• Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Blogs con EÑE

  • Pingback: Blogs con EÑE

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Blogs Culturales

  • Pingback: Zblogs.es

  • Pingback: Club Bloggers

  • Pingback: JM Noticias

  • Pingback: Pablín Castañón

  • Pingback: HdH

  • Pingback: Xurxo Vázquez

  • Pingback: fabriciano

  • Pingback: DeHistoria y Hoy

  • Pingback: Alvaro Rojas

  • Pingback: Rebeca_Ll

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • Pingback: Markos Arroyo

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: Kennia Velázquez

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    Este tipo de informaciones siempre me da una sensación… como explicarla? jeje

    Un saludín.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Xurxo, quizás de uffff con agggg y un poco de ayyyy… Te entiendo.

  • Pingback: Las fábricas de eunucos

  • Pingback: Reina

  • Pingback: Reina

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    Aun siendo mujer ¡Ayyyyyyyyyyyys! que me duele a mi también.
    Besos enormes

  • Pingback: Oloman

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @laMar, eran auténticos mataderos de virilidad y extirpación de genitales…

    Besos

  • Pingback: Maria

  • Pingback: Felix Casanova

  • http:cristalescrito.blogspot.com Jose

    Solo de pensar en la ejecución de la amputación, ya me duele.

    Abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Jose, es mejor no ponerse en su “pellejo”…

    Un abrazo

  • Pingback: Las fábricas de eunucos. « 2º de ESO

  • Pingback: Monica Aza

  • Pingback: senovilla

  • Pingback: mariano

  • Pingback: Jose Rafael

  • http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/ senovilla

    Además eran hombres bien fornidos y seguramente bien dotados, pero claro para ese puesto de trabajo era necesario un curriculum con un par de cojo—-, o mejor dicho, sin ellos. ;-) )

    En aquella época todo es estremecedor, los castigos sin muerte eran de lo más crueles que se conocen, tanto en el Al-Andalus como en la zona cristiana.

    Un abrazo

  • http://elblogdeluna.wordpress.com elblogdeluna

    Menos mal que han desaparecido las fabricas de eunucos, sobretodo por vosotros. Un saludo

  • http://www.varlania.blogspot.com Chema García

    Fue célebre el desarrollo de la ciudad de Almería, cuyo crecimiento en el siglo X se debió en buena parte al comercio de los esclavos blancos provenientes de las guerras. Los “saqaliba” o esclavos blancos eran muy apreciados como eunucos, y judíos de la vecina Pechina se especializaron en su castración. Me sumo a la respiración contenida, al leer sobre estos temas ;)

    Un saludo y un placer leerte, cómo siempre.

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    Los judios ya de por medio? OMG! Pues de cordoba a Verdún hay un tiro!

  • http://www.historiasdenuestrahistoria.com Felix Casanova

    Estimado Javier.-

    Me has tocado la fibra sensible por dos aspectos:
    1.- Por la mención a Córdoba, capital del Califato y laberinto de culturas en armonía y…
    2.- Cachis en la mar salada, lo que debía de doler, aquellos que no morían desangrados, dadas las técnicas tan rudimentarias de la época.

    No obstante, siempre les quedaba la opción de dedicarse a la opera…

    Un abrazo, MAESTRO

  • Pingback: Jesús del Río

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @senovilla, alguno cuya castración no fue completa todavía dio algún susto…

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @elblogdelaluna, gracias por tu pensar en nosotros… :)

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Chema, como bien dices Pechina (Almeria) fue otro centro donde parece que los judíos también comerciaban con los eunucos.

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Oscar, desde Verdún se enviaban al califato los esclavos, convertidos en eunucos, capturados en Europa (los llamados eslavos).

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Félix, te aseguro que cuando lo estaba escribiendo me acordé de ti… Sólo por citar a Córdoba no por los eunucos :)

    Un abrazo magister.

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Carlos Soler

  • Pingback: Kim Nguyen Baraldi

  • http://enmalaga.eu/ Antonio

    Supongo que al menos les darían la opción de irse de mercenarios o a palacio, pero sin atributos.

  • http://blogs.andalunet.com/gonzalo Gonzalo

    Ayyyyyyyyyy

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Antonio, entre esclavos la opción de elegir la veo difícil…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Gonzalo, hasta aquí se ha oído tu grito.

  • Pingback: Hector Russo

  • Pingback: Daniel C

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: MARGARITA SOTO SALAS

  • Pingback: Trianarts

  • Pingback: Eirenemar

  • Pingback: Nikkita

  • Pingback: amaia alberdi

  • http://www.aquiestuveayer.com/ Max Birrax

    Hmm… puede ser como poner a cuidar al zorro el gallinero -valga el símil-, la castración no implica, forzosamente, que el pene no entre en erección, ni que no se pueda llegar al orgasmo en caso de consumar la penetración.

    Ojo, que no lo digo por experiencia propia, que me lo ha dicho un amigo :P Saludos!

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Max, pregúntale a tu amigo si la suya fue parcial o total…

  • Pingback: Joaquín Montes de Oc

Switch to our mobile site