• http://robinju.blogspot.com Robin Jú

    Curiosos compañeros nos depara la vida. Podía haber aprendido algo de filosofía de su compañero….la cara de Hitler de niño no tiene precio.. Un abrazo Javier y creo que toca felicitarte ¿¿¿no???

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      Eso parece… Gracias

  • Pingback: El genocida y el filósofo, compañeros de clase

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://www.latinajadediogenes.blogspot.com Cayetano

    El odio de Hitler hacia los judíos tenía profundas raíces y muy diversificadas: su posible ascendencia judía por vía de la abuela paterna que fue seducida por un judío acaudalado, la humillación sufrida por los comerciantes judíos que decidían comprarle o no sus mediocres cuadros, etc. Hitler era un resentido con todo el mundo. Había que buscar un culpable de la crisis alemana y le vino al pelo este colectivo.
    Un saludo.

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      El caso es que, a lo largo de la historia, los judíos siempre han estado ahí para echar mano de ellos… como cabeza de turco.
      Un saludo

  • http://www.sagitaire17.com/ sagitaire17

    Hola Javier,
    Antes que todo felicidad :)
    Y nada más que añadir a los comentarios de los compañeros Robin Jú y Cayetano.
    Un abrazote.

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      Muchas gracias.
      Un abrazo

  • http://logio.blogspot.com Eulogio

    Parece que hasta tuviera bigote ya.

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      Es que ya prometía el niño…

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    No creo que a un psicópata genocida le influya demasiado su infancia. En la foto su cara ya dice mucho, le falta únicamente el bigote.
    Besos querido Gladiador

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      No tenía pinta de ser muy feliz en sus años de colegio…
      Un beso y gracias… por todo.

  • .Avi

    Que graciosa es la sombra debajo de la nariz del niño Hitler, hasta parece su característico bigote XD

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      Sólo le falta la gorra de plato… :)

  • jaime

    La verdad, es que si nos fijamos bien, el “Wittgenstein de la foto de arriba” no se parece en nada al verdadero… mejor dicho, al de la segunda foto…. Más que nada por las características de las facciones del rostro…

    • jaime

      La verdad, es que ambas fotos no se parecen en nada.
      Wittgenstein (el de abajo) tiene varias características inconfundibles: tiene unos ojos claramente “hundidos” (un arco sopraorbital muy prominente) su nariz es característicamente aguileña, su boca es mucho más pequeña, y otro detalle: orejas más puntiagudas.
      Espero no haber arruinado tu post. Me encanta tu blog!!

  • http://www.ahorayanomasegocentrismo.blogspot.com Ana Raquel

    Excelente post. ¡Felicidades!

  • Didocmu

    La cara de Hitler no es lo que más me choca. Es su actitud ante la foto, brazo cerrado, inmovilismo… !
    Me gustan las fotos. Un saludo

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    Nunca sabes en qué se convertirá tu compañerito de escuela :( Una entrada fascinante, como todas las que estás publicando.

    Un abrazo.

  • http://www.varlania.blogspot.com Chema García

    Me sumo incondicionalmente a lo dicho por Xurxo!!

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Estoy intentando adivinar un apunte de bozo en la foto…y no lo consigo
    ¿Seguro que es Hitler?

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    Caprichos del destino…

  • http://bloggsspartako.blogspot.com/ miguel angel

    Supongo que el antisemitismo de Hitler tuvo mas que ver con que la sociedad alemana era antisemita, estaba en el ambiente. Pero es curiosa esa coincidencia.

  • http://leonardinsky.blogspot.com/ Leonardo Alvarez

    Lo más increíble es que neurólogos y psiquiatras en nuestro días han llegado a la conclusión a través del estudio de biografías de sus contemporáneos y personas que fueron cercanos a ellos, que ambos tenían Síndrome de Asperger, que es una especie de autismo de alto funcionamiento, que sé caracteriza por intereses restringidos, conocimientos enciclopédico, una rutina muy estructurada, y un uso del lenguaje demasiado formal, lo que a ambos pudo haberles hecho parecer “viejos chicos”.

  • adriana maldonado

    El odio de Hitler hacia los judíos tenía profundas raíces

  • Andi

    Me gustan estas coincidencias son geniales

  • esteban

    “el genocida y el filósofo” basta con ese encabezado para no interesarse por el contenido de algo que podría haber sido interesante; el típico sesgo ignorante impuesto por los ganadores de la guerra, lamentable.

Switch to our mobile site