Archive for month: enero, 2008

Juan Granados. Entrevista

27 ene
27 enero 2008

Escritor y periodista gallego. Autor de varios libros, le conocí­ por “El Gran Capitán“, libro referencia para conocer las gestas de Gonzalo Fernández de Córdoba.

Juan Granados1.- ¿El primer libro que te dejó huella? ¿Qué edad tení­as?

Sin duda “El maravilloso viaje de Nils Holgersson” de Selma Lagerlí¶ff; no tendrí­a más de 5 o 6 años y mi madre me lo leí­a pausadamente mientras tomaba vahos por una larga sinusitis. Cuando aquello terminó, casi eché de menos estar enfermo, en aquel tiempo disfruté mucho con la contemplación de la Laponia desde los hombros de un pato doméstico que habí­a aprendido a volar. Yo creo que en ese instante decidí­ ser escritor.

2.- ¿Tu primer libro que tuvimos la suerte de ver publicado?

Comencé publicando artí­culos relacionados con mi especialidad en Historia Moderna, luego cinco libros, también de historia en Ví­a Láctea, mi editorial de toda la vida. En realidad nunca he dejado la investigación, aún sigo en ello. Pero mi primera novela fue “Sartine y el caballero del punto fijo” (Edhasa, 2003). Un manuscrito con fortuna, porque enseguida fue aceptado por Daniel Fernández, con esa bonhomí­a y generosidad que le caracteriza. En ella trato de homenajear un curioso episodio de nuestro siglo XVIII, el espionaje español en Londres en época del Marqués de la Ensenada, Jorge Juan no era sólo un genio de la hidrodinámica, tení­a una faceta aventurera muy novelable.

3.- Escritores y libros preferidos, releí­dos, especiales, etc.

¡La gran pregunta! Aquí­ uno nunca sabe por donde comenzar y por donde terminar. Sólo me atrevo a facilitar un listado ni ordenado ni exhaustivo de preferencias. Si recuerdo que a los catorce años acompañé a un tí­o medio nihilista de compras por la cuesta de Mollano. Aquella mañana compré un ejemplar de “La Peste” de Camus, una antologí­a de la poesí­a del 27 y un libro de ensayos de Bertrand Russell, dos horas después, tras un café en el Gijón, ya no era el mismo.

De chaval leí­a mucho a Verne y a Salgari, también a Forrester, el de Horatio Hornblower. Yo creo que de ahí­ y de Robert Graves viene mi gusto por la novela histórica, recuerdo una en especial: “Tamburas” de Karl Heinz Grosser; una novela extraordinaria a caballo entre la Persia de Cambises y el Egipto de Psamético, con mercenarios jonios por medio. Pensándolo bien, algunos de mis secundarios, excesivos y gritones, como Felipe O”™Conry o Diego Garcí­a de Paredes, tienen bastante que ver con las sensaciones leí­das en aquella maravillosa novela. Aún aprendo de la delicadí­sima sensualidad de algunas de sus escenas.

Luego vendrí­an muchos más: Steinbeck, Pavese, Juan Marsé, Faulkner, Neruda, William Saroyan, Salinas, Italo Calvino, Cela, siempre Cela y sus frases redondas cargadas de humaní­sima indiferencia, ¿recuerdan por ejemplo aquella de su Mazurca para dos muertos?: “La vida nunca sigue igual y con el dolor por medio, menos aún”, no se puede decir mejor. La vuelta a Camus, siempre se regresa a Camus, Borges, naturalmente, una erudición luminosa e impagable, la prosa delicadí­sima de Antonio Lobo Antunes; por supuesto las andanzas de Woody Allen por Manhattan, que me relajan más que cualquier otra cosa en el mundo, no se, afortunadamente son tantos. íšltimamente me interesa mucho Paul Auster, dice todo con muy poco, ¿qué tal estas frases entresacadas de Brooklyn Follies?: “””Todo ha sido culpa mí­a “”empezó””. Hace tiempo que lo veí­a venir, pero estaba demasiado débil para hacer frente a la situación, demasiado nerviosa para defenderme. Eso es lo que pasa cuando crees que el otro es mejor que tú. Dejas de pensar por ti misma, y cuando te quieres enterar ya no eres dueña de tu vida. Ni siquiera te das cuenta, tí­o Nat, pero entonces ya estás jodida. Verdaderamente jodida…”

Leer m´s →

Share

Anibal y Roma. Enigmas de la Historia

24 ene
24 enero 2008

Iniciamos aquí­ una nueva categorí­a con los enigmas de la Historia. Enigma: “¿Por qué Aní­bal no tomó Roma tras la victoria de Cannas?

