Archive for month: noviembre, 2010

El imperialismo yanki nació con las cagadas de pájaros

30 nov
30 noviembre 2010

A mediados del siglo XIX el uso del guano (excrementos de aves marinas) comenzó a utilizarse como fertilizante para enriquecer las “agotadas o pobres” tierras de cultivo de la vieja Europa.

Su “recolección” se hacía, casi en exclusiva, en las Islas Chincha (Perú). Esta zona del Pacífico está poblada de productores de guano (gaviotas, pelícanos…) que durante años se ha ido acumulando en la superficie insular (varios metros de espesor). Perú controlaba la producción e Inglaterra su comercio. EEUU se quedaba fuera del control directo del guano y, por tanto, tenía que importarlo de Inglaterra con unos costes muy elevados.

Lógicamente, las Islas Chincha no eran el único lugar de “recolección”, otras muchas islas del Pacífico también eran “potenciales productoras” del preciado fertilizante. En 1856, para reducir costes y no depender de la importación, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Guano Islands Act (Acta de Islas Guaneras), autorizando a ciudadanos de los Estados Unidos a tomar posesión de las islas con depósitos de guano:

Cuando cualquier ciudadano de los Estados Unidos descubra un depósito de guano sobre cualquier isla, roca, o cayo, no dentro de la jurisdicción legal de cualquier otro gobierno, y no ocupada por ciudadanos de cualquier otro gobierno, y tome posesión pacíficamente, y ocupe, ya sea, isla, roca o cayo, puede, según la discreción del Presidente, ser considerado perteneciente a los Estados Unidos.

Más de 100 “depósitos de guano” fueron reclamados como americanas bajo esta ley (hoy en día, varias de ellas siguen bajo dominio americano). Así que, podemos asegurar que las cagadas de pájaros fueron las “responsables” del Imperialismo yanki.

Fuente: Grandes episodios desconocidos de la Historia – Joseph Cummins.

Share

El geólogo más profesional de la historia

28 nov
28 noviembre 2010

Jean-Louis-Rodolphe Agassiz (1807-1873) fue un naturalista, paleontólogo, glaciólogo y geólogo suizo. Aunque la obra de Agassiz es manifiestamente contraria a la “Teoría de la Evolución” de Darwin, fue un pionero en el estudio, y en los métodos de enseñanza, del movimiento de los glaciares y de los fósiles.

Tras su muerte, y como reconocimiento a su labor pedagógica, la Universidad de Stanford (California) erigió una estatua en su honor en la fachada del edificio de zoología junto a otros ilustres ( Johann Gutenberg, Benjamin Franklin y Alexander von Humboldt).

Las sacudidas del severo terremoto que sacudió San Francisco (1906) hicieron caer la estatua de Agassiz e “incrustarse” en el suelo:

Los estudiantes de Standord comentaban “el instinto natural y la profesionalidad de Agassiz” que, en pleno terremoto, decidió meter la cabeza bajo tierra para descubrir qué estaba pasando.

Fuente: Stanford University, Encyclopedia Britannica

Share

Archienemigos de Roma. Atila

26 nov
26 noviembre 2010

Decimoprimera entrega de “Archienemigos de Roma“. Colaboración de Gabriel Castelló.

Nuestro archienemigo de hoy es uno de los máximos exponentes de su época, un nombre que ha trascendido su tiempo y que fue sinónimo de terror durante años. No fue tan malo como nos ha llegado, fue un hombre de su tiempo, cruel y pragmático como lo fueron sus adversarios, y no dado a los desmanes o violencias gratuitas que se le atribuyen. Hay que tener en cuenta que esta etnia seguía siendo pagana en un reciente Imperio Romano cristiano, quizá por ello se ganó el apelativo de “Azote de Dios”. Así era según Prisco:

Corto de estatura, de ancho pecho y cabeza grande; sus ojos eran pequeños, su barba fina y salpicada de canas; y tenía la nariz chata y la tez morena, mostrando la evidencia de su origen.

