Archive for month: enero, 2010

Todo vale para fomentar la lectura.

31 ene
31 enero 2010

Pero no son libros cualquiera, el que se ve en el montón de la izquierda es “Elegí­a en Astaroth” (1973), el libro con el que Ángel Garcí­a López obtuvo el Premio Nacional de Literatura.

Share

Poesí­a y Rayajo para HdH

29 ene
29 enero 2010

Por una pequeña ayuda, sin esfuerza alguno, a Chusticieros hemos sido recompensados con esta poesí­a dedicada a HdH. Aunque es un regalo personal, por su calidad he decidido compartirla con vosotros:

Historias de la Historia
(La leyenda de Nidy Kilo)

I. Profundidad Inaudita

Caigo en una profundidad inaudita
donde no sirve para consolarse
el mirar hacia arriba, el mirar al cielo,
porque ya no existe, porque ya no se ve nada.

Me llamas cuando aún la noche
perdura sobre las calles
y todo parece ocurrir más despacio,
bajo el ritmo decadente impuesto por la oscuridad.

Un vací­o se extiende a lo largo de la madrugada
como si quisiera hacerse dueño de todo el espacio,
mientras los impulsos salvajes del deseo rompen sus cadenas
al no poder soportar más el peso macabro de tu ausencia.

Y entonces caigo, como creo que nunca antes lo hice,
y me descubro aullando ante la puerta de tus caricias,
esperando la llegada de tus manos que luchan al lado del placer,
soñando con penetrar en cada habitación lujuriosa de tu cuerpo.

II. La frialdad y el frí­o

Tu frialdad se lanza ferozmente
sobre la yugular de un gesto,
que se alza con dulzura
para lograr romper la distancia
de nuestros cuerpos…

y me enseña,
y me educa,
y me adiestra,
y me despierta,
y corrompe mi sueño.

En el puente intransitable que nos une,
nuestras caricias se mantienen
en pie bajo el frí­o
sin saber a qué lado cruzar…

y se hielan,
y se marchitan,
y se caen,
y caducan,
y mueren creyéndose olvidadas.

III. Nidy Kilo
( La Diosa de los Desconocidos).

Alguien te miró desde la nada
de una noche apetecible,
se abrió paso entre la bruma
y te hizo señales para que
te acercaras,
y tú ““ Diosa de los Desconocidos-
¡cómo no!, te acercaste.

De sus labios dejó caer una promesa
cuando dijo esas palabras
que yo nunca supe pronunciar,
y creí­ste su mentira,
y entonces vi cómo
descendí­as unas escaleras.

Ahora le sigues por la superficie,
entre los vasos vací­os de la fiesta
y la sensual oscuridad de las alcobas,
y dejas que calme tu soledad,
y permites que suavice tu dolor
con sus traficantes manos.

Mientras tanto, él te abraza
sin cerrar los ojos
pensando a qué barranco
te llevará para arrojarte,
tramando la forma
en que se desprenderá
de ti, cuando su marihuana
deje de necesitarte.

IV. Los Bajos de Argüelles

He visto cómo las lágrimas
se deslizaban por su rostro
sin ningún tipo de reparo.
Fueron dos estocadas
casi perfectas.
El arma que elegí­ para el duelo
fue la verdad.
Tuve la osadí­a durante el mismo
de mantener
la guardia baja,
mi pecho descubierto
y al alcance
de su daga fulminante.
Poco importaba ya
que pudiera acabar conmigo.
Pero no se advirtió de ello
ni tampoco supo atacarme,
sorprendida, sin poder reaccionar,
su retórica entrecortada
ya sin argumentos.
Entonces vi cómo el dolor
se posaba en sus ojos
y cómo asustados
querí­an esquivar mi mirada.
Sentí­ también su necesidad de huir,
y de hecho, se fue corriendo,
a la búsqueda de su propio vací­o,
la misma soledad que quise
arrebatarle con todo mi ser.
Me quedé solo bajo la lluvia
pero la furia aún gritaba
desde mis entrañas su nombre.
Miré al cielo rojo suspirando
pero sin querer hallar
misericordia alguna.
Arrojé mi espada.
El sonido del metal contra el suelo.
Su desprecio.
Mi venganza.

Lucideces
(El Cuarto Chusticiero, el Primer Corresponsal de los Ángeles)

Y para rematar la faena – ¡qué bien he comenzado el año – desde Rayajos en el Aire nos han obsequiado con el Premio Rayajos 200X

Muchas gracias Chema.

Share

Cesautica-Claunegalo

28 ene
28 enero 2010

Parece que el tí­tulo de este post es una combinación aleatoria de vocales y consonantes pero es sólo una parte del tí­tulo. El tí­tulo completo serí­a:

Cesautica-Claunegalo-Vivestido-Nertraa-Antmarco

Ahora se podrí­a decir que es otra combinación, todaví­a más larga, de vocales y consonantes pero no, es una regla nemotécnica para aprender los emperadores romanos desde César hasta Marco Aurelio.

sar, Augusto, Tiberio, Calí­gula, Claudio, Nerón, Galba, Otón, Vitelio, Vespasiano, Tito, Domitiano, Nerva, Trajano, Adriano, Antonino y Marco Aurelio.

Si hubiese conocido alguna para los Reyes Godos… Conocéis alguna más?

Share

El reino de Oregón o el reino de Aragón

27 ene
27 enero 2010

Tras la polémica surgida por la proclamación del rey Pedro III de Aragón como el rey Pedro II de Barcelona y del reino de Aragón como Corona catalono-aragonesa, ya tratado en este post, hoy vamos a darle un toque humorí­stico para relajar y suavizar conciencias irritadas. Sólo es humor.

