• Pingback: Zblogs.es

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Blogs con EÑE

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Blogs Culturales

  • Pingback: Mr_Rockmantico

  • Pingback: Edmundo Pérez

  • Pingback: Hector Russo

  • Pingback: Club Bloggers™

  • Pingback: Luis Ignacio Díaz

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: Manuel Alqsar

  • Pingback: Daniel Bustos

  • Pingback: DeHistoria y Hoy

  • Pingback: Javier Hernández

  • Pingback: Jaziel DelCanda

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • Pingback: CUIDADOconlosHUEVOS

  • Pingback: Jose Asensio

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: fernando.lasaosa

  • Pingback: Fernando Solera

  • Pingback: senovilla

  • Pingback: Isabel

  • Pingback: Nikkita

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Jordi Planas Manzano

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: LUCIO299

  • Pingback: bovolo

  • Pingback: Eduardo Recuero Cara

  • Pingback: Jesús del Río

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: Xurxo Vázquez

  • Pingback: fabriciano

  • Pingback: El canal de Panamá no se construyó en Nicaragua por culpa de un sello

  • Pingback: Claudio Cáceres

  • Pingback: Borja De Diego

  • Pingback: El canal de Panamá no se construyó en Nicaragua por culpa de un sello

  • Pingback: juankar hernandez

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: Kim Nguyen Baraldi

  • Inma Huergo

    Un tío listo, sí señor :)

    He visto también un post sobre el sello de la Maja desnuda. Nos vas a convertir en filatélicos apasionados en busca de historias y leyendas ;) , así que buscando por internet di con esto:

    http://www.planetacurioso.com/2007/10/30/sabias-que-el-sello-postal-se-invento-por-una-mujer-pobre-que-hacia-trampa-con-el-correo/

    Imagino que ya lo sabes, pero por si alguien, como yo, no sabía cómo empezó todo, ahí lo dejo. :)

    Una vez más, un placer leerte. :D

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    Eso se llama conflicto de intereses?

  • Pingback: El canal de Panamá no se construyó en Nicaragua por culpa de un sello | Noticias - d2.com.es

  • http://fernandosolera.es Fernando Solera

    La inteligencia es importante en la vida, pero sin duda y por desgracia lo es mucho más la astucia, como se puede ver en este magnífico e histórico ejemplo.

    Un abrazo ;)

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Los gringolaris, de todos modos, les hicieron la cusqui a los gabachois
    Una vez escamentados en culo ajeno construyeron un canal con esclusas en vez de a nivel y, sobre todo, montaron un ferrocarril para evacuar la tierra extraida hasta el mar (Unas cuantas Islas artificiales se pudieron formar)
    Los gabachois y su grandeur despreciaron la diferencia entre el trópico y el desierto
    Y los gringos se comportaron como acostumbran en su patio trasero (O sea, como con México y Texas o España y Cuba)…sin sentimentalismos
    Como para comprarles un coche de segunda mano mientras te la estrechan con una sonrisa. (Y tú, por supuesto, con la espalda pegada a la pared, desde el colodrillo hasta los talones…por si acaso)

  • Pingback: Fiaris.

  • http://blogs.lavozdegalicia.es/manuelguisande/ Manuel Guisande

    qué bueno, que bueno !!!!!

  • Pingback: Gladyzs

  • Pingback: Pilar

  • Pingback: Gracia Sanchez

  • Pingback: Gracia Sanchez

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    Una hábil argucia, conmigo hubiera funcionado :P

    Un saludillo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Inma, conocía la historia y te puedo asegurar que el mundo de los sellos da para mucho… no será el último.

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Oscar, conflicto de intereses que se arregló con picardia ¿francesa? y un buen puñado de dólares para mover la noticia.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Fernando, y como le decía a Oscar, el dinero que tuvo que mover el ingeniero francés…

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Kikas, como se nota que he tocado un tema que dominas… ingeniería. Tu comentario completa la parte que por mi desconocimiento no he querido tocar.

