Mis padres me enseñaron de pequeño que estos dí­as eran de alegrí­a, familia y reflexión, y aunque las cosas cambian – cada dí­a es más difí­cil reunir a la familia – yo sigo queriendo que siga siendo así­. Alegrí­a, por dí­as de fiesta laboral y “celebraciones”; familia, porque es de las pocas ocasiones en que nos reunimos todos, y de reflexión, al terminar el año nos paramos a pensar qué valoración hacemos del año que termina.

Mi valoración personal queda para mi y  los mí­os, pero la de Historias de la Historia es positiva. HdH se está haciendo un pequeño hueco en este mundillo (cambiante, masificado y, a veces, cruel) con un grupo de seguidores creciente y algún que otro reconocimiento por parte de los lectores (segundo puesto en el Premio20blogs en la categorí­a de Cultura y finalista en Bitácoras2009 en la misma categorí­a). Así­ que, a seguir publicando y aprendiendo. Pero los verdaderos culpables de esta valoración sois todos los que seguí­s HdH, toda mi satisfacción personal os la debo a vosotros. GRACIAS

personalized greetings

Por último, me gustarí­a agradecer la colaboración de Gabriel Castelló (un ciudadano romano reencarnado en un valenciano), José Julio Gómez (“nuestro” humorista gráfico) y, sobre todo, de Pablí­n Castañón por su “diseño” y su buen hacer en las tripas de este blog.

Con vuestro permiso, me tomaré unas vacaciones hasta el 3 de enero.

Os deseo un histórico 2010

Share