El latín nos explica por qué cualquiera puede ser ministro pero no maestro

27 feb
27 febrero 2012

Antes de dar la oportuna explicación os voy a contar una anécdota, que muchos ya conoceréis, sobre la importancia del latín. En cierta ocasión José Solís Ruiz, ministro de Trabajo durante el régimen franquista y natural de Cabra (Córdoba), le discutía al político y rector de la Universidad Complutense, profesor Muñoz Alonso, para qué servía el latín. El profesor le respondió:

Por de pronto, señor ministro, para que a Su Señoría, que ha nacido en Cabra, le llamen egabrense y no otra cosa.

Y volviendo al título de este post, vamos a servirnos de la etimología, y el latín, para explicar por qué cualquiera puede ser ministro pero no maestro.

El término maestro deriva de magister y este, a su vez, del adjetivo magis que significa más o más que. El magister lo podríamos definir como el que destaca o está por encima del resto por sus conocimientos y habilidades. Por ejemplo, Magister equitum (jefe de caballería en la Antigua Roma) o Magister militum (jefe militar).

El término ministro deriva de minister y este, a su vez, del adjetivo minus que significa menos o menos que. El minister era el sirviente o el subordinado que apenas tenía habilidades o conocimientos.

Por tanto, queda demostrado que para ser ministro no hace falta ser… nada.

Fuente: Memoria de la Historia – Carlos Fisas

Share

Tags:
84 replies
  1. Javier says:

    Concisa y estupenda entrada del tipo de las que a mí me gustan :)

    Responder
  2. Cayetano says:

    Pues me quitas un peso de encima. Yo pensaba que el ministro era más que yo porque ganaba más. El que no se consuela…
    Muy buena la anécdota de Solís, “la sonrisa del régimen”, como le llamaban por su aspecto siempre risueño.
    Un saludo.

    Responder
  3. Roberto Morales says:

    En dos palabras im presionante. Ja,ja,ja. Como dice Javier concisa y estupenda. Yo aún diría más…demoledora
    Muy buen post Don Javier

    Responder
  4. belen checa says:

    genial!

    Responder
  5. Blanca says:

    El latín nos enseña sí, pero una imágen de Mafalda vale más que mil ministros.
    Como empiece yo a ponerte cosas de mi niña favorita..

    Responder
  6. Jon Kepa says:

    Ya se encargan los ministros de demostrar que ocupan los puesto que ocupan, por cualquier cosa menos por sus méritos y sino repasen las declaraciones del actual ministro (Wert) de Cultura, o es ¿incultura?.
    Saludos.

    Responder
  7. Heimdall says:

    Si es que…más claro agua :)

    Responder
  8. alma says:

    :D Me encanta. ¡Cuánto latín nos hace falta!

    Responder
  9. Xurxo says:

    Excelente entrada Magister!

    Un abrazo.

    Responder
  10. mariluzgh says:

    Alma me ha traído hasta aquí y no sabes cuánto me alegro :) ¡ay si no fuera por el latín!

    un abrazo

    Responder
  11. Pilar says:

    Si lo que no explique la historia ;)

    Responder
  12. Oscar says:

    Esto es lo que yo llamo un ZAS a los politicuchos que tenemos

    Responder
  13. m4n010 says:

    Yo tenía mis sospechas sobre la valía de los ministros y esta entrada despeja todas mis dudas, yo estaba en lo cierto.
    Im presionado por tu forma de exponerlo.

    Responder
  14. Kikas says:

    En unas fiestas de algún sitio, yo invitado, apareció un Ministro del PSOE en la comida de la cuadrilla (Uno que quería hacer méritos)
    Había manitas de cerdo y la leche para el café era PMI
    Lo que aquel hombre tragó, todo Dios pidiendo manitas de ministro, o “pásame la leche para ministros idiotas”…

    Responder
  15. spock says:

    Has sustanciado de modo admirable lo que has dicho.

    Responder
  16. Adrián J. Messina says:

    Mafalda dando lecciones de vida, que raro!

    Fantástico!

    Responder
  17. ana says:

    Muy buena la anécdota que yo , pobre ignorante de mí , no conocía, me reí bastante…..y mira que han cambiado las cosas en este mundo cuando “más” es menos y “menos” es más….incluido el salario…..

    Responder
  18. GANESHA says:

    sencillamente , EXCELENTE, una verdad que ignoran, los gobernantes.