    Está bien que el blog lo lean todo tipo de gremios…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Manuel, hasta que llegue a tu nivel todavía me queda mucho… Maestro

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Xurxo, porque tú eres buena gente…

    Un abrazo

  • Pingback: Carlos Suasnavas

  • Pingback: Geromecb

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Xavier Picamal

  • Pingback: Rebeca_Ll

  • Pingback: Luis Tomás Cucuzza

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Si mi pobre madre leyese tu contestación acerca de los temas que domino
    Con lo que le hice “de sufrir” durante mi carrera…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Kikas, si sólo la hubieses hecho sufrir durante la carrera…

  • Pingback: Pablín Castañón

  • Pingback: Sergio Marin Conejo

  • Pingback: Luis E

  • Pingback: mariano

  • Pingback: Agnes Kehres

  • Pingback: Kewban

  • Pingback: Norberto Ortiz

  • Pingback: Norberto Ortiz

  • Pingback: ARPASHL

  • Juan León

    El sello no deja de ser un notario de la Historia, hoy día ya no tanto, pero en sus años dorados, bien podría ser una fuente de inspiración y de estudio, saludos históricos y filatélicos

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Juan León, como ya he dicho antes ha sido fuente de inspiración para un par de post y seguro que lo será para alguno más.

    Salu2

  • Pingback: Belén Moreno Garrido

  • Pingback: Pepeday

  • Pingback: 4You Youth Hostel

  • Pingback: wilberto

  • Pingback: SIngenio

  • Pingback: Oloman

  • Pingback: costampla

  • Pingback: Diego Jurado

  • Pingback: Ana Schwarz

  • Pingback: Ana Schwarz

  • Pingback: Trianarts

  • Pingback: leito1979ar

  • Pingback: Juanra Sánchez

  • Pingback: David Montilla

  • http://www.losmundosdejairo.blogspot.com jairo

    Un artista este frances vaya si es que al final cada uno se busca la manera y he de reconocer que en este caso le salio perfecta la jugada

  • Pingback: Felix Casanova

  • http://demalaga.eu/ Antonio

    No quiero ni pensar la que podría pasar hoy que los sellos al menos en España, se pueden personalizar a tu gusto.

  • http://elblogdeluna.wordpress.com elblogdeluna

    En realidad los americanos son fieles seguidores de las pruebas falsas. Un saludo

  • Pingback: Oscar

  • Pingback: Diana Salazar

  • Pingback: Robert A. Larrainzar

  • Pingback: Araceli Lopez

  • Pingback: carolcarito

  • Pingback: RIOSERENO.com

  • Pingback: RIOSERENO.com

  • Carlos Sanchez-Sicilia

    Muy interesante la historia, muchas gracias por compartirla.

    Aprovecho para hacer la pregunta respecto al color de la estampilla. Según veo aparece en su articulo como de color negro, según he visto en otros artículos aparece como de color rojo también con la correspondiente foto. He buscado en algún catalogo online y parece que la emisión de 1900 que según tengo entendido es la que utilizó B-V aparece como de color rojo.

    Agradecería me pudiera aclarar esto.

    Saludos, Carlos.

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      La busqué en internet pero no me fijé en el color. El sello tiene el mismo dibujo pero con distintas tonalidades. No sabría decirte cuál es el verdadero.

      Saludos

  • Marcos

    Bueno no quiero incomodar pero soy de Panamá y los que yo averigüé en los libros de historia y una serie de investigaciones que hice un par de años los Estados Unidos no tomaron en canal en Panamá porque si si no porque ya estaba algo avanzado pero no digo que esta investigación es falsa si no es que me parece que no tiene una pobre base para afirma eso saludos  

  • Pingback: Sabies què? | històriamóncontemporani

  • Iakob Zvanev

    Es cierto que Carlos V manejó el proyecto de construir un canal que comunicase el Atlántico y el Pacífico, pero mucho más al norte, en México… y mediría varios cientos de kilómetros. Hubiera sido una empresa imposible para la época; el canal de Panamá mide solo 78 y su construcción fué muy complicada (y ya estábamos en el siglo XX). Finalmente Felipe II dió carpetazo al proyecto diciendo que el hombre no era quién para alterar la obra de Dios.

Switch to our mobile site