• Pingback: Edmundo Pérez

  • Pingback: GeeksRoom

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: Pablín Castañón

  • Pingback: Club Divoblogger

  • Pingback: Compartidos @Goefry

  • Pingback: Fernando del Álamo

  • Pingback: Isabel

  • Pingback: Alberto Carlos

  • Pingback: Eduardo Recuero Cara

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • Pingback: Sònia de Jaime

  • Pingback: Malapata

  • Pingback: DeHistoria y Hoy

  • Pingback: Fede Diaz

  • Pingback: jose navas pareja

  • Pingback: Fran Caramelo Odioso

  • Pingback: Jose Carlos

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Gerard Prieto

  • Pingback: Jesús del Río

  • Pingback: Gotardo

  • Pingback: mariano

  • Pingback: María Gabriela Ortiz

  • Pingback: Eulogio Diéguez

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: La coma blasfema y otras erratas de la Biblia

  • Pingback: Camarada Bakunin

  • Pingback: La coma blasfema y otras erratas de la Biblia

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Gabriel

  • Pingback: Jesús Alberto

  • http://rayajosenelaire.blogspot.com Chema Barragan

    … y las que quedarán por ahí con ‘mogollón’ de errores, jeeeejejeje. Yo me quedaré con ‘La Biblia de los Borrachos’, por eso de que verán a dios dos veces, jaaaaaaajajajajajaja

    Un fuerte abrazo Javier :)

  • Pingback: Leyre Bilbao

  • http://cafeconclio.blogspot.com/ Malapata

    Y luego están los errores de traducción. Según leí una vez la famosa frase de “Es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja…” es un ejemplo de ello, de ahí la extraña comparación. Según parece, al traducir del griego la palabra “kamelos” se transcribió erróneamente por “camellos” en lugar de su verdadero significado, una soga gruesa usada para amarrar los barcos.
    Saludos

  • Pingback: Neuromante

  • Pingback: Claudia Iraola Riera

  • Carlos

    En inglés, doncella es ‘damcel’, no ‘dancel’ O sea, una errata sin más.

    ‘Vineyard’ no es una vid, sino un campo de vides (una viña).

    La palabra ‘printers’ en este caso se ha traducido buscando la chanza, con vengativas ‘impresoras’ llenas de tinta. En aquel tiempo seguro que se habría pensado en ‘impresores’ o trabajadores de una imprenta.

    ‘Peacemaker’ no es un pacífico ni un pacifista, sino un pacificador.

  • Pingback: Cecilia Ann Tosh

  • Pingback: Javier Merino™

  • Pingback: Javier Merino™

  • http://laneuronaimpasible.blogspot.com/ mariano-waspy

    Me ha encantado !! En el nombre de Dios lo que haga falta !! La de los injustos es la más real..
    Un abrazo

  • Pingback: Sandro Malfitano

  • http://www.losmundosdejairo.blogspot.com jairo

    Lo que cambia una simple palabra o una acentuacion

  • http://latinajadediogenes.blogspot.com Cayetano

    Qué bueno. Esto de las erratas viene de lejos. Y luego está el asunto de los signos de puntuación que al emplearse mal cambian completamente el significado de lo quiere decirse como aquello que se contaba en la obra de teatro:
    “Señor, muerto está. Tarde llegamos.”
    Y el actor cambió pausas y acentos:
    “Señor muerto: esta tarde llegamos.”
    Un saludo y feliz día de Reyes.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Chema, esa particular Biblia es un homenaje a Baco…

    Un abrazo

  • Pingback: Dethorin

  • http://psandez.com pSandez

    Esta: “La Biblia de los tontos: edición de 1763″, es brutal xD

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Malapata, el caso que tú cuentas lo he tenido siempre aparcado para ver si me daba para escribir un post…
    Salu2

  • Mercedes

    Visto lo visto, la Biblia de los injustos parece que no iba muy desencaminada… Beso Javier y feliz año

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Carlos, hechas las correcciones oportunas… Gracias.

  • http://maireencuenta.wordpress.com Maireen

    Y no te digo nada cuando, antes de la imprenta, las copias se hacían manuscritas. Además de las típicas erratas cometidas por el copista hay otros ejemplos más complicados. Eran frecuentes los comentarios al margen del texto y, a veces, alguna palabra o frase de esos comentarios se terminaron incluyendo en el texto en posteriores copias, dando lugar a curiosas interpolaciones.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Mariano, y si alguna no era un errata…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @jairo, pero eso pasa en cualquier libro. Aquí trasciende el hecho de que se toca el ámbito de la religión.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Cayetano, es que ese actor debía ser de obras de teatro de serie B.

    Buen día y mejor noche.

  • Pingback: Javier Sanz

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Mercedes, esa Biblia era premonitoria.

    Feliz año guapa.

  • Pingback: Luis Casas Luengo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Maireen, pero muchas de esas erratas parece que estaban “dirigidas” y más que copiar lo que hacían era interpretar.