Atila, hijo de Munzuk, era huno, los belicosos Xiongnu de Oriente, un pueblo asiático, ganadero y nómada, que por problemas migratorios y sociales acabó recorriendo miles de kilómetros entre su Mongolia natal hasta los límites del Imperio Romano en busca de tierras y tribus a las que exprimir y someter. Como nómadas empedernidos que eran, no pretendieron nunca crear un Imperio formal al uso como el de China o Roma, sus vecinos sedentarios, sino vivir como jinetes sin techo, bajo el cielo estrellado, rapiñando y viviendo cada día como si fuese el último. Quizá por ello los logros de Atila fueron tan efímeros como el viento que les acompañaba…


No se sabe con certeza la fecha de nacimiento de Atila, pero fue a finales del siglo IV o principios del V de nuestra era en un lugar indeterminado de la planicie danubiana, probablemente la actual Hungría. Lo que sí que se sabe es que en el 432 las diversas tribus hunas se unificaron bajo un único caudillo, Rua, el tío de Atila. A la muerte de éste en el 435, Bleda y Atila, los dos sobrinos del caudillo finado, quedaron como regentes de aquel embrión de nación. Sucedió en un momento crítico. Una embajada de Teodosio II, el emperador de Oriente, estaba negociando con los hunos la devolución de los rehenes romanos. Los hunos sacaron tajada de la debilidad romana, consiguiendo un tributo de 350 libras de oro anuales (cerca de 115 K.) Este equilibrio duró cinco años, tiempo que utilizó Teodosio para fortificar las defensas de Constantinopla. Acertó.
En el 440, después de una infructuosa campaña en Armenia conjurada por el reino persa, los dos hermanos se plantaron frente a Constantinopla aduciendo la vana excusa que el obispo de Margus (Požarevac, Servia) había cruzado el Danubio con el propósito de saquear las tumbas de los hunos. En su camino arrasaron Iliria y Moesia, tomando al asalto Margus y Smirnium (Sremska Mitrovica, Servia) Ante la imposibilidad de tomar la capital de Oriente, cerraron un nuevo acuerdo con Teodosio. Fue durante la retirada cuando se produjo la muerte de Bleda, siendo las fuentes imprecisas si Atila tuvo algo que ver en ello. El caso es que en el 445 Atila quedó como amo y señor de los hunos.
Dos años después, Atila retomó la campaña oriental, saqueando Moesia a conciencia. Su terrorífica fama comenzó a sobrepasar sus acciones. He aquí un testimonio contemporáneo:

La nación bárbara de los hunos, que habitaba en Tracia, llegó a ser tan grande que más de cien ciudades fueron conquistadas y Constantinopla llegó casi a estar en peligro y la mayoría de los hombres huyeron de ella (…) Y hubo tantos asesinatos y derramamientos de sangre que no se podía contar a los muertos. ¡Ay, que incluso ocuparon iglesias y monasterios y degollaron a monjes y doncellas en gran número!
Callínico, Vida de San Hipatio

Atila reclamó más oro y tierras al otro lado del Danubio para su gente, y con ello tuvo al Imperio de Oriente atrapado durante casi tres años. El historiador contemporáneo Jordanes describió así la extraña corte de Atila, con su bufón de Escitia y su enano mauritano…

Se había preparado una lujosa comida, servida en vajilla de plata, para nosotros y nuestros bárbaros huéspedes, pero Atila no comió más que carne en un plato de madera. En todo lo demás se mostró también templado; su copa era de madera, mientras que al resto de nuestros huéspedes se les ofrecían cálices de oro y plata. Su vestido, igualmente, era muy simple, alardeando sólo de limpieza. La espada que llevaba al costado, los lazos de sus zapatos escitas y la brida de su caballo carecían de adornos, a diferencia de los otros escitas, que llevaban oro o gemas o cualquier otra cosa preciosa

