Si alguien pensaba que la publicación de las revistas para mujeres, como Marie Claire y otras muchas, han ido ligadas al reconocimiento de la mujer en la sociedad, siento decirle que está equivocado. La primera revista, o publicación, para mujeres data de 1457, cuando la mujer todavía estaba sometida al hombre.

Este manuscrito fue descubierto, por casualidad, por el profesor canadiense James Weldon de la universidad Wilfrid Laurier University, mientras investigaba en la Biblioteca de Nápoles. Son 73 páginas de un tipo de papel hecho de lino, escritas en inglés e ilustradas con diversos dibujos con muchos colores.

El hecho de sugerir que es “una revista para mujeres” se debe a su contenido: 140 recetas de cocina (como una para conservar peras, uso de especias…), de medicina (entre las que hay recomendaciones para parturientas), del hogar (cómo hacer la pasta para el lacre)… y otras inclasificables (cómo hacer salir un conejo de su madriguera). Además, para amenizar la lectura, se intercalaban cuentos.

Algunas de las anotaciones, como el uso de la canela, delata que iba dirigido a mujeres de la aristocracia o pudientes (la canela era un especia cara y difícil de conseguir) y de cierto nivel cultural (ya que eran pocas las mujeres que sabían leer).
Además, no llevaba cotilleos de la Corte.

Fuente: thestar, Medievalnews
Idea: El baúl de Josete

Share