• Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: Demostrado científicamente: el dinero ciega | Historias de la Historia | Dinero

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    Cuanta Razón.
    Asco de dinero, con lo divertido que seria el cambio de material, el trueque

  • teresa

    Me parece una anécdota simpática y didáctica,cargada de razón y que habla de una “enfermedad”muy común,sobre todo hoy dia,donde el dinero lo compra casi todo;porque como decía no se quién ,compra la cama pero no el sueño.Un beso

  • Pingback: Alma Rodriguez Garci

  • Pingback: Comal cOOL

  • Pingback: divoblogger

  • Pingback: Paco Lozano

  • Pingback: Laura de Bife

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Oscar, el dinero lo tuvo que inventar algo sin nada que ofrecer a los demás.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Teresa, hay cosas que el dinero no puede comprar, o eso dicen.
    Un beso

  • Pingback: Norma Noemi Herrera

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    Buenísima historia ;) Y repleta de razón, nada hay que corrompa más que el dinero
    Un beso enorme

  • Pingback: virginia leiva

  • http://fernannn.blogspot.com/ FErnando

    es un mal necesario, sin dinero no tenemos muchas cosas que precisamos. Un abrazo.

  • Pingback: fidelmartin

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @laMar, lamentablemente así está montado este “tinglado”.

    Un beso

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Fernando, el problema es que para muchos “sólo” el dinero tiene valor, dejando de lado otros “valores”.
    Un abrazo

  • Pingback: senovilla

  • http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/ senovilla

    Una bonita historia la que nos dejas en una noche tan especial.
    Un abrazo

  • Pingback: Fernando Nieto

  • http://neurotransmisores.blogspot.com/ Neurotransmisores

    Creo que ciega más el ansía de tener dinero que el dinero en sí.

    Saludos.

  • Pingback: Goefry

  • cc

    Hace tiempo aprendí que algunos son tan pobres que sólo tienen dinero. Por más que éste sea necesario para vivir en la sociedad, tal y como la concebimos, debemos otorgarle la importancia justa que tiene, ni más ni menos. De no hacerlo es el dinero el que nos maneja a nosotros nutriéndose de nuestras debilidades y temores.
    Por cierto, como no he tenido tiempo de portarme mal, los Reyes han sido generosos conmigo. Un abrazo electrónico para todos.

  • Pingback: Felix Casanova

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Senovilla, esta noche es noche de ilusión…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Neurotransmisiones, en resumidas cuentas la avaricia

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @cc, y aunque hubieses tenido tiempo de portarte mal… no lo habrías hecho.

    Un abrazo

  • http://cristalescrito.blogspot.com Jose Jaime

    Esta historia ha estado muy bien, con mucha moraleja.
    Que te traigan muchas cosas los reyes.

    Abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @José Jaime, igualmente amigo.

    Un abrazo

  • Enrique

    El dinero mata y perjudica seriamente su salud. Sobretodo en aquellos empresarios que juegan con el dinero de sus empresas como si jugaran a la ruleta, cuanto más dinero se juegan, más ganan o pierden.

  • Pingback: SIngenio

  • Pingback: costampla

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Enrique, peor es todavía el que juega con el dinero ajeno y luego se va de “rositas”.

    • Neus

      Javier.. cuanta razon…. Que rabia me da ver esto en mi familia, y no poder hacer nada al respeto…

  • Pingback: gustavo adolfo alva

  • http://www.digitaldeporte.com/ JRio

    Javier, la frase es bien cierta, y la historia muy buena…., pero que nos lo venga a contar alguien de la iglesia…, eso sí que es una paradoja, je, je.

    Feliz Año Nuevo.
    (No me importaría que este año me ceguera un poco algo de ese dinero)

    Un abrazo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @JRio, pero si te ciega que sea lo justo para no perder nuestros valores.

    Un abrazo

  • http://www.elrefinamiento.com Luis I. Díaz

    Me ha encantado, desde luego fue muy gráfico.

    Un saludo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Luis, para quien iba dirigido así debía ser.

    Un saludo

  • http://mequeda.blogspot.com/ Domingo

    Cuando no es el dinero es el poder, la influencia o el status, o todo a la vez, pero el caso es que vivimos en permanente ceguera, embrutecidos por aquello que creemos que nos hace bien pero que en realidad nos destruye como personas.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Domingo, nuestros valores se han convertido en el valor… del dinero.

  • Pingback: twittter bot

  • Pingback: Adriana Bello

  • Pingback: Asesoría Armor

  • Pingback: HdH

  • gema

    Pues yo del rico, hubiese cogido otro papel, escrito en el Lógica se la hubiese enseñado y dado a leer y luego hubiese puesto encima una cruz de oro, diamantes y rubíes de esos que llevan los cardenales o “hombres de fe”, a ver que leía. Tambien valen las palabras, realidad, ciencia, libertad, evolucion….

    • Neus

      jeje mucha razón, pero por suerte no todos son asi, la fe de verdad no es ostentosa, es sensible y honesta…

  • http://shortu.net/7 escorts en madrid

    Más de uno elegiría ser ciego a cambio de ser rico, podéis estar seguros de eso.

  • Half Nelson

    Eso de identificar El concepto de Dios con tales valores supone un ejercicio de demagogia, buenísimo moral, manipulación y beaterismo bestial.
    Me decepcionas, muchos conocimientos pero poco pensamiento.

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      Siento decirte que, por tu comentario, parece que no entiendes el concepto ironía…

  • Zackaryas

    Yo no diria que ciega a la gente, personalmente creo que los convierte en estupidos. La mayoria de las personas con dinero consideran que por el hecho de tener dinero “ya se las saben todas” y son mejores que los demas.Quizas por eso alguien escribio refiriendose a los republicanos en USA.” Los Republicanos o son estupidos o tienen mucho dinero.”

Switch to our mobile site