Antonio Penadés Chust es historiador, especializado en la Antigüedad,  licenciado en Derecho y en Periodismo, profesor de Literatura en la Escuela de Negocios CEU de Valencia y director de un Taller literario especializado en novela histórica (Instituto Valenciano de Estudios Clásicos y Orientales). ¿Alguien da más?

Sus conocimientos de la Antigüedad dieron sus frutos con la publicación de la novela “El hombre de Esparta: la tragedia de Isómaco de Atenas“.

1.- ¿El primer libro que te dejó huella? ¿Qué edad tenías?

La historia interminable. O quizás Las minas del rey Salomón. Tendría 10 u 11 años.

2.- ¿Tu primer libro que tuvimos la suerte de ver publicado?

El hombre de Esparta.

3.- Escritores y libros preferidos, releídos, especiales, etc.

Admiro a Miguel Delibes, Gisbert Haefs, Gore Vidal, García Márquez, Robert Graves… De todos modos, Homero, Sófocles y Eurípides me parecen insuperables. Dejé de releer libros desde la relectura de El hobbit, que me resultó decepcionante. Quizás más adelante. Como novela especial, una que recrea el mundo del ajedrez cuyo manuscrito tuve la fortuna de leer: El hechizo de Caissa, de Fernando Ortega, que publicará Viceversa en octubre (y que sí releeré cuando esté editada).

4.- ¿Cuánto suele durar la labor de documentación para escribir un libro?

En mi caso, un par de años antes de empezar el proceso de escritura, aunque la documentación para temas específicos continúa incluso en la fase de corrección.

5.- Momento o momentos históricos más importantes en la Historia de España.

La Segunda Guerra Púnica, ya que si Aníbal hubiese llegado a invadir Roma, la evolución histórica de Europa habría sido muy distinta. Asimismo, creo que la integración de España en la Comunidad Europea fue un verdadero hito (por lo pronto, los países que la integran llevan ya 65 años sin enfrentarse entre sí).

6.- Si la realidad histórica de España es sólo una, siendo las fuentes, en teoría, las mismas ¿cómo se puede contar nuestra Historia de formas tan dispares?

El mayor error que puede cometer un novelista histórico es hacer que sus personajes piensen y actúen según la mentalidad de nuestros días; del mismo modo, cuando un historiador contamina sus conclusiones para adecuarlas a intereses políticos, aparca el método científico para crear un producto detestable. Como en todo, hay que acercarse a aquellos que trabajan con honestidad (y los hay).

7.- ¿Quién es tu mentor en tu pasión por la Historia?

Heródoto. Antes de descubrir su obra –tenía veintidós años– la Historia no me interesaba especialmente. Heródoto consiguió inculcarme la pasión por Grecia antigua y me llevó a tomar la decisión de convertirme en historiador.

8.- ¿Cuándo se rodará una gran película histórica en nuestro país? A los intentos de “Alatriste” y “Los Borgia” creo que les falta “ese” salto de calidad (Ágora la dejamos fuera por no tratar sobre nuestra historia). ¿Cuál sería esa película?

Alatriste me gustó, aunque quizás narraba demasiadas historias en una sola película. En cuanto al resto, es demasiado frecuente en el cine que los dictados del productor, que es quien se juega su dinero, acaban perjudicando el rigor histórico.

9.- ¿Tus aficiones “secretas”?

Aunque muy secretas no son, con lo que más disfruto es viajando y recorriendo sitios arqueológicos en cualquier rincón del Mediterráneo. Me da la vida. Eso, y quedar de vez en cuando con los amigos y reírme un rato a gusto.

10.- Un día perfecto sería …

Nadar en el mar antes de desayunar, leer el periódico, jugar un partido de tenis, leer una novela durante horas sin tener que mirar el reloj, ver una buena película y cenar con mi mujer en algún pueblo de la montaña de Alicante.

Muchas gracias Antonio.

Share