• Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Blogs Culturales

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Hector Russo

  • Pingback: Mr_Rockmantico

  • Pingback: Edmundo Pérez

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Zblogs.es

  • Pingback: José Mª García

  • Pingback: Franco Talamo

  • Pingback: mercedes rodriguez

  • Pingback: marga

  • Pingback: Omar Havana

  • Pingback: Borja De Diego

  • Pingback: Antonio E. Zafra

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • Pingback: Manel F. Martinez

  • Pingback: María José

  • Pingback: Club Bloggers™

  • Pingback: DeHistoria y Hoy

  • Pingback: Fernando Solera

  • Pingback: Manuel Alqsar

  • Pingback: Antonio Lite

  • Pingback: DZ PIL

  • Pingback: Rubén B.

  • Pingback: Trianarts

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: Jesús del Río

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Francisco Exposito

  • Pingback: JM Noticias

  • Pingback: JM Noticias

  • Pingback: Kewban

  • Pingback: Una estatua de Lenin en la iglesia de un pueblo onubense

  • Albert

    Para no ofender a los comunistas… y volver a la xenofobia y ensalzamiento del genocidio de 400 años atrás. Menuda religión de la bondad y la paz que santifican sin sonrojo al arquetipo “matamoros”

  • Pingback: silvia mensegar

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    Lo que puede hacer el odio y la manipulación. Y sobre todo no ofendamos a la iglesia, pidamos permiso… :O Parece ser que la iglesia tiene mucho mas poder del que pensamos

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Albert, en este rincón ni se juzgan ni se interpretan hechos pasados… sólo se cuentan.
    Te podrían rebatir todo tu comentario pero no entraré en debates, sólo te diré que la historia, para bien o para mal, es la que es y contarla de otra forma será tergiversarla, algo que, conscientemente, no haré… de eso ya se ocupan otros.

    Un saludo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Oscar, en aquella época mucho, ahora…

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://fernandosolera.es Fernando Solera

    Hablando de la Iglesia y algunas cosas raras… a ver cuándo os devuelven lo robado ;)

    Un abrazo.

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: Una estatua de Lenin en la iglesia de un pueblo onubense

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Fernando, no está el horno para bollos… las últimas declaraciones del presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé, nos tacha de “España profunda”. Así que la cosa se demorará hasta…

    Un abrazo

  • Inma Huergo

    Ya… Como Franco cuando tapó los moros del Santiago Matamoros de Compostela para que no se ofendiera su guardia… Milagro no los quitó y puso unos cuantos “rojos”, jeje.

    Ahora en serio: una vez más la Historia nos demuestra que el ser humano no sabe por dónde anda, y en este país, menos. Sólo es mi opinión, pero cuando las cosas pasan (aunque sean horribles) vale más dejarlas como están, para recordar y no repetir. No se debe ocultar el pasado por miedo a ofender, porque igualmente habrá alguien ofendido. En Cilipi (Croacia) sólo quedó en pie la iglesia cuando entraron a sangre y fuego (literalmente) durante la guerra. Es una iglesia muy bonita y la tienen toda decorada con los bordados tradicionales del lugar. Pero en un lateral, bien a la vista, conservan las figuras mutiladas de la Sagrada Familia (A María le arrancaron los ojos, y las cabezas de Jesús y José yacen a sus pies); junto a ellos una placa recuerda los acontecimientos y explican que los montenegrinos fueron los culpables. Yo no soy religiosa, ni siquiera creyente, pero me puso los pelos de punta verlo. Y cuando leí la placa, entendí. Era un pedazo de Historia.
    En Mostar (Bosnia), cuya parte moderna sigue destruida (pasear por allí es retorcer el alma hasta las lágrimas) diga lo que diga la UNESCO (se portaron mucho mejor con Dubrovnik, dónde va a parar, aunque según cuentan en la ciudad muchas bombas no llegaron ni a explotar), el ‘souvenir’ número 1 son bolígrafos hechos con munición de fusil. No olvidan, pero siguen adelante.
    Y qué vamos a decir de los miles de monumentos a lo largo y ancho del mundo que recuerdan las atrocidades del ser humano. Aunque tropecemos una y otra vez en la misma piedra, cada tropiezo es un paso más que, junto con los aciertos, configuran nuestro presente y, tal vez, nuestro futuro. Ésa es la idea: recordar y no repetir. La Historia humana es una sucesión de ofensas y desagravios, así que para mí no tiene sentido maquillar el pasado, es como mentir. Y si algún día conseguimos tener una visión global y no sesgada de los acontecimientos, quizá, sólo quizá, el género humano conseguirá avanzar.

