Hace algo más de un mes os comentaba en un artículo que iba a tener la posibilidad de entrevistar a Rainer Höss, nieto de Rudolf Höss, el comandante del campo de Auschwitz desde 1940 hasta 1943, y os ofrecía la posibilidad de hacer vuestras propias preguntas para trasladárselas a Rainer junto con las que yo mismo tenía preparadas. Tal y como fueron respondidas por Rainer, estas son las respuestas a las preguntas planteadas:

Rainer Höss

Rainer Höss

Resulta sencillo ser pariente de algún destacado héroe nacional, pero ¿cómo es el día a día del descendiente de un antihéroe? Quiero decir, ¿qué tipo de condicionamientos has tenido en tu vida por llevar un apellido tan marcado públicamente?

Normalmente no es un problema con personas educadas y de mente abierta, ya que ellos saben tratar el tema en profundidad, como debe ser. La mayoría de las agresiones, mayormente verbales, vienen de racistas y negacionistas del Holocausto. Fanáticos que no ven nada malo en los crímenes de los nazis. A través de los años he encontrado mucha gente en todo el mundo con la que he creado excelentes relaciones. También muchos supervivientes (de los campos de concentración) me apoyan en mi trabajo. Como nieto, no puedo ser responsable de los crímenes cometidos por mi abuelo o mi abuela.

A veces, especialmente cuando cuando conozco a supervivientes por primera vez y se dan cuenta de mi apellido, da un poco de miedo. Aún después de 70 años, cuando ellos escuchan el nombre Höss, les vienen de inmediato los recuerdos del pasado y se quedan en shock. Pero es sólo por unos instantes, luego conversamos durante horas o, como con Ben Lesser, comenzamos proyectos juntos rememorando el pasado para un futuro mejor.

¿Cuándo y cómo se enteró de lo que había hecho su abuelo?

Cuando tenía 15 años, después de leer los libros “El Comandante de Auschwitz” – Biografia de Rudolf Höss  y “People in Auschwitz” de Hermann Langbeing. Dejé la casa de mi familia y jamás mire atrás. En 1985 rompí los vínculos con todos los miembros de mi familia, incluyendo a mi padre. Hasta el día de hoy, peleo en contra de mi propia familia.

¿Cómo fue crecer (vivir) a la sombra de estos hechos? ¿Has podido tú y el resto de tu familia vivir en el anonimato? ¿o siempre han sido señalados/marcados de alguna forma como “los descendientes de…”?

No en los años setenta, la época en la que crecí, los alemanes no hablaban sobre la Segunda Guerra Mundial ni en público ni en las escuelas. Era como si esos 12 años no existiesen en la mente de las personas. Tenían miedo a descubrir que los miembros de sus familias hubiesen estado envueltos en los crímenes de los nazis, y ser enjuiciados por ello. Así que era mejor estar callado y no remover el pasado.

¿Intentó su padre en alguna ocasión explicar el porqué de aquella barbarie?
Nunca jamás. Ellos glorificaban sus actividades y crímenes y culpaban a los judíos y a los aliados por haberlo colgado [a su abuelo Rudolf]. Sus comentarios eran del tipo: “él solamente siguió órdenes y no hizo nada malo”. Para él, los prisioneros eran enemigos del Estado y Auschwitz no era un campo de exterminio, era solamente una prisión y los prisioneros tuvieron una buena vida allí. Él sigue siendo hasta hoy un votante de extrema derecha y fiel seguidor de la ideología nazi. Él quería que esta ideología también fuera la mía y envenenarme el cerebro con ella. Fue un legado de los nazis para las siguientes generaciones, y nosotros deberíamos ser la siguiente generación de ilusos, pero no fue capaz de influenciarme. Por eso que me llaman traidor, soy la oveja negra de la familia. Un ejemplo del negacionismo por las cosas que hizo mi abuelo, es una frase de mi tía en una entrevista en Estados Unidos el año 2014: “¿Cómo puede haber tantos supervivientes si se supone que mi padre los mató a todos?”. Esto es una prueba de la ceguera y educación a través de la ideología de los nazis. Ella se refiere al proceso de su padre como una arbitraria “justicia de los vencedores”. Por cosas como esta estoy en contra de toda mi familia y muy orgulloso de ello.