    Responder
  19. jesus says:

    jaja, yo soy de este pueblo y estudiante de latin jaja! tiene bastante razon

    Responder
  20. Ignacio says:

    Javier no critiques que todos tenemos mucho que callar.-
    “Si lo breve es bueno, dos veces bueno”, no es un refran. Lo dijo Baltasar Gracian, de Belmonte de Calatayud.

    Y a Jonl Kepa, quiero decirle que, el actual Ministro Vert es muy culto, asi que no digas tonterías, en adelante. De lo que no entiendas, no hables, de lo contrario los que te leyeren te tomaran por necio.-

    Responder
    • Javier Sanz says:

      Según la RAE, refrán: dicho agudo y sentencioso de uso común. Digo yo que “si lo breve es bueno, dos veces bueno” es agudo, ingenioso y de uso común, no?

      Responder
    • JRio says:

      Ignacio, ya te habrás dado cuenta en estos 10 meses cómo es Wert. Es tan listo, que se está cargando la enseñanza pública, y no hay quien lo eche.

      Responder
  21. vivi says:

    GRAN VERDAD…

    Responder
  22. JRio says:

    Javier, aún no había leído este artículo. Enhorabuena, me lo llevo para el facebook, je.

    Responder
  23. EMC BRUNE says:

    Chico …¡ cómo me diviertes !

    Responder
  24. krlitros says:

    Congresista, diputado, senador, viendo las personas que lo son debe significar nada de nada

    Responder
  25. José Antonio Ben López says:

    Muy acertada la explicación. A modo de complemento, aquí van una pequeña digresión sobre una importante diferencia entre ministro y maestro:

    el maestro lo es antes de ejercer. Ha debido acreditar su competencia concurriendo en igualdad de condiciones con (primero) otros estudiantes de magisterio (o cualquier otra disciplina) y (después) con quienes habiéndose titulado han solicitado la plaza (listas varias, oposiciones…).

    el ministro lo es sólo después de haber sido nombrado por el presidente de gobierno, sin más requisitos (creo) que ser mayor de edad (y haber respondido a la pertinente llamada de teléfono). Su nombramiento (atribución legal del presidente de gobierno) es un acto de arbitrariedad puro y duro.

    Responder
  26. Elena says:

    buenísimo!! creo que tendríamos que echar mano del latín más a menudo ;)

    Responder
  27. Candela says:

    @jsanz:disqus :-) Te van a llamar etarra.

    Responder
  28. Abngel Vera says:

    Este portal es muy lindo e instructivo

    Responder
  29. Eugenia rules says:

    En la imagen hay un error xd. Sería “Errare humanus est” y no humanum, porque tendría que estar en caso nominativo y no acusativo ya que se necesita un predicativo subjetivo y no un objeto directo. Pero bue c:

    Responder
  30. paloma negra says:

    Me encanta la explicación;que estamos viendo en nuestros ministros todos unos lerdos ,busquen la palabra ,no se si existe en latín,pero me gusta aprender .

    Responder

Trackbacks & Pingbacks

  1. […] El latín nos explica por qué cualquiera puede ser ministro pero no maestro […]

  2. [...] Como ya publiqué en su momento, el latín nos explica porque cualquiera puede ser ministro – o su equivalente en una Comunidad…. [...]

  3. [...] El latín nos explica por qué cualquiera puede ser ministro pero no maestro [...]

  4. [...] background-position: 50% 0px; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } historiasdelahistoria.com (via @PilarCasabuena) – Today, 8:27 [...]

  5. [...] background-position: 50% 0px; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } historiasdelahistoria.com – Today, 5:46 [...]

  6. [...] background-position: 50% 0px; background-color:#222222; background-repeat : no-repeat; } historiasdelahistoria.com – Today, 4:16 [...]

  7. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos El latín nos explica por qué cualquiera puede ser ministro pero no maestro historiasdelahistoria.com/2012/02/27/el-latin-nos-explica…  por fakir hace [...]

  8. [...] El latín nos explica por qué cualquiera puede ser ministro pero no maestro historiasdelahistoria.com/2012/02/27/el-latin-nos-explica…  por jsanz hace nada [...]

  9. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Antes de dar la oportuna explicación os voy a contar una anécdota, que muchos ya conoceréis, sobre la importancia del latín. En cierta ocasión José Solís Ruiz, ministro de Trabajo durante el régimen franquista y natural de Ca…..

  10. [...] los comentarios 1 alma 19 El latín nos explica por qué cualquiera puede ser ministro pero no maestro por jsanz en historia hace nada [...]

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Switch to our desktop site