Cayo Valerio Catulo (siglo I a.C.) fue un poeta latino de la época republicana. Las obras que se conservan de Catulo son 116 poesías, en las que se mezclan poemas líricos, poesías amorosas, otras dirigidas a amigos o enemigos, ingeniosas improvisaciones, anécdotas, sátiras y… un poema que nadie se atrevió a traducir en 20 siglos.

Catulo

El poema en cuestión es Carmen 16: escrito en endecasílabos (11 sílabas) y como respuesta a las críticas de Furio y Aurelio que consideraban su poesía muy blanda, propia de una nenaza. Este poema fue considerado tan obsceno que la traducción al inglés no se publicó hasta el siglo XX y su primera línea – Pedicabo ego vos et irrumabo – se consideró como “una de las expresiones más sucia jamás escrita en cualquier idioma“.

Pedicabo ego vos et irrumabo,
Aureli pathice et cinaede Furi,
qui me ex versiculis meis putastis,
quod sunt molliculi, parum pudicum.
Nam castum esse decet pium poetam
ipsum, versiculos nihil necesse est;
qui tum denique habent salem ac leporem,
si sunt molliculi ac parum pudici,
et quod pruriat incitare possunt,
non dico pueris, sed his pilosis
qui duros nequeunt movere lumbos.
Vos, quod milia multa basiorum
legistis, male me marem putatis?
Pedicabo ego vos et irrumabo.

Las dos primeras líneas dicen algo así “Os daré por el culo y me la chuparéis, maricón Aurelius y sodomita Furius. El resto, es algo más “ligero”…

que por mis versos, como son lascivos,
me habéis considerado un desvergonzado.
Aunque es procedente que el poeta honorable
sea personalmente casto;
no es necesario que lo sean sus versos,
que, en definitiva, tienen sal y gracia
si son lascivos y desvergonzados
y pueden provocar escozor, no digo a los muchachos,
sino a esos peludos viejos que no pueden mover sus culos.
¿Vosotros, porque habéis leído miles de besos,
me consideráis poco macho?
Os daré por el culo y me la chuparéis.

Share