Del programa “Oregón TV” de Aragón Televisión presentado por Javier Coronas.

Share

¿Por qué el Seat 850 era Especial?

26 ene
26 enero 2010

El SEAT 850 era un automóvil  producido por el fabricante español SEAT bajo licencia de FIAT y basado en el Fiat 850. Conjugaba un precio asequible con una mayor habitabilidad que su antecesor, el Seat 600, por lo que se convirtió en uno de los referentes en la incipiente motorización de las familias de clase media de la época. Fue presentado el 16 de abril de 1966, y puesto a la venta ese mismo dí­a por 80.000 pesetas.

Pero qué tení­a la versión Especial:

Y, además, no se preocupe por la Guardia Civil, bastante tienen ellos con sus limitaciones.

Fotos proporcionadas por Senovilla

Share

El español que murió en casa de George Washington

25 ene
25 enero 2010

Nos trasladamos a la Habana del siglo XVIII, allí­ tenemos a un alicantino, de Petrer,  Juan de Miralles Trailhon. En 1740 habí­a llegado a Cuba con una pequeña fortuna que le sirvió para cortejar, y más tarde poder desposar, a Mª Josefa Eligio de la Puente, la soltera más deseada de toda la isla por su belleza y por las posibilidades económicas de su familia.

Con los contactos de su familia polí­tica, su astucia y su escasez de escrúpulos logró amasar una inmensa fortuna comerciando con azúcar, café, tabaco, cacao… y esclavos. El gobernador de la isla hacia la vista gorda cuando comerciaba con el “enemigo” inglés asentado en la Florida porque informaba de los movimientos de los ingleses. Era un agente secreto al servicio de la corona española.

Tras la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, el 4 de julio de 1776, de las Trece Colonias británicas, Carlos III decidió apoyar la independencia para debilitar a nuestro enemigo y sacar tajada más tarde. En 1777 el Capitán General de Cuba, Diego José Navarro, nombró a Juan Miralles embajador para negociar con las Trece Colonias. Tras varias visitas a los rebeldes americanos en las que ofrecí­a apoyo militar y financiero logró ganarse la confianza, e incluso la amistad, del futuro primer presidente de los EEUU, George Washington. En una visita a Morristown – campamento de invierno de los rebeldes – contrajo una enfermedad pulmonar. Ni el médico personal del general, ni los cuidados de la futura primera dama pudieron salvarle la vida. En 1780 morí­a en la casa de George Washington.

En su entierro se rindieron honores militares como si fuese un jefe de Estado y buena prueba de la amistad con George Washington es la carta que éste le remitió a su viuda:

Todas las atenciones que me fue posible dedicar a su fallecido esposo fueron dictadas por la amistad que sus dignas cualidades me habí­an inspirado.

George Washington

George Washington

Share

Cuando hasta la tierra es injusta

22 ene
22 enero 2010

Me resulta difí­cil escribir de catástrofes tan recientes como el terremoto de Haití­ porque  están demasiado frescas en mi retina las imágenes dantescas y grotescas que he visto. Además, poco puedo añadir a todo lo que se ha escrito y dicho, únicamente insistir en que toda ayuda es poca. Sólo os quiero mostrar una imagen aérea de la frontera entre Haití­ y la República Dominicana.

Hasta la tierra parece que abandonó a este paí­s.

A la izquierda, Haití­ deforestado. A la derecha República Dominicana verde.

Imagen: elmundo.es

Share

El africano que nació en Europa.

21 ene
21 enero 2010

Estamos acostumbrados, lamentablemente, a noticias sobre naufragios de pateras en nuestras costas, a patrulleras que milagrosamente rescatan barcas a la deriva, a emigrantes que se juegan la vida en un bote hinchable a cambio de un futuro incierto… Por otro lado, tenemos a los africanos que destacan en algún deporte (atletismo, fútbol, baloncesto, etc) que llegan a Europa en primera clase, unos se establecen en el viejo continente y olvidan sus raí­ces, otros tratan de ayudar a los que dejaron atrás y, aparte,  tenemos  el caso del Frederick Oumar Kanouté.

Kanouté (Sainte-Foy-Les-Lyon, 1977) es  jugador del Sevilla F.C. desde 2005. Un excelente delantero, con mucha clase y pegada,  que ha vivido la época más exitosa del club sevillista. Hasta aquí­ nada raro, entonces ¿qué tiene de especial el caso de Kanouté?

Su humanidad le ha llevado a desandar el camino de sus antepasados.

Nacido francés, hijo de un obrero de la construcción malí­ y de una profesora de filosofí­a francesa,  decidió nacionalizarse malí­ y ayudar a los más necesitados del paí­s que un dí­a su padre tuvo que abandonar.  Preside la Fundación Kanouté que ha puesto en marcha la iniciativa “La ciudad de los niños” en Mali, cuyos servicios e instalaciones van destinados a los niños huérfanos y desvalidos.




Pero no queda aquí­ la cosa, su creencias religiosas, profesa el Islam, también le han llevado a luchar por la causa Palestina:

fue sancionado con una multa de 3.000 euros por el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol, a raí­z de mostrar una camiseta con el lema ‘Palestina’ en el encuentro de Copa del Rey disputado contra el Deportivo de La Coruña en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán (abc)



Y si queréis una frase para el recuerdo (el paí­s):

A veces me avergüenzo de todo lo que tenemos.



Estaréis conmigo en que es de esas personas que te hacen creer, todaví­a, en el ser humano. Si es grande en el deporte, todaví­a lo es más en la vida.

Share

Switch to our desktop site