Esta famosa frase pronunciada por Julio César cuando fue asesinado por un grupo de conspiradores en el Senado.

Tradicionalmente se cree que se referí­a a Marco Junio Bruto, hijo se Servilia que a su vez fue amante de Julio César durante mucho tiempo. Incluso se llegó a creer que podí­a ser hijo suyo (pero las fechas no cuadran).  Julio César se proclamó dictador acaparando todo el poder y eliminando la República. Marco Bruto, junto con Casio, y otros senadores conspiraban contra el dictador, pero éste lo sabí­a. El 15 de marzo del 44 a.C., Julio César era acuchillado varias veces en las escaleras del Senado romano. Por tanto,  no tiene sentido que ésta expresión se refiriese a Marco Bruto, porque Julio César sabí­a que estaba con los conspiradores. Entonces…

Existí­a otro “Bruto”, Décimo Bruto Albino. También formaba parte de la conspiración y era muy querido por César.

Para rizar el rizo, según Suetonio la frase literal fue “Kai sú, teknon” (en griego). Aquí­ también hay dos versiones: unos dicen que era una pregunta y otros una exclamación.

¿A quién se referí­a?. Qui lo sá. 

Share