• Pingback: Bitacoras.com

  • http://rayajosenelaire.blogspot.com Chema Barragan

    Bien por el descubrimiento. Mal por no subvencionarlo para investigar más a fondo. Lástima del equino… ains!!

    un fuerte abrazo

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      Aunque no tuvo un final feliz, el recuerdo de Jim permanece imborrable.
      Un abrazo

  • http://abaloriospvv.blogspot.com/ Pilar

    Me gusta la idea de que no habiendo fondos públicos el médico apostase su dinero, cuantas veces se hace eso calladamente.

    Pobre caballo

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      Salvar a los niños de la difteria merecían la pena hacer un esfuerzo económico…

  • http://latinajadediogenes.blogspot.com Cayetano

    A pesar del tétanos, este caballo se merece un monumento. El principio de una larga y feliz historia.
    Un saludo.

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      De hecho, hasta el problema del tétanos supuso un avance para aprobar la Ley de Control de Productos Biológicos.
      Salu2

  • http://www.losmundosdejairo.blogspot.com jairo

    Sin duda un final no muy feliz y con un resultado triste, aunque en lo global con un gran aporte.

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      El aporte de Jim fue bestial: 30 litros de suero y la Ley de Control de Productos Biológicos.

  • Pingback: Jim, el caballo que salvó a los niños de la difteria

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    Eso es ser médico con autentica devoción por salvar vidas, aunque tristemente Jim muriera, su “colaboración” fue inconmensurable.
    Besos enormes mi Gladiador

    • http://historiasdelahistoria.com Javier

      Esperemos que los recortes no afecten como para llegar a estos extremos. El caballo se merece un homenaje.
      Un beso

  • Enriqueta

    Este escrito me ha hecho pensar en el cierro del centro de investigación valenciano y como una madre ha recaudado suficiente dinero para que se pudiera seguir manteniendo el salario de la doctora que investiga la enfermedad rara que padece su hija. Corren tiempos malos para todos, pero el arte y la investigación son los primeros en caer. Quisiera aprovechar este comentario para felicitarle por este blog, Hace un trabajo divulgativo maravilloso. Enhorabuena.

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      ¡Qué no hacer por un hijo!
      Muchas gracias Enriqueta.

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    No es el primer investigador que pone dinero de su bolsillo para que luego haya políticos que saquen pecho…

    • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

      Suele haber una relación inversamente proporcional: cuanto menos han hecho más pecho sacan, los que curran no están para esas bobadas.

Switch to our mobile site