.
Atila empeñó su juventud en doblegar el Imperio de Oriente, pero tras tantos años de intentos infructuosos se dio cuenta de que tras los muros inexpugnables de Constantinopla se encontraban los ingentes recursos del Oriente romano, menos damnificados que los de su hermano occidental. Quizá por ello, sobre el 450, Atila fijó sus interese en Occidente, a pesar de que quien ostentaba el control real del Imperio no era el pusilánime emperador Valentiniano III, sino Flavio Aecio, quien ha pasado a la Historia como el “último de los romanos”. Aecio, brillante militar, se había codeado entre hunos como rehén y conocía mejor que sus coetáneos las costumbres, virtudes y debilidades de los asiáticos. Gracias a sus “auxiliares” hunos que combatieron a godos y burgundios, Aecio había conseguido su cargo de Magister Militum, más honorífico que práctico.
Este delicado equilibrio táctico se fue al traste cuando Honoria, la hermana de Valentiniano, huyendo de un matrimonio de conveniencia le envió su anillo a Atila solicitándole ayuda. El huno tomó dicha propuesta como matrimonial y válida para sus propósitos y envió embajadores a Rávena para reclamar su modesta dote, la mitad del Imperio de Occidente. Valentiniano no aceptó, y sólo la intervención de su madre, Gala Placidia, quien ejercía como verdadera regente del Imperio, evitó que su hermana acabase degollada.
Atila reunió a sus vasallos y cruzó el Rin en el 451, adentrándose en la Galia. Jordanes habla de más de 500.000 hombres entre hunos, gépidos, hérulos, alanos, ostrogodos, escirianos, rugianos y demás pueblos vasallos. La aparición de semejante peligro común hizo que Teodorico I, rey de los visigodos, aceptase la propuesta de Aecio de formar un frente unido contra Atila. La coalición de los pueblos bárbaros más civilizados junto a Roma frente a la horda de Atila provocó una de las batallas más decisivas de todos los tiempos: Los Campos Catalúnicos


El 20 de Junio del 451 se enfrentaron las tropas romano-visigodas lideradas por Flavio Aceio y el rey Teodorico con la ingente coalición huna dirigida por Atila. Tras horas de combate, el huno fue vencido, aunque el rey Teodorico muriese durante la batalla. No fue una victoria total, pues Aecio no culminó su trabajo… permitió que Atila se retirase. Treinta mil hombres quedaron extendidos en Châlons como testimonio de la batalla que salvó a Occidente de caer bajo la horda huna.

Atila se recuperó de aquel desastre y el año siguiente se propuso retomar su dote, saqueando el norte de Italia de paso. Aquilea fue arrasada hasta sus cimientos y el cobarde emperador Valentiniano huyó de Rávena a Roma. Pero no fue la fuerza de las armas la que detuvo al huno, sino la embajada del papa León I junto a Trigecio y Avieno, dos magistrados del decrépito Imperio de Occidente. No se sabe a ciencia cierta qué se dijo en aquel encuentro, pero sí lo que sucedió a raíz de ello. Atila tomó camino de vuelta hacia el Danubio. Es de suponer que un pueblo como el huno sería muy supersticioso, por lo tanto las admoniciones de un sumo sacerdote conminando a la ira de Dios, las enfermedades que se estaban cebando en ellos (la poca higiene sumada al calor y humedad mediterráneos debieron ser letales), el triste destino del godo Alarico tras saquear Roma y la falta de suministros para mantener asedios prolongados quizá convencieron al caudillo huno de cambiar de planes.
Y con aquella amarga retirada se apagó la estrella de Atila. En el 453, tras un banquete en su palacio de la ribera del río Tisza, falleció después de un copioso banquete envuelto en sangre. El historiador Marcelino sostenía que su joven esposa goda, Ildico, lo asesinó, pero es más leyenda que Historia. Sus hombres lamentaron profundamente su muerte, llegando a lacerarse profundamente. Según Jordanes

el más grande de todos los guerreros no había de ser llorado con lamentos de mujer ni con lágrimas, sino con sangre de hombres.

