No voy a enumerar todos los métodos anticonceptivos que las mujeres han sufrido en la Historia. Y digo sufrido porque a lo largo de la Historia el hombre ha decidido hasta lo más íntimo de una mujer.

Lo más fácil y frecuente era la introducción de cuerpos extraños en el útero para “taponar” el líquido seminal. En las actas de la National Medical Association se pueden encontrar ciento veintitrés tipos de dispositivos intrauterinos. En un periódico se llegó a publicar “estos trastos llenan la vagina como si fuera una tienda de todo a cien“.


Hoy en día, y gracias a la investigación, existen métodos  más efectivos y menos radicales: píldora, DIU, parches…

Pero si nos remontamos al antiguo Egipto, encontraremos el primer método anticonceptivo femenino. Las mujeres se aplicaban una fina capa de excrementos de cocodrilo del Nilo en el cuello del útero. Aquel emplaste, evidentemente, actuaba como barrera y, además, se ha comprobado que las heces de cocodrilo son un poderoso espermicida por su elevada acidez.

Fuente: Historias curiosas de la Medicina – Luciano Sterpellone.
Fotos: Medical Transcription School

Share