del Ebro y el mar, así como los recursos agrícolas y ganaderos del territorio, provocó que los dos grandes gallos que se alzaron en el Mare Internum codiciasen sus recursos.

guerrero ilergete

Aquí es donde entra Indíbil en la Historia. Muy poco sabemos de su apariencia y carácter, pues no hay descripciones ni físicas ni psicológicas del personaje, pero sí que sabemos como mudó de alianzas con cartagineses y romanos tratando de mantener al margen sus tierras de la sangrienta disputa que mantenían las dos potencias. Su búsqueda de un equilibrio beneficioso le hizo cambiar de lealtades según soplasen los vientos. Hoy consideraríamos deshonrosa una conducta así, pero para la sociedad ibera y celtibera del momento era completamente normal cambiar de parecer y bando a media contienda. Casos así, y peores, sucedieron pocos años después en la guerra de Viriato, el asedio numantino o durante la revuelta de Quinto Sertorio.

El caso es que, quizá antes o a raíz de la toma de Sagunto, claro ejemplo de la pasividad del Senado de Roma ante un ataque a una ciudad aliada, Indíbil optó por apoyar a los púnicos. Su pacto con Cartago le obligó a ponerse bajo el mando de Hannón, el comandante púnico que Aníbal Barca dejó para controlar Hispania mientras él emprendía su legendaria campaña italiana. Lo que no calculó Indíbil fue que la guerra entre Roma y Cartago se extendiese tan pronto a Hispania, y menos que un experto militar, Gneo Cornelio Escipión, recién desembarcado en Emporion (Ampurias, Girona), le plantase batalla a Hannón al frente de sus dos legiones y le derrotase frente a Cissa, un lugar muy próximo a la actual Tarragona. El revés púnico fue considerable: seis mil muertos y dos mil capturados, incluidos el propio Hannón e Indíbil. Asdrúbal Barca, que llegó tarde a la batalla con sus refuerzos, no pudo más que hostigar a la flota romana y mantener el Ebro como límite natural entre ambas potencias.

La liberación de Indíbil supuso la entrega de tributos y rehenes ilergetes a Roma, siendo expulsados de buena parte de los territorios que hasta el momento regía. Al año siguiente reanudó sus operaciones pro-púnicas hostigando a varias tribus celtíberas afines a los intereses de Roma. Su renovada alianza con Asdrúbal le dio rienda suelta para expandir su poder entre otros régulos vecinos menos belicosos, y más tras la derrota y muerte de los dos Escipiones en Kastulo e Ilorci (alto Guadalquivir, Jaén). La amistad cartaginesa no fue gratuita para el oligarca ilergete. Tuvo que entregar una buena cantidad de plata y a su propia esposa como rehén. Quizá cansado de la infinita codicia del Barca, o quizá atento al cambio de vientos que se estaba produciendo en Hispania, en el 209 a.C. Indíbil pactó con Publio Cornelio Escipión, hijo de uno de los Escipiones y nuevo legado enviado por el Senado de Roma para atajar el problema púnico. El romano aglutinaba bajo su mando a muchos iberos deslumbrados por su buena fortuna, algo que quizá decantase a Indíbil a cambiar de lealtades. La ayuda ilergete llegaría a cambio de la devolución de los rehenes que seguían en manos de Asdrúbal y la confirmación de su condición de rey vasallo de la República una vez Cartago fuese expulsada de Iberia.

Indibil y Mandonio

No se saben con certeza las causas, puede que los iberos viesen que Roma era un león vestido de cordero, o quizá los agentes bárcidas sobornasen a los régulos indígenas, pero el caso es que sólo un año mantuvo su nuevo pacto de fidelidad a Roma, pues en el 208 a.C. de nuevo Indíbil forma junto a los aliados iberos en las filas de Asdrúbal. La batalla de Baécula (quizá en Santo Tomé, Jaén) se saldó como la de Cissa para los intereses de Cartago. Asdrúbal consiguió huir, los púnicos fueron derrotados, otra vez Indíbil fue capturado y liberado a cambio de grandes tributos.

A la tercera no fue la vencida. El año siguiente Indíbil secundó una nueva revuelta hispana contra Roma fomentada por el cartaginés Magón. Otro régulo ibero, Mandonio de los ausetanos, que quizá era su cuñado, también acudió a la batalla que se libró en el 206 a.C. y que supuso el afianzamiento definitivo de Roma en la península. Escipión y su fiel Gayo Lelio masacraron a 20.000 sublevados en un angosto valle indeterminado de la Sedetania. Indíbil y Mandonio consiguieron huir.

La salida de Escipión a África dio alas de nuevo a la terquedad del régulo ilergete. De nuevo se alzaron los descontentos contra Roma, y de nuevo fueron derrotados, pero el manto de Lug no le cubrió en aquella ocasión: Indíbil cayó en combate y Mandonio fue entregado a los romanos como parte de la rendición incondicional, muriendo ejecutado poco después.

Muerte de Indíbil

Así fue la muerte de Indíbil según Tito Livio:

Una vez que cayeron acribillados por los dardos los que peleaban en torno al rey, que se mantenía en pie medio muerto y después quedó clavado al suelo por una jabalina

Share

La réplica de París construida como señuelo para los bombardeos

15 mar
15 marzo 2012

Aunque durante la Primera Guerra Mundial los bombardeos aéreos apenas tuvieron importancia en el desarrollo de la contienda, se podrían reseñar los bombardeos de Londres por los Zeppelines alemanes, en París debieron pensar que mejor curarse en salud. Ante la posibilidad de futuros ataques aéreos de los alemanes, decidieron construir una réplica de París como señuelo.

Iuminado daba la ilusión de un tren en movimiento

En 1918, cuando la Primera Guerra Mundial llegaba a su fin, se localizó una zona idónea para construir el señuelo en la periferia Norte de París, a unos 25 Km, en el bosque de Saint-Germain por el que, además, el tramo del río Sena que lo atravesaba era parecido al de la capital. Para darle más realismo en el proyecto figuraban réplicas en madera de edificios emblemáticos (como la estación Norte del ferrocarril, Gare du Nord), monumentos singulares (Arco del Triunfo), vías férreas falsas, la recreación de suburbios industriales y barrios como Saint-Denis o Aubervilliers.

Este señuelo estaba destinado para soportar los posibles bombardeos nocturnos, ya que durante la noche, y debido a que todavía no existía el radar, la única forma de localizar objetivos era la visión de los pilotos. Así que, había que dotar a la segunda Ciudad de la Luz, de eso… de luz y de color para engañar al enemigo. Gracias a la financiación privada se contrató al ingeniero eléctrico Fernand Jacopozzi. Con juegos de luces la ciudad cobraría vida, en las industrias parecería que se trabajaba, los trenes circularían… Al final de la guerra, y como recompensa por los servicios prestados, a Jacopozzi se le encargó la iluminación de la Torre Eiffel. Afortunadamente no hubo ocasión de probar la eficacia del segundo París… la guerra terminó y con ella el proyecto.

Sólo la zona Norte marcada con A2 llegó a construirse

Fuentes e imágenes: Metro, Daily Mail,

Share

Switch to our desktop site