El otro día leyendo ¿Quienes son los culpables del fracaso escolar? de @waspy09 me acordé de haber leído en algún sitio – resultó ser en Aprender del pasado de José Manuel Pina Piquer – un decálogo de cómo no deberíamos educar a los hijos.

La Educación, que debería ser cuestión de debate sereno y reflexivo, se ha convertido en arma arrojadiza. Ya dejó claro el escritor inglés del siglo XVII, John Wilmot, que tampoco es una cuestión fácil:

Antes de casarme tenía seis teorías sobre el modo de educar a los niños. Ahora tengo seis hijos y ninguna teoría.

Pero estaremos todos de acuerdo en que siguiendo este decálogo tendremos futuras generaciones de necios, irresponsables, vagos…

  1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que le pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.
  2. No le dé ninguna educación en valores; espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.
  3. Cuando diga palabrotas, ríaselas; esto le animará a hacer cosas más graciosas.
  4. No le reprenda nunca ni le diga que está mal algo de lo que hace, podría crearle complejo de culpabilidad.
  5. Recoja todo lo que él deje tirado y hágaselo todo. Así se acostumbrará a cargar las responsabilidad sobre los demás.
  6. Déjele ver todo cuanto caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados pero deje que su mente se llene de basura.
  7. Dispute y riña a menudo con su pareja en presencia de su hijo. Así adquirirá una práctica eficaz en sus relaciones afectivas de futuro.
  8. Dele todo el dinero que quiera gastar, no vaya a sospechar que para disponer de dinero es necesario trabajar.
  9. Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El esfuerzo personal podría producirle frustraciones.
  10. Delegue en los profesores su educación pero no la autoridad. Póngase de parte de su hijo en cualquier conflicto con sus educadores. Piense que ellos tienen prejuicios contra él y realmente le tienen manía.

Ha salido la última clasificación parcial al mejor blog Cultural en los Premios Bitácoras 2011 y hemos bajado al 4º puesto. Si queréis que Historias de la Historia pueda ser uno de los finalistas tenemos que estar entre los tres primeros. Se puede votar hasta las 23.59 horas del 1 de noviembre con el usuario de Bitácoras, Facebook o Twitter. Si lo crees conveniente, puedes votar pinchando en el banner. Pase lo que pase, gracias a todos.

Votar en los Premios Bitacoras.com

Share