• Pingback: Edmundo Pérez

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Compartidos @Goefry

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • Pingback: José Rafael Catalán

  • Pingback: Club Divoblogger

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Claudia Iraola Riera

  • Pingback: Borja De Diego

  • Pingback: Alex López

  • Pingback: Angel Pando

  • Pingback: Top Tuits

  • Pingback: Jesús del Río

  • Pingback: Jr. Durazno

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://rayajosenelaire.blogspot.com Chema Barragan

    Ains!! Javier, hay que ver como era y supongo que es la ‘peña’ que tiene poder o quiere tenerlo. Lo que más me choca y basándome en lo que sé sobre alguna cultura, alardeaban de sus profundas convicciones religiosas… aunque quien sabe si en sus escritos espirituales ya se mencionaban dichas prácticas. Bueno, como diría la Reina de Corazones… ¡¡¡QUE LES CORTEN LA CABEZA!!!, pero al malo y no al bueno. En fin, que está claro que ni al ‘proletario’ se le dejaba hacer deporte… ni para salvar la vida.

    Un fuerte abrazo company :) )

  • Pingback: La carrera de la vida o la muerte: 300 metros contra un jardinero

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Santiago

  • Pingback: Miguel A. Ferrer

  • Pingback: Camarada Bakunin

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Chema, aquí el hecho de ser visir o eunuco te daba una oportunidad pero sabiendo al vida ociosa de éstos, pocos podrían ganar a los temidos jardineros…

    Un abrazo

  • Pingback: Alberarg

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Con razón tenía yo alergia cuando mi viejo me obligaba a cortar el cesped…

  • Pingback: La carrera de la vida o la muerte: 300 metros contra un jardinero

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Kikas, ya te veía yo pinta de “podador”…

  • Pingback: Jorge González

  • Pingback: Pedro

  • Pingback: todohusqvarna

  • Pingback: todohusqvarna

  • Pingback: todohusqvarna

  • Pingback: todohusqvarna

  • Pingback: Alberto Zalduendo

  • Pingback: Alberto Zalduendo

  • Pingback: Alberto Zalduendo

  • Pingback: Alberto Zalduendo

  • Pingback: Wilhelm Halys Ortuño

  • Pingback: Wilhelm Halys Ortuño

  • Pingback: Wilhelm Halys Ortuño

  • Pingback: Wilhelm Halys Ortuño

  • http://productosconsumo.blogspot.com Producto

    ¿Entrenarían por si acaso no? Yo si sé que mi vida un dia puede depender de una carrera de 300 metros, me dedicaría a entrenar y no por ejemplo a hacer crucigramas jejeje.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Producto, eran juzgados en pocos días y la carrera se producía en el mismo instante en el que se servía el sorbete… rojo.

  • adslVODAFONEadsl

    Excelente noticia!! Thx x la informacion facilitada, y seguir asi ya que es una pagina estupenda y gracias a ella estamos al dia.

    pd:Salu2 desde Ofertas ADSL Vodafone.

  • Mercedes

    Madre mia que historia… Lo de estrangular a los hermanos del Sultan , uys, que escalofrio…. Y la carrera, ya ves, como un galgo correria la gente. Gracias una vez mas por tu historia Javier. Un beso desde el sur (hoy helado mas que calido!)

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    Igualito es ser jardinero que verdugo. Y lo de matar a hermanos y posibles herederos me parece una autentica barbaridad. Pero vivimos en el siglo XXI ¿Se puede juzgar a aquellos que vivieron en siglos pasados? Desde nuestro punto de vista actual si, pero de la cultura de entonces, sus prioridades y consecuencias sociales no es posible hacerlo. Tendríamos que realizar un viaje en el tiempo y eso no es factible.
    Ahora nos parece inconcebible que se pueda matar a hijos o hermanos para evitar una posible guerra por la sucesión y realmente lo es, pero ¿No sigue ocurriendo hoy en día?
    Besos enormes querido Gladiador ;)

  • http://latinajadediogenes.blogspot.com Cayetano

    Al fin y al cabo son los jardineros los encargados de “podar” y “quitar las malas hierbas”.
    Nada tiene de extraño para un país como el nuestro donde los barberos sacaban muelas.
    Un saludo.

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Tú no has sido testigo de mi swing de golf (Más conocido por Euskoswing o swing del Azadwing), si no, no dirías eso tan alegremente…

  • http://maireencuenta.wordpress.com Maireen

    Teniendo en cuenta cómo eran aquellos tiempos, no extraña mucho la eliminación de parientes que se convirtieran en posibles rivales. Los julio-claudios en Roma también sabían bastante de eso. Pero, ¿era necesario la “bromita” del sorbete? Ese detalle añade un plus de burla sangrienta que choca bastante.

  • http://www.biobook.us/ Biobook

    Qué tiempos aquellos…

  • Pingback: Nikkita

  • http://www.losmundosdejairo.blogspot.com jairo

    Curiosa manera de dedicarse al a jardineria, y una practica que sin duda a llegado lejos en los años el último se salvo en 1822, pero seguro que pocos salvarón su vida.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Mercedes, ellos lo veían como algo natural para evitar futuras conspiraciones de otros pretendientes al título de Sultán. Aquí agua…

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @laMar, por muy descabellado que parezca, juzgar e interpretar hechos pasados con nuestra mentalidad… es difícil.