Con su muerte se extinguió el dominio huno. Su hijo Elac acabó enfrentado a sus hermanos Dengizik y Ernakh, perdiendo el control de sus posesiones tras la batalla de Nedao ante sus antiguos vasallos. Atila fue el primer asiático en conmover la vieja Europa, pero no sería el único, pues siglos después otros hombres extraordinarios como Tamerlán o Genghis Kan emularían sus gestas.

Share

¿Irías al médico en la Edad Media?

24 nov
24 noviembre 2010

Hay mucha gente, entre los que me incluyo, que el hecho de ir al médico le supone un esfuerzo sobrehumano. El olor de los hospitales y centros de salud nunca me ha gustado, me pone un poco nervioso. Reconozco que es una estupidez, pero si echamos la vista atrás, a la Edad Media, comprenderemos que el nerviosismo de los pacientes estaba más que justificado antes los tratamientos de la época.

  • Hemorroides (versión enema):
  • Hemorroides (versión cauterización con hierro al rojo vivo):
  • Cataratas:
  • Locura (directo al problema):

  • Sangrías (remedio universal):
  • Obstrucción en la vejiga:
  • Cesárea:
  • Dentista:

  • Amputación::
  • Quirófano::

En la Edad Media estaba justificado el miedo a los médicos, no?

Imágenes: Oddee, Uihealtcare, Collect Medical Antiques

Share

El Papa que fue exhumado para ser juzgado

22 nov
22 noviembre 2010

La ambición y la venganza dan lugar a estupideces como exhumar un cadáver para ser juzgado. El Papa Formoso I fue el que sufrió en sus carnes, mejor dicho en sus huesos y los restos de su putrefacto cuerpo, esta farsa a finales del siglo IX.

Formoso I un Papa que, para la época, se podía catalogar como capaz y ecuánime. Precisamente estas “cualidades” le sirvieron para ganarse enemigos muy poderosos, como los Spoleto. Tras cinco años luchando contra viento y marea, fallecía en 896. Le sucedió Bonifacio que falleció a los 15 días de ocupar “el trono de Pedro”.

En mayo de 896, apoyado por Lamberto Spoleto, se nombra Papa a Esteban VI (VII), el gran enemigo de Formoso. Ahora tenían las manos libres para vengarse y desacreditar al pobre Formoso, pero ¿con qué argumentos y para qué?

Los Papas no podían ser nombrados obispos de Roma (requisito para ser Papa) siendo obispos de otra diócesis, caso que ocurrió con Formoso. Con este “tecnicismo” montaron el “juicio a un cadáver“. Además, Esteban, que también incumplía este tecnicismo, quedaría libre de culpa si lograban anular sus actuaciones, ya que Formoso le consagró como obispo.

Se hicieron correr todo tipo de bulos y, a los nueve meses, se montó la pantomima. Pero la sorpresa sería mayúscula para los obispos/jueces cuando contemplaron que el juicio no sería en ausencia del encausado, si no que estaría presente. Se exhumó el cadáver del Papa -incluso se cuenta que alguien situado detrás del muerto hacía de ventrílocuo – y, lógicamente, fue declarado culpable.

¿Qué más le podía pasar? Fue enterrado, vuelto a desenterrar, tras anularse el proceso en 897, y otra vez enterrado en la basílica del San Pedro con todos los honores.

Fuente: Grandes episodios desconocidos de la Historia – Joseph Cummins

Share

La lógica de Omar o la justificación de quemar libros

21 nov
21 noviembre 2010

Como contamos en otra ocasión, hay libros que pensaste que nunca se escribirían pero el califa Omar llegó a justificar la incineración de libros.

