• Pingback: Fernando Solera

  • Pingback: satrian

  • Pingback: madver

  • Pingback: ibarakaldo

  • Pingback: Lawrence Roal

  • Pingback: Markos Arroyo

  • Pingback: Princesa Bathory

  • Pingback: senovilla

  • Pingback: Chary

  • Pingback: Animales utilizados como bombas

  • http://fernandosolera.com Fernando Solera

    Yo jamás tuve ninguna duda de que los animales somos nosotros, Javier. Hechos como los relatados no hacen más que confirmarlo.

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Fernando, yo también lo tengo claro desde hace tiempo.

    Buen finde

  • http://tani-escriboluegoexisto.blogspot.com Tani

    Por supuesto que hemos sido atroces, mezquinos y lo que falta. No soy pesimista, pero el poder, el desarrollo tecnológico y el deseo d eprobar nuevas cosas nos ha corrompido.
    Es un artículo interesante como siempre, Javier.

    UN beso, Guapísimo, buen fin de semana

  • http://elreves.es Elreves

    Triste labor que encomendaron a estos animales. Por otro lado … En cuanto a los Murciélagos bomba, son una prueba de los primeros precedentes de BatMan.

  • Pingback: Animales utilizados como bombas | Noticias - d2.com.es

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Tani, si ya es reprochable que sean utilizados como cobayas en laboratorios, utilizarlos como bombas es despreciable.

    Igualmente guapa.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Elreves, Batman era mas sutil, no?

    Buen finde

  • http://keagustitomekedao.blogspot.com Markos

    También están los homo ¿sapiens? bomba, que están muy de moda.

    Sigo pensando que si alguien es tan cafre como para querer meterle un bombazo a otro, que lo haga con sus propias manos y que no trate a otros seres como objetos.

    Salu2

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Markos, la diferencia es que los homo bomba van por voluntad propia… Bueno, mejor dicho, por la voluntad de los que les metieron esas ideas en la cabeza desde niños.

    Salu2

  • http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/ senovilla

    Yo veo el lado positivo de esto, es más, las nuevas tecnologías están sustituyendo el uso de animales que tantas vidas llegaron a salvar.

    Me imagino que acá en España alguno usó el Toro para “asustar” al enemigo o hacer una buena película como la Vaquilla con el genial Landa…

    Un abrazo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @senovilla, o escribir un libro como “Muerte en la tarde” de Ernest Hemingway.

    Buen finde amigo

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    Sin ninguna duda ¡los humanos! Somos los animales más destructivos y crueles de la tierra.
    Un beso enorme

  • http://noticiasorprendentes.blogspot.com/ JRio

    ¡Qué burradas!.

    Está claro que no funcionaban las protectoras de animales ni greenpeace, si no….

    Utilizar un animal para acabar con un humano, triste paradoja.

    Buen artículo Javier.
    Saludos.

  • http://juanjoyraquel.blogspot.com El dinosaurio

    Brutal.
    *
    El humano es el peor habitante de este planeta.

    Feliz finde.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @laMar, @El dinosaurio, demostrado queda que somos los peores animales sobre la Tierra.

    Buen finde

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @JRio, en tiempos de guerra poco, o nada, podrían haber hecho las protectoras.

    Saludos

  • Pingback: Miguel García

  • Pingback: Animales utilizados como bombas - apezz.com

  • Pingback: Anyely C. Tarazona

  • Pingback: Javi

  • Pingback: fabriciano

  • http://visitar.cat Muntanyes

    Tema perros, hasta julio del 1996 los entrenaban!!! Que brutalidad!!!

  • Pingback: Goefry

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Si esto lo hubiese leido mi pobre madre….
    Que me reñía cuando hacíamos barbaridades con los gatos, las lagartijas o las ranas
    ¡Unos Santos Infantes es lo que éramos!

  • http://gladyzs.clipp.es/ Gladyzs

    Siempre lo he dicho, el único ser que logra inspirarme temor es el humano, nunca sabes qué esperar de él, si un acto bueno o aberrante como este donde utilizaba vidas animales para acabar con vidas humanas. Increíble.

