Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa

07 ene
7 enero 2011

Parece algo indisoluble a nuestra cultura mediterránea. Como tantas otras cosas, les debemos nuestra irrefrenable afición a la vida social con una copa en la mano a nuestros ancestros greco-romanos. Fueron ellos quienes trajeron a Hispania su costumbre de tomarse un trago de vino con algo sólido para acompañarlo antes o después de hacer sus trabajos, ocios o negocios. Artífices del desarrollo urbano en la vieja Iberia, transformaron nuestras viejas ciudades encaramadas en cerros, incómodas y estrechas, por unas nuevas más amplias, diseñadas siguiendo una cuadrícula lógica, en las que se podía localizar con cierta facilidad los edificios públicos y establecimientos privados más demandados.

Por esa necesidad pragmática de aprovechar el tiempo entre gestión y gestión, aunada a la austeridad general de la ciudadanía en temas gastronómicos (muy lejos de la glotonería con que demonizó la Iglesia a la alta sociedad romana), se crearon en los nuevos municipios y colonias establecimientos de comida y bebida rápida que aplacaban el apetito de camino a realizar un sacrificio en el Foro, un baño en las termas o una reunión de negocios la Basílica. La compleja hostelería de una antigua ciudad romana tenía diversas ofertas:

La Caupona era una tienda de bebida rápida y comidas frías ya preparadas – generalmente vino, chacinas, quesos o encurtidos – que podías tomar o llevar. No había bancos ni mesas, sino una barra al exterior en la que los clientes por un as podían templarse con una copa de vino y algo que roer.

Caupona

Caupona

Un poco más grande era el Thermopolium. Además de una amplia barra de mármol interior en forma de ele con varios dolia (recipientes hondos de barro) incrustados en ella para mantener ciertos guisos, bebidas o “tapas” a la temperatura óptima, tenía taburetes y mesas dentro o fuera del local y esclavos para atenderlas. En estos negocios podías comer algo de caliente y beberte una buena jarra de vino templado por menos de un sestercio. Aunque generalmente modestos, los hubo bastante grandes, decorados con frescos y con capacidad para más de cincuenta comensales. La plebe comía sentada a la mesa, como nosotros. Sólo los ciudadanos pertenecientes a las clases pudientes comían recostados en los banquetes de las diversas festividades que jalonaban el calendario.

Como ambos tipos de “restaurantes” estaban integrados dentro del tejido comercial urbano de las antiguas ciudades, tenían la misma denominación que el resto de tiendas, tabernae; Es el único negocio cuyo nombre ha perdurado más de dos mil años… Con el tiempo, este tipo de pequeños negocios de comida rápida, también conocidos genéricamente como popinae, ampliaron sus servicios permitiendo que, por un módico precio, los clientes pudiesen dormir en pequeños cubículos e incluso satisfacer otros apetitos con los esclavos del local, entrando en plena competencia con los lupanares (que ya veremos en detalle en una nueva entrega de esta serie)

domustaberna

domustaberna

Por último, un viajero que acudía a la ciudad desde lejos para realizar sus negocios, ritos o gestiones podía comer y dormir en otros establecimientos más grandes y más cómodos. Stabula se llamaba el establo con cubículos en el piso superior y un gran comedor, siendo el Hospitia una especie de hostal sin cuadras con varios dormitorios. Las grandes vías de comunicación, como la Vía Augusta, contaban con una red de Mansio (probablemente procede de la forma verbal latina manere, “Lugar donde pasar la noche durante un viaje”), un auténtico hotel de hoy en día para soldados y comerciantes de paso. Las prestaciones que brindaba al viajero eran equivalentes a una estación de servicio actual (mutatio) Estaban dotadas de cuadras, repuestos para los carros y veterinario, un espacio termal, habitaciones y un gran salón comedor. En su inicio, estos establecimientos estaban controlados por el ejército, siendo regidos por un oficial denominado mansionarius. Había una cada jornada natural de treinta mille passuum (unos cuarenta y cinco kilómetros)

No hemos cambiado mucho estos últimos dos mil años; Seguimos disfrutando quedando con algún amigo antes o después de alguna gestión en el centro y tomarnos unos tacos de sepia plancha untados con aceite, ajo y perejil picado, unas lonchas de jamón turboleta o unas aceitunas partidas en ajedrea remojadas con un buen trago de vino de Lauro… eso sí, en buena compañía, si los dioses nos lo permiten.

Colaboración de Gabriel Castelló.

Share

Tags:
62 replies
  1. Fernando Solera says:

    Yo creo que unas buenas tapas siempre entran bien, aunque mejor en buena compañía. En el fondo no hemos cambiado tanto. ¿Por qué habría que modificar las buenas costumbres?

    Feliz año a Javier, a Gabriel y a toda la familia de Historias de la Historia

    Responder
  2. Javier says:

    @Fernando, a veces es suficiente con mantener lo que tenemos.