Tras la muerte de Mahoma, se inicia el periodo de los Califas Perfectos (llamados así porque eran familiares o amigos íntimos del profeta). Estos primeros califas fueron cuatro (Abu-Bakr, Omar, Otmán y Alí). El segundo de ellos, Omar, conquista e islamiza Siria, Persia, Palestina, Egipto…

En el año 644 se toma Alejandría, en la que se encuentra la gran Biblioteca de los Ptolomeos compuesta por miles de legendarios papiros. Ante aquel tesoro y sobre qué hacer, Omar, con un “lógica aplastante“, soltó:

No hay más que un libro verdadero: el Corán. Si los libros de esa biblioteca contienen cosas opuestas al Corán, son impíos y hay que quemarlos; y si dicen lo mismo que el Corán, son superfluos y hay que quemarlos también.

Según cuentan las crónicas, estos libros sirvieron para mantener encendidas las calderas de los baños públicos durante seis meses.

Así que, cuidado con la lógica o, mejor dicho, el uso de la lógica para justificar nuestros hechos.

Share

Pornografía Infantil NO

20 nov
20 noviembre 2010

Hoy, 20 de noviembre, es el día Universal del Niño y, lamentablemente, tenemos que seguir denunciado que la pedofilia todavía sigue presente en la red.

Nos unimos a la III Cibercampaña 2010 contra la Pornografía Infantil que denuncia la presencia en la red de miserables que la utilizan para engañar niños, compartir fotos, contar experiencias… y, además, la dejadez por parte de “los que pueden y deben hacer algo” para erradicar esta lacra social.

Ya no se esconden tras archivos fake, ahora comparten archivos en las redes sociales, las denuncias son innumerables, las promesas de tomar cartas en el asunto se las lleva el viento o son insuficientes.

Espero, y deseo, que no se tenga que celebrar la IV Cibercampaña 2011 contra la Pornografía Infantil.


Para colaborar puedes unirte al grupo No a la Pornografía Infantil de Facebook, creado para esta campaña y te animo a que denuncies a la policía cualquier perfil con material de pornografía infantil, es tan sencillo como enviar un email con toda la información a denuncias.pornografia.infantil@policia.es

Share

De cómo Internet ayudó a la primera película española hecha en Nigeria

18 nov
18 noviembre 2010

Esto no es una leyenda urbana, ni una historia de cine que se quedó en “agua de borrajas”, es la historia del cómo, el por qué y el para qué de Superzebraman, de Javier Urtasun, la primera coproducción hispano nigeriana de la historia en Nollywood (Nollywood es el sobrenombre por el que se conoce a la industria local por ser la 3ª a nivel mundial, tras Hollywood y Bollywood). En tres post os contaremos la historia de la película, la parte detrás de las cámaras: anécdotas divertidas, momentos desesperados y, al final, el estreno.

La Idea.

Aquella mañana de enero de 2009. tratando de superar la depresión post vacacional, me puse a mirar destinos para mis vacaciones de agosto haciendo bueno el dicho de “hombre previsor vale por dos”. El año anterior había estado en Ciudad Juárez y este año también quería que fuese especial…Decidí ir a África.

Lo primero que me vino a la mente fue Sudáfrica, con esos paraísos del Surf. Me parecía una opción excelente. Unas vacaciones deportivas. Relajándome al sol, haciendo la vida sana que trataba de llevar en Barcelona y que nunca ponía en practica. Era lo que necesitaba…

Tras la euforia inicial, comencé a reflexionar. Era la primera opción y pintaba bien para lo que acostumbro a organizar. Era una decisión cabal, inteligente y apetitosa… pero no me acababa de cuadrar…¿de verdad buscaba en este momento estar tumbado al sol rodeado de turistas inteligentes y sabios?¿Iba a ser esto especial o simplemente divertido? ¿igual sería tan perfecto que luego no querría volver a la vida real? Y es que volver a tener depresión postvacacional no entraba en mis planes. Buscaba precisamente salir de ella.

El surf es un grandísimo deporte, seguramente el mejor. Pero no era la terapia que Ciudad Juarez me había dado y que ahora quería repetir. Te permite interactuar con la naturaleza, conocer lugares chulisimos, relajarte, estar en forma, ver chicas guapas, pero aunque parezca increíble, Ciudad Juarez me dio mucho más.