En el año 216 a.C. Aní­bal se enfrenta en Cannas a ocho legiones romanas, caballerí­a y tropas auxiliares (compuestas de aliados), en total más de 80.000 hombres. Por otro lado, Aní­bal ofrecí­a unos 40.000 hombres (iberos, libios, galos y cartagineses) y 6.000 jinetes (númidas en su mayorí­a). La superioridad numérica de los romanos hací­a presagiar el fin de Aní­bal en la pení­nsula Itálica, pero el resultado de la batalla (que contaremos en una nueva sección “Grandes Batallas”) fue la masacre del ejército romano. Más de 50.000 bajas por parte romana y unas 6.000 por parte cartaginesa.

El panorama que se presenta para Roma es desolador. El mayor ejército reclutado por Roma ha sido derrotado. Aní­bal puede llegar hasta la propia ciudad de Roma. Pero aquí­ comienza el enigma, Aní­bal decide no tomar Roma y acuartelarse en el Sur, incluso Mahárbal (uno de sus lugartenientes al mando de la caballerí­a númida) llego a decirle “Aní­bal sabes vencer, pero no sabes sacar provecho de tus victorias”.

Nunca sabremos la verdadera razón de por qué no marchó hacia Roma, aquí­ os dejamos diversas razones (cada uno que saque sus conclusiones):

  1. Aún siendo derrotada, Roma todaví­a mantení­a muchos aliados.
  2. Podí­a reclutar rápidamente nuevas legiones (por ejemplo bajando la edad de reclutamiento, normalmente de los 16 a 40 años)
  3. Roma era una ciudad perfectamente amurallada y Aní­bal no disponí­a de recursos para construir armas de asedio ni mantener un largo asedio con las tropas que le quedaban.
  4. Esperaba que los aliados de Roma se rebelaran y se unieran a su causa, dejando a Roma huérfana de apoyo exterior.
  5. Ofreció a Roma la Paz pero se rechazó. Roma rendida a los pies de Aní­bal hubiese sido la victoria perfecta (cumpliendo así la promesa hecha a su padre Amí­lcar, “odio eterno a Roma”)
  6. La falta de apoyo -envío de más tropas- por parte de Cartago (controla el Senado cartaginés el gran enemigo de Aní­bal, Hannon “el Grande”)

¿Acertó o se equivocó el mejor estratega de todos los tiempos?

Share

Alarico y los godos

22 ene
22 enero 2008

Gracias a irreductible os ofrecemos este video de Alarico y los godos (audio Pasaje de la Historia de Juan Antonio Cebrián).

www.Tu.tv

Share

Juan Antonio Cebrián candidato medalla de oro

22 ene
22 enero 2008

Aviso: Ante la posibilidad de que los correos electrónicos sean eliminados os aconsejamos hacer el enví­o postal Muchas Gracias  rosaventerosImagen amigos Rosaventeros

No queremos unir a la propuesta de Juan Antonio Cebrián como candidato a la medalla de oro de Castilla la Mancha, por su enorme esfuerzo en la difusión de la cultura y la Historia.

ADHESIí“N A LA PROPUESTA DE CANDIDATURA PARA LA MEDALLA DE ORO DE CASTILLA LA MANCHA DE JUAN ANTONIO CEBRIAN

D. ___________________________________________________ con DNI____________ en el dí­a de hoy ____/____/2008; desea adherirse y mostrar su apoyo a la propuesta realizada el pasado 9 de enero de 2008, mediante ventanilla única de la administración dirigida a la Consejerí­a de Cultura de la Junta de Castilla la Mancha, para la concesión de la Medalla de Oro de Castilla la Mancha por sus méritos en la difusión de la cultura al periodista, escritor y locutor de radio albaceteño D. Juan Antonio Cebrián Zúñiga.

Si se enví­a por carta, dirigirla a :

ILMA. SRA. Dª MARíA SOLEDAD HERRERO SAINZ-ROZAS

CONSEJERA DE CULTURA DE LA JUNTA DE COMUNIDADES DE CASTILLA LA MANCHA

C/TRINIDAD 8 45071 TOLEDO

Si se enví­a por correo electrónico dirigirla a:

Gabinete de Cultura: sramiro@jccm.es D. Siro Ramiro Nieto

Aquí­ se puede descargar la carta (.doc)

Siempre te recordaré.

