Parece un lunes como cualquier otro, pero para mi (y sé que para muchos) no lo es. El 20 de octubre de 2007, maldita sea, se nos fue nuestro querido “maestro” Juan Antonio Cebrián. Para Historias de la Historia es un referente, el maestro de escuela que añoramos de la infancia, el amigo que te acompaña cuando lo necesitas, una voz convincente y cercana, el narrador de historias al calor del hogar, el mejor difusor de la radio española (o mundial), en resumen, la persona que casa 20 de octubre tendrá un recuerdo en este blog y muchos dí­as en mi memoria.

No tuve la suerte de conocerlo en persona, pero guardo los correos que nos cruzamos como un preciado tesoro. Sus libros y sus pasajes de la Historia mi preciado botí­n. Y tu recuerdo mi compañí­a.

Mucho te debemos y entre todos trataremos de devolverte algo de lo que nos has regalado (entrevista, homenajes, bosque Cebrián, Asociación Cultural, propuesta medalla de oro, etc).

FUERZA Y HONOR.

Share