Y es que en las vacaciones pasadas me sentó muy bien vivir la locura de la guerra de narcos. Aunque suene paradójico, a posteriori generó en mí un relax y unos pensamientos que trascendieron a las vacaciones durando todo el año. Y eso para unas vacaciones es mucho. Me enseñó que la sociedad puede y debe cambiar para adaptarse. Que todo es relativo y que la vida prevalece por encima de todo. Me reveló que lo que en un lado llamamos tragedia, en otro es simple desgracia, en otro castigo, y en otro, al final y por pura supervivencia, lo más normal del mundo. Y a la inversa. Lo que en uno es minima tontería, en otro es grave tragedia. Léase asesinatos, corrupción, homosexualidad o religión. Y la cuenta seguiría con perros, vacas, cerdos y sus respectivos continentes y países.

Y es que al final es el conjunto de personas que forman una sociedad los que acaban definiendo qué es normal y qué no. Por eso, a mi me encanta ir a estos sitios tan diferentes al mío. Hablar con gente convencidísima de algo y pensar que en otra parte del planeta hay un tío que piensa totalmente lo contrario y está convencidísimo es un buen ejercicio. Te genera una fuerza extraña. Te convence de que la mitad de los problemas son imaginarios. Y eso mola. La humanidad tiene un punto de locura que es necesario analizar y estoy convencido que darse cuenta de ello es la clave para no acabar haciendo algo grave contra alguno de tus semejantes.

Por eso unas vacaciones así pueden hacer parecer toda tu vida anterior un cuento, y toda tu vida futura una peli en 3D. Por eso a este nuevo viaje había que pedirle más. Ahora era el momento de vivir emociones fuertes y debía ser el inicio de una nueva etapa vital. Por eso decidí seguir pensando. África tenia que tener otras opciones.

Los astros se alinearon cuando me vino a la mente que Nigeria era la 3ª industria cinematográfica a nivel mundial. El dato salió así, de repente, el solito, no fue un artículo que leí de casualidad en el periódico ese día como pasa en otras ocasiones. No, estaba ahí, en mi mente, desde hacia mucho, anclado a ella gracias a mi pasión por el cine, como diciendo ¿que no sabes a donde ir? Qué poca imaginación. Busca tu destino a través de aquello que más te gusta, el cine. Ah! coño, es verdad, porque… ¿allí se hace cine? Ah! claro en Nigeria. Si buscaba un lugar en el que la locura fuese superior a la mía, anhelando por unos fugaces instantes sentirme racional, serio y formal, este era perfecto. Olé. Venga ya está, me voy a ver el rodaje de una película al estilo Nollywood.

Así me puse a buscar información sobre directores y producciones de Nollywood. Al encontrarla todo cambió: ¡rodaban pelis en 6 días y por 2000 dólares! Yo tenia 15 de vacaciones y una cantidad de dinero parecida ahorrada para un portátil…¡Podía hacer una película! Mi sueño al alcance de la mano.

Y es que hacer cine es y será un sueño para mi. Me evade, escribiendo guiones me permito crear nuevos mundos o ir al futuro o al pasado y jugar a los adivinos planteando situaciones, y reflexionar y pensar en cómo actuamos, pero sobretodo, actuar de un modo surrealista y loco y que eso este justificado. Y eso para los que amamos la psicodelia, tiene un gran atractivo.

Poder entrar en un mundo donde todo nuestro inútil talento de golpe cobra sentido es un auténtico sueño. Y es que si el cine tiene la función de ayudar a evadirse a los abnegados ciudadanos que luchan por levantar el país cada día, crear situaciones surrealistas está justificado e incluso es necesario.

Está claro que el cine puede ser mucho más. Si dentro metes un mensaje que de otra manera el espectador se niega a ver o recibir, mejor que mejor. Ahí ya eres un artista, o mejor dicho, un científico. Porque de ciencia el cine tiene un rato. Pero incluso si no te ves con todo ese power todavía, y sólo sabes hacer el payaso, el cine también tiene sentido. Porque ni la versión más restrictiva ni la mirada más rancia hacia el cine ha podido nunca negar su función como entretenimiento. Y quedémonos con “ha podido nunca negar su función”…Yo quería ser funcional desde pequeño, por eso ahora no iba a dejar pasar la ocasión de ser útil por fin y entretener a las masas, aunque fuese con la peor película de la historia.