    Igualmente

    Responder
  3. Jose Jaime says:

    De todo esto no sabía nada, y yo que creía que los restaurantes eran cosa de ahora.

    Abrazo

    Responder
  4. teresa says:

    ! Vamos ! que ya esta todo inventado o asi todo,pero algo quedará ¿no?.Besos

    Responder
  5. Antonio E. Zafra says:

    La cantidad de cosas que nos dieron entre Romanos y Griegos. Sinceramente amigo mio te digo que no se qué hubiese sido de la humanidad sin estas dos civilizaciones.

    Responder
  6. Balovega says:

    Lindo día..

    Ha sido un placer pasar a saludarte y mucho mas leerte,… Buen fin de semana..

    Un abrazo

    Responder
  7. Septem Frates says:

    Somos la envidia de muchas naciones y en muchas latitudes. Sobre todo por estas razones, por nuestra manera de vivir y de compartir divirtiéndonos. Tendremos muchos defectos, pero para relacionarnos y compartir una cerveza, café…….somos únicos. Ya les digo, nuestra herencia es maravillosa.

    Responder
  8. ARÍSTIDES says:

    Lo bueno no hay por qué cambiarlo. Tomar un refrigerio en buena compañía, comer como dios manda o disfrutar con una copa en la mano y los amigos como aliados son placeres extraordinarios.

    En realidad son costumbres que reconfortan el alma.

    Responder
  9. Javier says:

    @Antonio, si es que en el fondo somos unos “clásicos”

    Responder
  10. Javier says:

    @Balovega, igualmente.

    Un abrazo

    Responder
  11. Javier says:

    @Septem Frates, somos herederos de la historia más extensa e interesante. Recuperarla y conservala es nuestra obligación.

    Responder
  12. qwerty says:

    Septem Frates: sí, la envidia de los ecuatorianos y los marroquíes, porque de lo que son los países desarrollados somos el hazmerreir. A ver si te piensas tú que en cualquier país de Europa no puedes salir igual a tomar unos vinos o comer por ahí. Bueno, igual algo de verdad hay, que igual no es: allí no son tan paletos de tener exclusivamente vinos del país, por lo que además de un Rioja o un Ribera del Duero -que también los tienen-, puedes probar vinos franceses, italianos, australianos, californianos, chilenos, … Y eso mientras te fumas un cigarrito sin que te persiga un gobierno totalitario, con el suelo limpio en vez de lleno de mierda y sin tener que aguantar a un montón de patanes pegando voces.

    Responder
  13. Javier says:

    @Arístides, y echarse un cigarrito con el café… porque en este espacio se permite fumar (espacio público abierto).
    Reconfortan el alma… y los sentidos.

    Responder
  14. Javier says:

    @qwerty, te noto un poco irascible, no sé si será por la ley de tabaco pero, como he dicho antes, aquí se permite fumar.
    Todo depende de con quién y en qué te compares, en cuestiones de relaciones sociales (que no redes sociales) creo que poco o nada tenemos que envidiar a nadie.

    Un saludo

    Responder
  15. Gabriel Castelló says:

    Amigo qwerty, quien suscribe este artículo hace tiempo que sólo bebe Rioja y Ribera del Duero cuando no hay otras opciones. Desde el Nero d’Avola de Sicilia al Alentejo portugués, los vinos del viejo mundo saben diferentes a los de Oceanía, Africa y América, a pesar de que Australia, Aregentina, Chile o Sudáfrica, por ejemplo, están elaborando unos vinos estupendos. ¿Sabes por qué no tienes estos vinos tan interesantes en nuestros ruidosos bares y restaurantes? Porque los holandeses, ingleses o daneses no tienen familias y pueblos enteros que vivan del vino, todo es importado y les da igual de donde, como sucede con otros productos. Pero a nosotros no nos da igual. No solemos untar las tostadas con aceite italiano, tomar vino francés o zumo de naranjas marroquíes… porque consumiendo el fruto de nuestras tierras ayudamos a que el campo y sus gentes no acaben en la indigencia.

    Responder
  16. Kikas says:

    Y es que moverse por la cuenca mediterránea es un placer para el sentido del gusto.
    Acabo de venir de unos días en Atenas
    ¡Como me he puesto, Javier!
    Y lo mejor…es que los niños se han puesto como pobres tambien
    Ni una p…hamburguesa
    Bueno…que ya estoy de vuelta
    Un abrazo

    Responder
  17. senovilla says:

    Pena lo del cigarrito, si hubiera sido una herencia romana….

    Un abrazo

    Responder
  18. J-M says:

    Me encanta la epoca romana

    Queda pendiente el post sobre Itálica que te comenté en cuanto apruebe la asignatura que me queda en enero te doy el toque y te envio info.

    Un saludo!

    Responder
  19. Javier Sanz says:

    @Kikas, en tus múltiples viajes siempre has sabido moverte para encontrar los mejores sitios para comer.