    Besos y excelentísimo post!!

  • http://lapinzavenenosa.blogspot.com Dorian

    Esa última pregunta es la que me hago yo todos los días.

    Gran post.

  • Pingback: KARINA H SIERRA

  • Pingback: German A

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Muntayes, la crueldad humana no tiene límites.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Kikas, no me lo recuerdes. Cuando estaba escribiendo me acordaba de un gato… bueno, sólo teníamos 15 años.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Gladyzs, @Dorian, decididamente damos miedo

    Un saludo

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    ¿Tú tambien, bruto (En minúsculas, por cierto), hijo mío?
    ;-)

  • http://www.sagitaire17.com/ sagitaire17

    Hola Javier,
    esto es tan solo una demostración más de las barbaridades que es capaz el ser “humano”.
    Un saludo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Kikas, en mi caso lo puedes poner con mayúsculas… pero todo (BRUTO)

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @sagitaire17, el problema es que me da miedo pensar hasta qué punto podemos llegar.

    Salu2

  • Pingback: Harol Páramo

  • Pingback: Fran Lucas Pérez

  • http://cristalescrito.blogspot.com Jose Jaime

    Un muy interesante artículo que desconocía, pobres perros debajo de los tanques.

    Abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @José Jaime, lamentablemente es así.

    Un abrazo

  • cc

    Las guerras contribuyen a espolear las más atroces perversiones a fin de lograr el dominio absoluto sobre el enemigo y en esas desdichadas situaciones parece que todo vale, tanto contra las personas como contra los animales. Una “lógica” deplorable.
    Buen fin de semana para todos.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @cc, muchos aprovechan las situaciones extremas (como un guerra) para sacar adelante sus peores perversiones.

    Igualmente.

  • Pingback: Cristóbal

  • Pingback: Robert A. Larrainzar

  • Pingback: Nikkita

  • Pingback: Carlos Sánchez Díaz

  • Pingback: Hector Russo

  • http://candelasevilla.blogspot.com/ Candela

    Es bastante rebuscado. No sé a qué persona enferma se le ocurren esas ideas.

    Besitos, guapo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Candela, yo te lo digo a un “humano”

    Un beso

  • Pingback: Edgar Gerik

  • Pingback: La semana comprimida IV « Nehuen Escalada

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: ArteCar24

  • Pingback: ArteCar24

  • Pingback: Club Bloggers

  • Pingback: Club Bloggers

  • Pingback: Club Bloggers

  • Pingback: Club Bloggers

  • Pingback: David Martín A.

  • Pingback: Sergio Martinez

  • Pingback: Peter Palaces

  • Pingback: Liliana Isabel Rocca

  • Pingback: pepa garcía

  • Pingback: El Ave Negra

  • Pingback: Sofía Siguelboim

  • Pingback: twittter bot

  • Pingback: Wilmer Blanco

  • Pingback: Ángel Contreras

  • Pingback: José Canelón

  • Pingback: Tecnobios

  • Pingback: José Canelón

  • Pingback: DarkSapiens

  • http://blogs.lavozdegalicia.es/manuelguisande/ Manuel Guisande

    Es flipante lo que se discurre para destruir.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Manuel, los humanos en eso no tenemos rival.

    Un abrazo

  • Pingback: Jose Maria

  • Pingback: Bruno Martínez

  • http://enmalaga.eu/ Antonio

    También manda webos el meterse en Japón, con un montón de jaulas llenas de murciélagos incendiarios, y el riesgo que te exploten en su manipulación.

    Escribo sin aprobar obviamente, el uso de animales como armas de guerra.

  • Pingback: josé honc

  • Pingback: maximrudin

  • http://www.adarehotellondon.com/ Adare Hotel London

    Cuanta maldad del hombre por Dios! que horror!!

  • Pingback: [Historias de la historia] Los animales bomba

  • Pingback: Anónimo

  • Pingback: Animales drone | Hacked Freedom | Scoop.it

  • Janeth

    La amenaza: Los humanos.

  • Pingback: Voytek, el oso que se enroló en el ejército polaco

Switch to our mobile site