En el año 1079 Alfonso VI enví­a al Cid a Sevilla para cobrar las parias (tributos pagados por las Taifas a los reinos cristianos para mantener la paz y protegerlos ante posibles ataques de otras Taifas).

Cuando al-Motamid, rey de Sevilla, y el Cid están tramitando su pago, les llegan noticias del movimiento de tropas de Abd Allah, rey de la Taifa de Granada, junto con tropas cristianas (encabezadas por Garcí­a-Ordoñez, conde de Nájera y amigo personal del Alfonso VI) hacia Sevilla. El Cid trató de evitar el combate pero la insistencia de Garcí­a-Ordoñez hizo que el Cid uniese sus tropas a las de al-Motamid, tributario de su rey, y así­ derrotar a los granadinos y sus aliados. El Cid capturó a Garcí­a-Ordoñez y al rey de Granada y los tuvo encadenados tres dí­as, para escarmiento. Al-Mutamid pago, encantado, las parias e hizo varios regalos personales al Cid, entre ellos Bavieca.

De regreso a la corte, el Cid cometió otro error: pernoctó una noche en el castillo de Luna, donde estaba confinado, por orden del rey Alfonso, su hermano menor Garcí­a (al que su padre Fernando dejó Galicia).

De todo esto se aprovechó el conde de Nájera para acusar al Cid de apropiarse de parte de las parias de Sevilla y de confabularse con Garcí­a para derrocar al rey. Alfonso hizo caso de su amigo Garcí­a-Ordoñez y desterró al Cid en el año 1081.

Consideraciones HdH:

  • Alfonso VI estaba predispuesto a creer a su amigo Garcí­a-Ordoñez antes que al Cid.
  • El enfrentamiento entre taifas beneficiaba al rey cristiano. Posiblemente el enfrentamiento entre Granada (junto a Garcí­a-Ordoñez) y Sevilla fuese maquinado en la corte cristiana.
  • El Cid cobró las parias y al-Motamid le hizo regalos personales. Las parias llegaron í­ntegras a su destino.
Fuente: Pasajes de la Historia – Juan Antonio Cebrián, Verdad y Leyenda – José Luis Olaizola, Momentos decisivos de España – Gustavo Villapalos.

Share