En 1858, James Stephens, Thomas Clarke, John O´leary y Charles Kickham fundaron en Dublín la “Hermandad Republicana Irlandesa” (IRB, en gaélico) como una organización secreta que debía combatir la ocupación Británica y movilizar a los irlandeses para independizar Irlanda. Paralelamente, se creó al mismo tiempo una rama americana de la IRB en EE UU bajo el nombre de “Hermandad Feniana” (y sus miembros fenianos) con John Mahony a la cabeza, que , inicialmente, debía recaudar fondos en America entre la numerosa colonia irlandesa para la causa independentista.

La rama americana se mostró con personalidad propia y decidió actuar por su cuenta atacando la parte de Canadá (Columbia británica) controlada por los ingleses. En 1866, la Hermandad Feniana aprobó una resolución para recaudar fondos y poder reclutar un ejército. Aunque lo normal hubiese sido mantener el plan en secreto, la propia prensa americana se hizo eco de la noticia pero, en ningún estamento, se les tomó en serio. El reclutamiento no tuvo tanto éxito como el esperado – recordemos que la Guerra de Secesión había terminado un años antes – y sólo pudieron reunir un ejército de 7.000 hombres al mando de John O’Neill (antiguo oficial del ejército confederado igual que muchos de los fenianos).

Fenianos frente a canadienses

El 31 de mayo de 1866, el comandante O’Neill, junto a 800 fenianos, cruzaba el río Niágara y llegaba a Canadá. Derrotaron a un pequeño ejército de voluntarios canadienses y tomaron la pequeña ciudad de Fort Eire donde izaron la bandera verde de los fenianos. Viendo que la cosa iba en serio, el presiente americano, Andrew Johnson, envió a sus mejores generales, Ulysses S. Grant y George Meade, cuya primera misión fue retener al resto de fuerzas en suelo americano y cortar las vías de suministro. Rodeado y sin la posibilidad de recibir refuerzos, las fenianos se retiraron y O’Neill fue arrestado.

Fue una locura de algunos “iluminados” que, sin embargo, sirvió para acelerar el inicio de la unificación con la creación de la Confederación Canadiense (1867).

Fuentes: Canadian Genealoy, Grandes episodios de la Historia – Joseph Cummins
Imagen: Encore Editions

Share