  • Pingback: CafeconClio

  • Pingback: Laura Ramírez

  • http://maireencuenta.wordpress.com Maireen

    Me refería a casos que fueron claros errores de copista y no intencionadas manipulaciones de texto. Un ejemplo, el caso de la Primera carta a los Corintios 4, 6. Estoy hablando de una época muy temprana, en la que el texto todavía está en griego, sin traducir al latín, y los copistas no saben separar las palabras y escriben todo en mayúsculas.

    A un copista se le olvida la palabra “NO” en una frase y ésta queda: “Que se apasione uno por otro”. El mismo copista se da cuenta inmediatamente e intercala el NO encima de la frase.

    Esa copia sirve de modelo para otra copia posteriormente. Esta vez, el copista es una persona mucho más instruída y conoce la frase original. En el texto que está usando como modelo, y en el que se hizo la corrección, intercala debidamente en la línea la palabra que faltaba y escribe al margen “El NO está escrito encima de la A”. Sólo pretende avisar al sguiente copista.

    Pero la acotación marginal será mal entendida, y el copista posterior la intercalará en el texto de Pablo, con lo que resulta finalmente una frase que acaba por decir “No propasarse sobre lo que está escrito”.

    Esa traducción se encuentra en la edición del Nuevo Testamento de Otto Karrer. El traductor, que no se ha dado cuenta todavía de lo que ha pasado, escribe una nota a pie de página: “Probablemente de uso proverbial en relación con el Antiguo Testamento. El sentido en todo caso es el siguiente: Han de atenerse a las directrices de la Palabra revelada y no apartarse de la comunidad invocando ‘conocimiento’ o ‘sabiduría superior’”. Así, la glosa marginal de un copista se convirtió en un proverbio sbore el Antiguo Testamento.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Maireen, el problema es seguir utilizando una copia errónea como modelo para posteriores copias incluso en la caso de detectarse el error, y hacerlo constar con una nota al margen, se sigue utilizando como modelo. Sería más fácil desecharla o no utilizarla como modelo, no?

  • http://maireencuenta.wordpress.com Maireen

    Supongo que en esa época una copia a mano era algo demasiado escaso y caro como para destruirla o simplemente no utilizarla. Y, pasado el copista que se percató del error, los siguientes ya no sabían que se había producido una confusión.

  • Pingback: David P

  • Pingback: Bolsa de arena-kun

  • Pingback: Xurxo Vázquez

  • Pingback: Las historias deIruK

  • Pingback: Uchiha Sasuke

  • Pingback: Julio Santos

  • Pingback: Maria

  • Pingback: Victor E. Gil

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    La Biblia no deja de ser un libro (desde mi punto de vista) escrito por seguidores y creyentes en el Mesias, a partir de ahí cualquier manipulación del texto original se convierte en libre interpretación del mismo. Entre los manuscritos malintencionados, los “traductores” ignorantes de la lengua que traducían, aquellos que querían decir realmente lo que sus frases expresaban y pasaron a la historia como erratas y los que desconocían la ortografía y la importancia de los signos de puntuación ¿Existe realmente aquella Biblia original? A pesar de los textos hallados, tengo mis dudas.
    Besos enormes ;)

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @laMar, por hoy nos centraremos en las erratas propias de descuidos “involuntarios” y dejaremos las interpretaciones y “otros descuidos” para lugares más académicos :)

    Un beso.

  • Pingback: Teresa Sarda Sellas

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: onobelos sadagati

  • Pingback: Rubén

  • Pingback: CC

  • Pingback: Froilán

  • http://http.//www.oscarvelazquez.es Oscar

    jejejeje, quien sabe si es queriendo?

  • http://varlania.blogspot.com Chema García

    Me ha encantado el post. Muy divertido!! Y leyendo los comentarios lo que aprende uno!! Me ha encantado el de Chema Barragán ;) con su Biblia de los Borrachos que verán a Dios dos veces!! Y el debate de Maireen sobre los copistas de la Biblia. Muy interesante la pregunta de laMar, si ocurre al igual que con Homero y la Ilíada o algunos de sus poemas, el Antiguo Testamento sería la plasmación por escrito de una recopilación de tradición oral vamos a poner el 850 a. C. (por poner una fecha). Sobre el Nuevo Testamento, teniendo en cuenta que el Evangelio más antiguo se escribió unos 60 años después de la muerte de Jesús. Mira si ha dado para hacer copias y que pasara por manos de copistas, por no hablar de cada vez que se traducía a otra lengua. Si con un simple ejemplo del “telefonillo escacharrado” ese juego infantil de empezar por un extremo de la fila y decir algo en bajito al oído de quien está a tu lado, y éste a su vez hacer lo propio, con quien está a su lado, etcétera… y con unas 10 personas el mensaje ya no tiene nada que ver… tiene que haber cada versión impresionante!!