Ya tenía mi primer proyecto empresarial: hacer una película en Nollywood y grabarlo todo para posteriormente contarlo al mundo. Casi nada, una película y un documental para empezar la carrera de un tipo que no había hecho ni un solo corto serio en su vida. Pero ¿Quién dijo miedo?

Tenia ante mí la posibilidad de hacer algo que se saliese del marco establecido (aunque fuese por mala), sin atacar absolutamente a nadie, con un toque demasiado friki como para que ya estuviese hecho y además barato. Ya sabía que la calidad cinematográfica del proyecto podía llegar a ser muy mala, pero el interés a nivel empresarial tenía sentido. Y eso me daba confianza.

Nollywood, con sus bajos precios, más allá de un escenario donde rodar un loco documental, era un ejemplo empresarial a seguir, o por lo menos un caso de estudio relevante. Cuando yo estudiaba Administración de Empresas había una frase que decía “una buena estrategia convierte las amenazas en oportunidades y los puntos débiles en ventajas competitivas”. Y eso es lo que habían hecho en Nigeria. Convertir su atraso tecnológico y su color en ventaja competitiva para derrotar al todo poderoso Hollywood haciendo pelis baratísimas con una temática local sin parangón. Si Hollywood era una maquina impresionante, nosotros Íbamos a juntarnos con los tios que habían acabado con su mercado en África.

La peli podía acabar siendo una mierda, pero la experiencia merecería correr el riesgo. Además, seguro que algo aprendería de cine, de empresas y de gastronomía, y las vacaciones serian fantásticas. No había dudas.

Me puse como un loco a pensar en quién conocía que hubiese estado en Nigeria…ummm…ummm…pues a nadie…ummm. Y le pregunto a un colega, y a otro. Y si lo piensas…¿Conoces a alguien que haya estado en Nigeria? Pero espera…un día hace tres años oí en la radio que en el festival de cine de alguna isla en las Canarias le habían dado el premio opera prima a una chica belga que tras conocer un videoclub estilo Nollywood decidió irse a Nigeria a investigar sobre el tema…pero su nombre era…y el festival era…bueno vamos a poner a prueba Google…metemos Nollywood Canarias y …Premio…¡anda sale el nombre de la chica!…vamos a darle una vuelta de tuerca, voy a buscar el nombre de la chica en Facebook… pongo su nombre y…aparece sólo una persona, vale, voy a escribirle, en inglés claro, le escribo, son las 11:01 del miercoles 21 de enero de 2009 en la oficina….11:57 me responde la chica en castellano, diciéndome que había vivido en Barcelona 5 años y que me pasaba todos sus contactos…Así ya no había excusas, le dije a mi jefe que lo dejaba y una semana más tarde, día 28 de enero iba por última vez a mi trabajo para dedicarme a partir de entonces en exclusiva a Superzebraman, la primera coproducción hispano nigeriana de la historia…

Share

Un jamón… para el mejor.

16 nov
16 noviembre 2010

Algunos recordaréis aquel programa de finales de los sesenta “Un millón para el mejor” presentado por Joaquín Prat, pues desde Historias de la Historia tenemos “Un jamón para el mejor“, bueno… un jamón y packs de libros.


Gráfico de Rayajos en el Aire

Os cuento. Los asiduos de este rincón sabéis que los dos últimos años, y esperamos seguir muchos más, se ha convocado el “Premio de Relatos Cortos” con una gran acogida, por cantidad y calidad de los relatos. Así que, vamos a seguir con los relatos cortos. En esta ocasión los relatos seleccionados pasarán a formar parte de la última locura en la que me he embarcado -divina locura- junto a Françs Gori de la Editorial Toison. Sólo os puedo adelantar que la locura huele a “papel”, es atrevida, distinta, arriesgada y en la que vosotros seréis una parte muy importante (enero/febrero).

