Mucho se ha hablado de la fortuna que Franco dejó a sus descendientes directos mediante el testamento firmado en el Palacio de El Pardo el 20 de agosto de 1968. Palacios, terrenos, fincas… constituyen un Patrimonio difícil de cuantificar, pero tras un laborioso y costoso trabajo de investigación ya estamos las claves del “origen” de dicho Patrimonio:

Franco se hizo rico gracias al alcohol.

Y para que no parezca una afirmación gratuita os dejo la explicación:

Franco fue SOBERANO de España y VETERANO en África. Regresó a España y se hizo FUNDADOR, la Iglesia le hizo DECANO por FABULOSO, por CABALLERO y por ESPLÉNDIDO. Se pude decir que no hubo otro como él desde FELIPE II.
Se casó con la ASTURIANA y a nosotros nos libró de las CADENAS del marxismo sin hacer EL MONO.
Llevaba cerca de 43 años sin salir de la CASTELLANA. Unos decían que llegaría a los 96, otros a CENTENARIO y, algunos que quizás a los 103.

Para los lectores extranjeros o  los que no suelen frecuentar los bares/tascas me gustaría aclarar que el texto en negrita son marcas de licores españoles.

Share