    De nuevo, muchísimas gracias por este blog. “Cuanto más conozco este blog, más disfruto de la Historia” ;)

    Un abrazo,

  • Pingback: Mercy Saint-Denis

  • Juan

    Eso me recuerda que en una iglesia del barrio del Carmen de Valencia me enseñaron unos amigos en los años 80 dos estatuas de Primo de Rivera y Franco de rodillas en el altar. Supongo que ya hará tiempo que las retiraron… o no.

  • Pingback: fabriciano

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Malos unos, malos otros
    Pido que no volvamos a la irracionalidad que propició aquello
    Lo de reescribir la historia cambiando los buenos por los malos y viceversa sin incidir en que una sociedad que permite eso es una sociedad enferma donde hay muy poquitos buenos es lo peor de todo.
    Y esto em vale para el 36, para los Balcanes, para…

  • Pingback: jesus garcia

  • Pingback: Cèlia Flores

  • Pingback: Enrique Lareo

  • Inma Huergo

    Ahora que lo veo publicado :o …. me tenéis que perdonar por haberme extendido tanto :S

    Un saludo a todos :)

  • Pingback: maximrudin

  • Pingback: maximrudin

  • Pingback: Gladyzs

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    Independientemente de las ideas políticas de cada uno, yo particularmente pienso que no tenia mucho sentido tener a Lenin aquí.
    Besos enormes :)

  • Pingback: René Luciani

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Inma, como siempre he dicho en este rincón sólo me dedico a contar la historia, juzgar o interpretar hechos pasados con nuestra mentalidad es un error.
    Por cierto, el verano pasado tuve la suerte de pasear por Mostar donde todavía se pueden observar los horrores de una guerra pero también el hecho de que la gente no mira atrás y tratan de que sus vidas sigan, Dubronik… es otra historia.

    Un abrazo y muchas gracias por tus comentarios.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Juan, creo que hace tiempo que sobran…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Kikas, como reflejo el libro de Juan Eslava Galán “Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie”.
    100% contigo… sin que sirva de precedente.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @laMar, manipular el arte es una práctica habitual para “mandar mensajes” y difundir ideas equívocas.

    Un beso

  • Pingback: Feliciano Milla Glez

  • Pepita Pérez

    KIKAS, de las cosas má sensatas que he leído :)

  • Pingback: Demócrito de Abdera

  • Pingback: Alexis Rebolledo C.

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Javier S. Castillo

  • Pingback: Xurxo Vázquez

  • Pingback: Pepe López

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Javier, te juro que Pepita no es prima mía
    Aunque el jamón en Navidad supongo que tuvo algo que ver. Lo que pasa es que casi me había olvidado de que se lo había mandado ¡Esperarse hasta Agosto para pagarlo!
    Pepita…en Diciembre más
    ;-)

  • Pingback: Jairo GC

  • Pingback: Gracia Sanchez

  • Pingback: Gracia Sanchez

  • Pingback: Lucas_JMarín

  • Pingback: MRCh

  • Pingback: Lori

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    El asunto es que tiene que haber siempre un enemigo :(

    Un abrazo.

  • Federico Matamoros

    Otra situación curiosa la propicio Franco cuando nombró capitan general de Galicia a un general de religión musulmana. Tenia el general musulman que participar en actos religiosos en honor a Santiago Matamoros.

    Otra curiosidad al respecto de Santiago Matamoros. En un viejo número de Historia 16 venia una nota diciendo que habian restaurado la talla de Santiago Matamoros de la catedral de Santiago y la raspar la pintura blanca del caballo, debajo habia una capa de pintura marrón. El caballo blanco de Santiago era marrón

  • Pingback: Juan Linde

  • Pingback: José Javier Navas

  • Pingback: Pablín Castañón

  • Pingback: Nikkita

  • Pingback: Carlos L. de Guevara

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Xurxo, así siempre tenemos a alguien para culpar de nuestros males…

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Federico, no sólo él sino toda la guardia mora que acompañó a Franco desde Tetuán y por lo del caballo, siempre he creído que fue blanco pero…

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: Lorena Reguero

  • Pingback: Ke pasa pues?