¿Se trata este tema con el resto de la familia o es un tema “prohibido”?
No estaba prohibido, sino mantenido en secreto. Dentro de la familia fue horrible, pues siempre desgranaban frases antisemitas todo el tiempo y lo maravilloso que fue el tiempo en Auschwitz, al que mi abuela llamaba su “paraíso”. También las visitas de viejos amigos y guardias de Auschwitz en nuestra casa.

Supongo que conoce a otras personas en una situación similar a la suya, ¿entiende que, por ejemplo, descendientes de Goering se hayan esterilizado u otros cambiado el apellido?
Sí que lo entiendo y lo acepto. Cada uno encuentra su forma de lidiar con ello.

Sé que ha coincidido con familiares e incluso con supervivientes del campo de Auschwitz ¿cómo fueron esos momentos?
Siempre es especial y una gran experiencia conocer a todas estas personas., especialmente en Auschwitz. Este es el mejor lugar para educar a la juventud y mostrarles cómo puede ser todo si seguimos ciegamente a la comunidad o a los líderes sin cuestionar sus motivos. Ojos y mente abierta son útiles para no ser una herramienta en la maquinaria del odio.  La mala educación y la ignorancia engendran odio y el odio engendra miedo, y éste se convierte en una poderosa y efectiva arma.

Rainer descendientes supervivientes

¿Cree que si se diese un panorama social y económico similar al que alimentó el nacionalsocialismo se podría repetir lo ocurrido o, por el contrario, hemos aprendido la lección?
No aprendimos la lección, sucede diariamente en cualquier lugar en el mundo. A diario hay personas que son castigadas o asesinadas por el color de su piel, sexualidad o religión. Siempre comienza así, y siempre se encuentran enemigos o se crean. Debemos ser conscientes de que los derechos humanos no están garantizados y que debemos pelear por ellos todos los días.

¿Pueden aprovechar los grupos más radicales el conflicto de los refugiados, en el que Europa se está mostrando timorata y recelosa, para hacer crecer la xenofobia?
Sí que pueden y lo hacen. Crecen silenciosamente bajo nuestras narices. El mejor ejemplo lo tenemos en Francia. Le Pen obtuvo la mayoría de los votantes franceses. Y ésto es solo un ejemplo.

¿Qué opina de que se vaya a procesar a una mujer de 91 años que, siendo menor de edad, trabajó como telegrafista en Auschwitz?
Estoy involucrado en ello y colaboro con las investigaciones. Ellos creen que pueden vivir sus vidas sin ser castigados por sus crímenes contra la humanidad. Es una señal importante para los jóvenes y para las víctimas de que estos crímenes no pueden permanecer impunes. Ahora ayudo a los supervivientes a organizar sus viajes y los acompaño durante el tiempo que están en  Alemania. Lo que es único, sin embargo, es que estos supervivientes están representados en la Corte por un musulmán devoto, el fiscal Khubaib Ali Mohammed. Eso habla por sí solo en contra de las mentiras de la xenofobia entre judíos y musulmanes. Este fiscal fue un par de veces conmigo a diferentes sinagogas con supervivientes y fue una experiencia asombrosa para todos.

Se ha convertido en un activista por los derechos humanos y en un luchador contra los radicales y extremistas, ¿cree que su “apellido” le da más fuerza y credibilidad al mensaje que quiere transmitir?
No sé si será así o no. Nunca fue algo en lo que fijarme, sólo planteo mi punto de vista.
Quiso dejar una breve reflexión sobre el presente que vivimos:

La gente verá cómo declaramos como enemigos a otro grupo étnico: los musulmanes. Porque unos fanáticos usen la religión como excusa de sus horribles crímenes contra la humanidad, no quiere decir que todo musulmán sea un terrorista. Debemos diferenciarlos claramente. Mi propia hija está casada con un musulmán, y qué. No juzgues a un libro por su portada, esa es mi forma de actuar y pensar.

Mil gracias Rainer.