Alberto Korda fue un fotógrafo cubano que tuvo la suerte de hacer una fotografí­a que se hizo famosa (mucho más que el autor). Es un fotografí­a del Che (Ernesto Guevara) que el autor tituló “El guerrillero heroico” y fue tomada el 5 de marzo de 1960 durante el homenaje a los fallecidos tras el sabotaje de la CIA al barco francés “La Coubre” (cuando Fidel Castro pronunció su lema “Patria o muerte, venceremos“).

Heroico

Podrí­a ser una foto más del Che, pero esa foto dio la vuelta al mundo. En el año 1967, con motivo de la visita a Cuba, Korda le regaló una copia de la foto al editor italiano Feltrinelli, que se ocupó de hacerla circular en millones de carteles. Al principio, para el autor era todo un honor que su foto tuviera tanto éxito y, además, serví­a para difundir el ideal rebelde (personificado en la imagen del Che) y la revolución cubana, pero el “merchandising” y la explotación económica hiceron de las suyas. Camisetas, tazas, poster, calzoncillos, calendarios, pañuelos… hasta que Korda vió impresa la imagen en una botella de vodka y se buscó un abogado. Dicen que nunca recibió un dolar por la foto (vaya abogado que se buscó). Korda falleció en Parí­s en mayo de 2001.

Korda2

PenN

Share