    Un abrazo

    Responder
  20. Javier Sanz says:

    @Senovilla, el cigarrito se lo debemos a nuestros hermanos del otro lado del charco y al marinero Rodrigo de Jerez que acompañó a Colón en su viaje a las “Indias”.

    Un abrazo

    Responder
  21. Javier Sanz says:

    @JM, cuando tú quieras, y puedas, me lo envías y lo publicaré.

    Un abrazo.

    Responder
  22. Abulkasis says:

    QUERIDO AMIGO QWERTY , YA EN EL NOMBRESE APRECIA QUE ERES ALGO PECULIAR , EN PRIMER LUGAR PARECE ALGO XENOFOBO ESO DE QUE UN ECUATORIANO , SEA MENOS QUE UN ALEMAN , TAN CIVILIZADO AHORA Y TAN BARBARO EN LA EPOCA DE QUE HABLAMOS ¿ SABES QUE LOS LEGIONARIOS ROMANOS , SABIAN SI HABIAN PERNOCTADOS GERMANOS EN UN CAMPAMENTO , POR EL TAMAÑO DE SUS HECES ?.
    EN SEGUNDO LUGAR , ESTE PAIS ES VERGONZOSO EN MUCHOS ASPECTOS , SOBRE TODO LA CLASE POLITICA QUE SOLUCIONA TODO A GOLPE DE DECRETAZO .
    PERO CHICO , DECIR QUE EN INGLATERRA , ALEMANIA , SUECIA E INCLUSO ITALIA , SE COME MEJOR , DEMUESTRA QUE NO ERES MUY AFICIONADO AL ” BUEN YANTAR ” .
    SOLAMENTE MIRA LA VARIEDAD CULINARIA DE ESTE PAIS .
    O QUE LOS MEJORES ” COCINEROS ” SEAN ESPAÑOLES , TAMBIEN ES UN INVENTO .
    PUES NADA , NO SALGAS AQUI , CUANDO VIAJES SAL Y TE VAS A UN BAR DONDE PONGA TAPAS .
    UN ABRAZO . Y BON APETIT .
    PD .- Tal vez en Francia , pero llevate la VISA ORO .

    Responder
  23. heathere23 says:

    X10 – The Last few years I have been low on cash and debts were eating me from all angles. That was Right Until i decided to make money on the INTERNET. I landed on surveymoneymaker p net, and started filling in surveys for straight cash, and doing so, I’ve been far more able to do my things! i’m happy, that I did this! – rAF1

    Responder

Trackbacks & Pingbacks

  1. […] >> extraído de: http://historiasdelahistoria.com/2011/01/07/costumbres-de-roma-comer-y-dormir-fuera-de-casa […]

  2. […] hablamos de los restaurantes de la Antigua Roma, Caupona y el Thermopolium (genéricamente llamados Tabernae), pues hubo un lugar en lo que hoy es la provincia de Almería […]

  3. twittter bot dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://j.mp/gutXQ0

  4. #Observando: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa | Historias de la Historia http://bit.ly/fZxemo

  5. Manuel dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://goo.gl/qLPrK

  6. Nikkita dice:

    RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  7. divoblogger dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/dQ3Mzt vía @jsanz

  8. fidelmartin dice:

    RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  9. RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  10. Goefry dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/dQ3Mzt vía @jsanz

  11. Carlos Soler dice:

    RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  12. costampla dice:

    RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  13. RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/hYnyrN

  14. senovilla dice:

    RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  15. DarkSapiens dice:

    RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/hYnyrN

  16. Gladyzs dice:

    RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  17. Martïn Eme dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2 @jsanz

  18. RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  19. RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  20. RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://is.gd/kjjn2

  21. Lupe dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa | Historias de la Historia http://ff.im/-wq4b8

  22. [...] Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa historiasdelahistoria.com/2011/01/07/costumbres-de-roma-c…  por barney_77 hace 3 segundos [...]

  23. @Goloviarte dice:

    Oro a @jsanz Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/hYnyrN vía @likeamashpotato

  24. RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/hYnyrN

  25. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Parece algo indisoluble a nuestra cultura mediterránea. Como tantas otras cosas, les debemos nuestra irrefrenable afición a la vida social con una copa en la mano a nuestros ancestros greco-romanos. Fueron ellos quienes traje…..

  26. Kewban dice:

    RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/hYnyrN

  27. RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/hYnyrN

  28. bovolo dice:

    RT @jsanz: Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/hYnyrN

  29. Hector Russo dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://goo.gl/fb/79aF7 por @jsanz

  30. Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/fSmAzu vía @jsanz

  31. Clipp dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/gOCuTe vía @jsanz

  32. Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/eVBOh8 (Vía @jsanz)

  33. ArteCar24 dice:

    RT @jsanz Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/eVBOh8

  34. 14blogs dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa: Parece algo indisoluble a nuestra cultura mediterránea. Como t… http://bit.ly/eVBOh8

  35. Javier Sanz dice:

    Costumbres de Roma. Comer y dormir fuera de casa http://bit.ly/hYnyrN

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Switch to our desktop site