El entierro más nauseabundo de la historia

26 ene
26 enero 2012

Tras la muerte del rey de Inglaterra, Eduardo el Confesor, y rompiendo el acuerdo que había firmado con el duque de Normandía, Guillermo, se nombró rey a Harold. En 1066, alegando un derecho legítimo sobre la isla, Guillermo invadió Inglaterra. El 14 de octubre las fuerzas sajonas y normandas se encontraron en Hastings; la batalla duró todo el día, hasta que Harold murió a causa de una flecha que le atravesó un ojo. El duque de Normandía recibió el apelativo de Guillermo el Conquistador y fue coronado como Guillermo I de Inglaterra. Acababa la dinastía de los sajones y comenzaba la de los normandos.

En su coronación, Guillermo se comprometió a respetar las leyes y costumbres existentes en Inglaterra. Su reinado se caracterizó por el orden y la paz, pero conseguidos mediante la violencia y la crueldad que le hicieron muy impopular entre sus súbditos. Durante una batalla en Ruan (Francia) su caballo, posiblemente asustado por el fuego, freno en seco y Guillermo se golpeó violentamente contra el pomo de la silla. Hay que recordar que Guillermo era extremadamente obeso… de los que no se la ven al mear. Aquel accidente le produjo la perforación del intestino con la consiguiente filtración del contenido intestinal hacia la cavidad abdominal, ocasionando una peritonitis. Tras varios días de terribles dolores, el 9 de septiembre de 1087 fallecía.

Cuando el cuerpo llegó a San Esteban de Caen, donde iba a ser enterrado, era una bomba de relojería: pus, contenido intestinal, gases propios de la descomposición… y, para rematar la faena, se había hinchado tanto que no cabía en el sarcófago de piedra. No se les ocurrió otra cosa que empujar el cuerpo e introducirlo a presión… el cuerpo estalló y desparramó todo su contenido. Arcadas, vómitos, olor pestilente…

Fuentes: BBC, History Learning site, Royal History

Share

Tags:
62 replies
  1. Robinju says:

    brutal, hay personas que parece que todo lo que han sembrado terminan recogiéndolo…

    Responder
  2. patricianuro says:

    ¡Que bonita historia!. Tú si que sabes contar historias para enamorar a las chicas

    Responder
  3. pSandez says:

    ¡Vaya espectáculo tuvo que ser! jejejej

    Responder
  4. Chema Barragan says:

    No se yo, ummmm… habrá que llamar a ‘Horatio’ o a ‘Crisom’, que en esas cosas los del ‘CSI’ son unos expertos, jaaaaaaajajajajaj… ains!!! a quien se le ocurre, la falta de conocimientos al respecto, imagino, jaajaj

    un fuerte abrazo Javier :)

    Responder
  5. Kiko says:

    Digno de Leo Basi… ¡a no!… que aun no habia nacido. Lo que no hiciesen estos del medievo… Quina pudo jajajajaja…..

    Responder
  6. Kikas says:

    Joder, Javier…que acabo de comer
    Te voy a denunciar y vas a tner que poner rombos en las entradas…

    Responder
  7. Gladyzs says:

    Solo puedo decir…que asco!! :S pero que buen post ;)

    Responder
  8. ana says:

    Horripilantemente nauseabundo,de chiste si no fuera tan real, valga la redundancia.

    Responder
  9. Kikas says:

    Hombre, si nos la pillamos con papel de fumar, sí…pero esto es gore, tio

    Responder
  10. laMar says:

    ¡¡¡Aggggggg!!! Encima de aguantar su crueldad ¿también eso? No se lo merecían. Bueno ni ellos ni nadie.
    Excelente como siempre mi Gladiador ;)

    Responder
  11. jairo says:

    Dios que entiero más escatologico

    Responder
  12. Kikas says:

    Eso…refocílate…

    Responder
  13. Nela says:

    Puagggggggggg que asquito, más asqueroso.
    Besos
    Nela

    Responder
  14. elblogdeluna says:

    La peritonitis es el “cólico cerrado”, que llamaban en algunos lugares. Un saludo

    Responder
  15. Emilio says:

    Espectacular la anécdota. Me encanta el tono macabro y grotesco.

    Responder
  16. Armandovillarrealus says:

    como dice mi nieta   !!!guacala!!!!

    Responder

Trackbacks & Pingbacks

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tras la muerte del rey de Inglaterra, Eduardo el Confesor, y rompiendo el acuerdo que había firmado con el duque de Normandía, Guillermo, se nombró rey a Harold. En 1066, alegando un derecho legítimo sobre la isla, Guille……

  2. [...] los comentarios 1 alma 20 El entierro más nauseabundo de la historia por jsanz en historia hace nada [...]

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Switch to our desktop site