  • Pingback: Belén Moreno Garrido

  • Jaime

    Muy buenas, excelente artículo… aunque no puedo evitar resaltar que el ejército nacional era el ejército republicano y, el ejército de Franco el sublevado… o insurgente.

    Un Saludo

  • Pingback: zambranosoft

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Jaime, he utilizado la denominación más habitual… nada más.

    Un saludo.

  • Jaime

    Ya… bueno, yo no pretendo crear debate, ni discusión sin sentido… sé que es la denominación más habitual, pero no por ello la correcta. Se le ha dado la vuelta a la tortilla con este tipo de cosas, haciendo que los términos insurgentes y enemigos de la paz sean asociados al bando equivocado.

    En todos las empresas tiene que haber un quisquilloso ¿no?

    Un saludo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Jaime, pues si esta eres tú… bienvenido :)

  • ana

    De actos absurdos esta llena la historia, pero que mono quedaba el Lenin en esa pose, …pensando un poco, que eso no hace daño, de vez en cuando, claro, ¿no será ofender a tanto radical islamista de tener a los moros bajo la espada de Santi ?, es que tal y como está el panorama internacional…. no sé yo ,no.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @ana, no te digo que no pero la historia fue así…

  • cc

    Resulta tan absurdo orillar los aspectos menos amigables de la historia como reescribirla. Al pasado no se le puede modificar y es mejor no manipularlo con vistas a obtener algún beneficio espurio en el presente. Hay que estudiarlo y comprender los mecanismos y las secuencias de hechos que atestiguan cómo se desintegró la convivencia armónica dentro de una sociedad hasta derivar en una guerra civil. No debemos caer en el recurrente maniqueísmo para interpretar el conflicto como una lucha antagónica de buenos contra malos, cuando lo sensato sería admitir que un pueblo en su conjunto fue por la senda incorrecta.
    Un abrazo tinerfeño, sin tintes bélicos.
    CC

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @cc, tus tintes siempre son de cordura, lógica y coherencia… ¿Se puede pedir más?

    Un bso

  • http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/ senovilla

    Como siempre apasionante y curioso querido amigo.

    Un abrazo.

  • Pingback: Froilán

  • Pingback: Rebeca_Ll

  • Pingback: Lamp.

  • Pingback: Lukas ThyWalls

  • Pingback: Zypos

  • Pingback: Dids

  • Pingback: Aleph

  • Pingback: costampla

  • Pingback: Ana Suárez

  • Pingback: Esteban Rodríguez

  • http://demalaga.eu/ Antonio

    Digo yo que dirían ellos, que mejor se enfanden los moros que los comunistas.

    :-(

  • Pingback: alvinzinho

  • conchi

    desde huelva, con amor….

    magnífico artículo!!!!
    puesto que no podemos cambiar las atrocidades de la historia, ni está bien reescribirla a nuestro antojo, siempre está bien una pequeña sonrisa, cuando se puede, como en este caso.

    hubiera sido bonito que lenin siguiera allí, como recuerdo de qué es la ideología, de cómo rula la historia.

    yo también me sumo a la opinión de kikas

    gracias !

  • Pingback: Hotel Convento JM

  • Pingback: Alicia Viaña

  • Enrique Tricoloro

    Puede que las estatuas de Satiago matamoros o Santiago Azote de comunistas os parezcan una ridiculez de otros tiempos (a mí sí, desde luego; sobre todo lo primero). Pero si os dais una vueltecita (innecesaria por demás) por la catedral del facherío madrileño, La Almudena, podréis ver un altarcito consagrado a “San Escrivá de Balaguer”. Francamente, no sé qué es peor. Por lo menos con lo de Lenin te reías.

  • Felipe

    Quizá sería conveniente sustituirlo por un marciano con esto del fundamentalismo nunca se sabe

Switch to our mobile site