Bases del Premio:

  1. Podrán participar en esta iniciativa todas las personas mayores de edad, siempre que sus trabajos sean escritos en castellano y estén inéditos, es decir, que no hayan sido publicados en ningún medio existente.  La extensión del texto no será superior a cuatro folios (o DINA-4) ni inferior a dos, en formato .doc. El tipo de letra del texto será Arial o Times New Roman, fuente 12 e interlineado sencillo.
  2. La temática de los relatos podrá ser: histórica, intriga, acción, terror, ciencia ficción, policíaca…
  3. Cada participante podrá enviar sólo un relato.
  4. Los relatos se adjuntarán en un correo electrónico (historiasdelahistoria@gmail.com) con el asunto “Un jamón para el mejor”. En el cuerpo del mensaje se incluirán los datos personales: nombre y apellidos del autor (y/o seudónimo), dirección completa con código postal y correo electrónico de contacto. Además, se deberá incluir el libro elegido de Umbriel Editores.
  5. El plazo de envío de los relatos comienza hoy y finaliza el 16 de diciembre de 2010.
  6. Los ganadores se publicarán el 20 de diciembre de 2010. Así como los relatos seleccionados para formar parte de la iniciativa.
  7. El autor, por el hecho de presentar el relato a concurso, declara que la obra es original y de su propiedad, y en consecuencia se hace responsable respecto a su propiedad intelectual.
  8. Todos los relatos seleccionados ceden sus derechos a este blog  y a Ediciones Toison para su reproducción en cualquier medio (digital o físico). Si estos relatos se llegasen a publicar,  se hará constar el autor en la publicación.
  9. Si el domicilio del ganador del jamón estuviese fuera del territorio nacional se cambiará por su valor económico o por su envío a otro domicilio.
  10. La participación en este premio supone la total aceptación de estas bases

Estas navidades puedes tener el mejor jamón en tu mesa y estupendos libros en tu biblioteca. Además, puedes formar parte de una iniciativa para el fomento e  iniciación a la lectura. ¿Por qué no te das una oportunidad?

Share

Campaña de marketing literario en 1809

14 nov
14 noviembre 2010

Para el lanzamiento de cualquier producto al mercado son fundamentales campañas de marketing y de publicidad. Pero cómo hacerlo en 1809… con la picaresca.

En este caso hablamos de Washington Irving (1783 -1859) y su libro “History of New York from the beginning of the World to the end of the Dutch Dynasty” (Historia de Nueva York desde el comienzo del mundo hasta el fin de la dinastía holandesa), una sátira sobre la historia y la política.

Escribió este libro bajo el seudónimo Diedrich Knickerbock y antes de su publicación preparó su particular “campaña de marketing”. Inundó los medios de comunicación de New York con anuncios sobre la desaparición del “supuesto historiador” holandés Diedrich Knickerboker. Además, colocó una nota en la habitación donde, supuestamente, estaba alojado el historiador holandés. La nota decía que, si no volvía, se autorizaba a los propietarios del hotel a publicar el manuscrito escondido en la habitación para pagar la cuenta.

Este caso, envuelto de polémica y misterio, conmocionó a la sociedad neoyorkina, incluso se llegó a ofrecer recompensa por alguna pista. Llegado el momento, 6 de diciembre de 1809, se publicó el libro con un gran éxito de ventas (no sé si por pena, morbo o curiosidad) y de crítica (además, era bueno realmente).

Los neoyorkinos no se lo debieron tomar muy mal, ya que el nombre del equipo de la NBA de New York, los Knicks, es una abreviatura de Knickerbockers.

El ingenio y una dosis de picaresca fueron los ingredientes de la mejor campaña de marketing.

Fuente: Washington Irvin, ¿Por qué Washington Irvin es todavía importante?

Share

Switch to our desktop site