Share

Gonzalo Fernandez de Cordoba. El Gran Capitan

06 ene
6 enero 2008

Gonzalo Fernández de Córdoba, nuestro “Gran Capitán” que intervino en la toma de Granada y luchó contra los franceses en tierras italianas. También fue el germen de la posterior creación de los “tercios”. Puedes escuchar el audio de su historia (duración de 34 minutos)

Audio Gran Capitan.

Share

Entrevista Javier Sierra

03 ene
3 enero 2008

1.- ¿El primer libro que de dejó huella?¿Qué edad tení­as?

Creo que fue “Recuerdos del futuro” de Erich von Dí¤niken. Tení­a once años y recuerdo que lo compré en una feria de libros antiguos que instalaron en La Glorieta, en Teruel. Me costó el “sueldo” de esa semana (25 pesetas), pero en mí­ produjo un efecto devastador. Su visión de ciertos pasajes de la Biblia interpretados en “clave extraterrestre” me hizo afrontar mis clases de religión de otra forma y me invitó a considerar que todo lo que entonces aprendí­a en el colegio –a excepción, tal vez, de las asignaturas de ciencias– era fruto de la interpretación, y uno una verdad inamovible. ¡Fue todo un hallazgo!

2.- Tu primer libro que tuvimos la suerte de ver publicado.

Mi primer libro fue publicado en diciembre de 2005, y se tituló “Roswell, secreto de Estado”. En él reuní­a todas las investigaciones que habí­a hecho desde 1991 sobre el caso de un supuesto “platillo volante” estrellado en Nuevo México en 1947. El tema se habí­a puesto de actualidad aquel verano gracias a la divulgación de una pelí­cula que recogí­a la autopsia practicada a uno de los supuestos ocupantes de aquel objeto. Hoy sabemos que la filmación se falsificó, pero seguimos sin conocer quién lo hizo y por qué.

3.- Escritores y libros preferidos, releidos, especiales, etc.

Hay muchos. De Erich von Dí¤niken y sus teorí­as, salté a autores como Carl Sagan, Graham Hancock, Christian Jacq o Robert Bauval. Pero en mí­ influyó mucho el sentido crí­tico y del humor inglés que desplegaba Antonio Ribera en su abundante producción bibliográfica: desde su “Operación Rapa Nui” sobre los misterios de la Isla de Pascua a sus libros de investigación, novelas y relatos. Pero esta pregunta es muy injusta, porque obliga a dejar atrás muchos nombres importantes para mí­, como Pepe Rodrí­guez y sus libros sobre sectas, J. J. Bení­tez y sus investigaciones de campo, Juan G. Atienza y sus libros de “pistas geográficas” de la España mágica…

4.- ¿Cuánto suele durar la labor de documentación para escribir un libro?

Para una novela suele llevarme dos o tres años. Para un ensayo, no sé decirlo. Mis libros de investigación son “acumulativos”; en ellos reúno experiencias y conclusiones alcanzadas a lo largo de mucho tiempo.

5.- Momento o momentos históricos más importantes de España

Sin lugar a dudas, el siglo XVI y la aventura de la exploración de América. Me parece increí­ble que, por culpa de consideraciones polí­ticas y de propaganda protestante, no nos sintamos orgullosos de aquella aventura. Es cierto que corrió la sangre y que protagonizamos episodios vergonzantes, pero también llevamos la imprenta, nuestro idioma y las artes de navegación a esas tierras.

6.- Si la realidad histórica de España es sólo una, siendo las fuentes, en teorí­a, las mismas ¿cómo se puede contar nuestra Historia de formas tan dispares?

Ya lo dije antes: la historia no es una ciencia exacta, es interpretable. Cuanto antes lo descubramos, antes madurará nuestra civilización.

7.- ¿Quién es tu mentor en tu pasión por la Historia/Literatura?

Mi madre. Ella me enseñó a leer y llenó mi infancia de libros.

8.- ¿Cuándo se rodará una gran pelí­cula histórica en nuestro paí­s?.

Ya estamos dando pasos en esa dirección. Además, creo que el gran número de lectores de novela histórica que tiene nuestro paí­s terminará por convencer a los productores de cine para embarcarse en más aventuras de este tipo.

9.- ¿Tus aficiones “secretas”?

Son públicas: viajar, leer… en definitiva, descubrir.

10.- Un dí­a perfecto serí­a …

…Aquel en el qué lograra ponerle punto y final a un libro y sonriera al hacerlo.

Share

Switch to our desktop site