El prognatismo consiste en una deformación de la mandí­bula por el cual ésta sobresale del plano de la cara. Al cerrar la boca no encaja bien y suele ocasionar problemas para hablar, morder y masticar. Es hereditario y fue un distintivo de la dinastí­a de los Habsburgo, una de cuyas ramas (Casa de Austria) ostentó el trono de España durante los siglos XVI y XVII, entre Carlos I y Carlos II.

prognatismo

La apariencia es “de pocas luces” y muchos para disimularlo se dejaron barba. 

Carlos I

Carlos I

Felipe II

Felipe II

Felipe III

Felipe III

Felipe IV

Felipe IV

Carlos II

Carlos II (si la cara es el espejo del alma…)

Pen

Share