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Oscar, eso nunca lo sabremos :)

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Chema, la historia del “telefonillo escacharrado” yo lo había escuchado pero con mandos el ejército…

  • Pingback: Borja Saavedra

  • Pingback: malennne

  • Pingback: La coma blasfema y otras erratas de la Biblia

  • Pingback: Alan González

  • http://rampael.blogspot.com rampy

    La verdad es que no tenía ni idea de todo esto. Me ha encantado el artículo. Gracias por compartirlo. Recibe un abrazo enorme.

  • Pingback: Jacobo Arroyo

  • María

    Hola Javier, sería interesante que escribieras algo sobre lo que dice Malapata. Recuerdo haber leído que se trata de un recurso literario llamado “hipérbole”, es decir una exageración con la finalidad de que se entienda con más claridad el concepto y quede grabado en la mente del lector.

    La frase completa decía que sería más fácil que un camello pasase por el ojo de una aguja, que el que un rico entrase en el Reino.
    Esta ilustración, que no debe tomarse literalmente, estaba indicando que tal como no era posible que un camello literal pasase por el ojo de una aguja, aún era menos posible que un rico que siguiera aferrándose a sus riquezas entrase en el reino de Dios.

    Como algo he leído de la Biblia, aclaro que no está condenado el tener dinero y ser personas acaudaladas, lo que sí la Biblia reprueba es “el amor” al dinero.

    Lo que comenta Malapata es así. En un momento no se supo a ciencia cierta si la palabra era ‘camellos’ o ‘maroma’ Me pareció interesante aproximarse a lo más genuino de esta expresión tan conocida.
    Cariños

  • http://www.sagitaire17.com/ sagitaire17

    Se ve que estos días Dios estaba mirando por otro lado…
    Un abrazo.

  • Pingback: FRANCISCO MEMBRILLO

  • Pingback: Raúl López

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @María, lo que cuenta Malapata fue un error de interpretación o traducción, si fue intencionado para exagerarlo (hipérbole) o simplemente una errata que ha llegado a nuestros días… eso no lo sabremos.

    Un abrazo

  • Pingback: Chema García

  • http://razonhable.blogspot.com razonhable

    @Javier Sanz
    Muy interesante el artículo sobre errores en algunas traducciones de la Bíblia. Menos mal que todavia se conservan las copias más antiguas en los museos. Tuve oportunidad de examinar el Códice Sinaítico (siglo IV E.C.) y el Códice alejandrino (siglo V E.C.) ambos en el Museo Británico en Londres. Es increible como el texto original se ha transmitido fielmente a lo largo de siglos!!!
    Ah! hace poco que descubrí esta página y me parece muy buena! En hora buena!!!

  • Pingback: Juan Antonio

  • Pingback: Francisco Vázquez

  • Pingback: José Carlos

  • http://w Eva

    ¿que bueno! el de los mal hechores me ha flipado.

  • Pingback: JFDP13

  • Pingback: Cristina Juesas

  • Pingback: Sergio Martinez 

  • Pingback: kepasa29

  • Pingback: La boa y el sombrero

  • Pingback: Calma......

  • Pingback: Mario Negro

  • Pingback: Angel Ballester

  • Pingback: Skidbladner

  • Pingback: Skidbladner

  • Pingback: marisa martin

  • Pingback: Javier

  • Pingback: Trianarts

  • Pingback: E. Ferrero

  • Pingback: GraceKa

  • Pingback: José Javier Navas

  • Pingback: Vaya Fallo

  • Pingback: Antonio E. Zafra

  • Pingback: Ramón FSM

  • Pingback: Libre Mente

  • Pingback: Adrián Fernández

  • Pingback: Carmen

  • Pingback: elfotografodelcielo

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: Hector Ovejero ✔

  • Pingback: Ángela Contreras

  • Pingback: Diego Guerrero

  • Pingback: Chiara Cabrera

  • Pingback: Julio J. Garcia

  • Pingback: Arkaitz Lóciga

  • Pingback: Oihana Muñoz

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: A cabeza non para

  • Newton

    Muy bueno el post. Es normal que el libro más leído, publicado y editado del mundo tenga errores de escritura o de traducción.
    No dejen de visitarme:
    proximacentauri2012.blogspot.com
    Hasta que nos leamos

  • Pingback: Nikkita

  • Pingback: marcela lezana berna

  • Pingback: Juan C. Leguizamon

  • mary escandon

    por favor no se burlen de la biblia; recuerden que tal vez dentro de poco sea el unico libro que podamos leer

    • Zackaryas

      Muy cierto. Posiblemente sea el unico libro que los que estan detras del “poder terrenal” nos dejen leer…para seguir manipulando a la humanidad a su antojo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @mary, nadie se está burlando de la Biblia, simplemente son erratas de los copistas que, como todos, alguna vez cometieron.

  • http://twitter.com/MarioP3rez Mario Pérez

    Acabo de conocer este blog y lo veo totalmente interesante. Al respecto del artículo, me parece muy divertido y muy informativo al mismo tiempo. Gracias por el empeño que se le pone. Saludos.

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      Muchas gracias Mario.
      Por cierto, ahora he sacado el libro “Nunca me aprendí la lista de los reyes godos”
      Salu2

Switch to our mobile site