    Un abrazo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Cayetano, e incluso cirujanos…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Kikas, mientras el “palo” en cuestión no sea una guadaña…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Marieen, es simplemente un ritual… con muy mala leche.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @jairo, era una carrera muy desigual: ociosos poderosos frente a preparados “jardineros”

  • Pingback: fabriciano

  • Alvarito

    A mi lo que me sorprende es hasta qué punto antes se podría considerar “normal” y “lógico” este tipo de actividades. Las condenas a muerte, las carreras para evitarlas, que se maten a sus hermanos (lo instauró uno, y sus hijos seguían la ley como algo que es sin más).

    Hoy en día eso es impensable, nos echaríamos las manos a la cabeza. Me da cosa pensar qué se les pasaba a mis antepasados por la cabeza cuando escuchaban estas cosas.

  • Pingback: Axl Wallace

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    Qué hermosa época vivimos! Yo si caigo en desgracia, prefiero con mucho que retiren mi estatua del Museo de Cera a que me corten la cabeza! ;)

    Un abrazo.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Alvarito, el problema es que aplicamos nuestra mentalidad de hoy (para bien o para mal) sobre hechos pasados.
    Como tú dices, hoy en día sería impensable pero hace varios siglos…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Xurxo, pero para eso antes hay que tener estatua… que no digo que no la consigas en el futuro.

    Un abrazo

  • Pingback: Feliciano Milla Glez

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: David Vera Piñero

  • http://http.//www.oscarvelazquez.es Oscar

    Me choca una frase: “…8 años ordenó la muerte de siete visires y otras 30.000 ejecuciones menores.” ¿Como se puede considerar una ejecución menor? :S

  • http://juanmerkader.blogspot.com juanmerkader

    Lo curioso es que no hace tanto que esto sucedía, muy interesante. Saludos.

  • Pingback: José Carlos

  • Pingback: José Carlos

  • Pingback: senovilla

  • James Gómez

    “Por esta ley, cuando era nombrado un nuevo Sultán, todos sus hermanos sobrevivientes eran estrangulados con una cuerda de seda”

    ¿Sobrevivientes o supervivientes?

    OT Tu anterior Frontispicio, de Altuna quizás, me resultaba como más sugerente

  • Pingback: La carrera de la vida o la muerte: 300 metros contra un jardinero | Noticias HMX

  • Pingback: carboanion

  • Pingback: Metal Inside

  • Pingback: Alberto Nieto López

  • Pingback: Carles Codina Calm

  • Pingback: mariano

  • Pingback: Rafael López Diez

  • Pingback: .: Jesús D.García :.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Oscar, digamos que hace referencia a la que no era funcionarios de alto rango dado el trato diferente que tenía, también, en la la muerte.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @James, sobreviviente: “seguir existiendo después de la muerte de alguien, de la desaparición de algo o de un suceso”

  • Pingback: Sergio Martinez 

  • http://www.delaysandloops.com chicanoize

    vaya muestra de la condición humana…. y la codicia por el poder…..

  • xibalba

    Duda.Si los hermanos sabian que les podia pasar eso porque se quedaban a la decision o era al azar el nombramiento?.O como en Arabia Saudita que segun se ya esta designado desde ahorita…aun asi porque se quedaban a que los mataran?.Mejor el exilio que la muerte no?

  • Pingback: miguel reula

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    xibalba, a la muerte del Sultán, independientemente de que ya se hubiese nombrado sucesor, las luchas entre los pretendientes eran encarnizadas, no había perdedores de antemano. Además, muchos de los hermanos eran apenas niños.

  • Pingback: Compartir Lectura

  • http://compartirlectura.wordpress.com Compartir Lectura

    En una situación así ni Usain Bolt me alcanza.

  • xibalba

    Y con esta ley ya no habia luchas(los que tenian la edad)?..O ivan con el verdugo como si nada ? Perdon por tantas preguntas es que como dices desde la optica actual es algo extraño

  • Pingback: Francisco Jav. Cano

  • Pingback: Ramon arcas esteban

  • Pingback: Bi Y Ri Arroyo

  • Pingback: Kim Nguyen Baraldi

  • Michelmex

    En Mexico durante el porfiriato (1880 – 1910), se llamaba “Ley-fuga”.
    Servía al gobierno y la policía rural para eliminar los presos en el monte y no llenar las carceles. Pero a veces, muy pocos, lograban salvarse.
    Lo interesante es que le tocó a Pancho Villa cuando se llamaba todavia Doroteo Arango, bandido asalta caminos y ladron de ganado:
    el oficial le tuvo compasión por su juventud y lo dejó huir.
    30 años después, ya gran líder revolucionario, lo buscó para abrazarle y agradecerle.

  • Paco

    Pues a mi no me habría importado vivir aunque fuera encerrado (es más grande el palacio que mi barrio) en Topkapi.

  • Pingback: Trianarts

  • Pingback: Adolfo Suarez

  • Pingback: Francisco Javier

  • Pingback: golpedegato

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: Javier Martin Cuenca

  • Pingback: Francisco Unica

  • Pingback: laura segundo garcía

  • Pingback: Alicia Güemes

  • Pingback: Bolsa de arena-kun

  • Pingback: Almanzor

Switch to our mobile site