• Pingback: Zblogs.es

  • Pingback: Blogs con EÑE

  • Pingback: Blogs Culturales

  • Pingback: GeeksRoom

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: Mr_Rockmantico

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Edmundo Pérez

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Club Divoblogger

  • Pingback: Marta Furio

  • Pingback: jose navas pareja

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • Pingback: Grupo Neva

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Borja De Diego

  • Pingback: terxy

  • Pingback: mmadrigal

  • Pingback: DeHistoria y Hoy

  • Pingback: Jesús del Río

  • Pingback: Claudia Iraola Riera

  • Pingback: L.M.

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: MartaRodríguezCuervo

  • Pingback: Carlos Soler

  • Pingback: El ataúd que supo volver a casa

  • Pingback: Juan Gonzalez

  • Pingback: c g m

  • http://rayajosenelaire.blogspot.com Chema Barragan

    jejejeje, o eso o es que convenció al ‘HOLANDÉS HERRANTE’ para que lo ‘repatriase’, jaaaajaja… que historia más buena :) )

    Un fuerte abrazo Javier :) )

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Chema, en este caso sería el “ataúd errante” con la diferencia de que sí tocó tierra…

    Un abrazo

  • Pingback: Claudia Iraola Riera

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Por una vez y sin que sirva de precedente…en serio
    ¿Das una mínima veracidad a esta historia?

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Kikas, yo sólo cuento lo que se publicó en la columna periodística. Cuando la hija interrogó a Robert LeRoy Ripley comentó que la información la había sacado de dos libros escritos por actores que le habían acompañado durante la gira… Nada más

  • http://cuevalagua.blogspot.com alma

    Bueno, está claro que no quería permanecer donde estaba y que hasta muerto se las arregló para andar mundo :)

    Besos, Chema

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @alma, amor a su tierra… jajaja

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: HOTEL TASTAVINS

  • Pingback: Maria Rosa Martinez

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: Pablín Castañón

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Andrea M. Trujillo

  • Pingback: fabriciano

  • Bernardo de Gálvez

    Por favor, un poco de seriedad. Bernardo de Gálvez no fue un “explorador”, fue un militar español y uno de los más grandes héroes que ha dado España. Bernardo de Gálvez fue el libertador de EEUU.

    Bernardo de Gálvez y Madrid al mando del ejército español venció al ejército británico durante la Guerra de Independencia de EEUU. Además recuperó La Florida para la Corona de España.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Bernardo_de_G%C3%A1lvez_y_Madrid

    Las actuaciones de Bernardo de Gálvez, tanto a nivel militar como político y logístico, fueron determinantes para que EEUU lograra la independencia. El 4 de julio desfiló a la derecha de George Washington en reconocimiento a la titánica labor que realizó el ilustre general español.

    Conozcan su historia a través del libro “España Contraataca” del colombiano Pablo Victoria.

    http://www.altera.net/nueva/libros/espana_contraataca.htm

  • Pingback: Julio Ovelar

  • http://maireencuenta.wordpress.com Maireen

    “un terrible huracán arrasó la isla de Galveston”… Pero ¿es una isla?

    Está claro que el ataúd tenía que ser por lo menos de corcho.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Marieen, la isla de Galveston pertenece a la ciudad de Galveston.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Bernando, ya está corregido. Perdón por el lapsus y gracias por el apunte.

  • http://marce-marcelar.blogspot.com Márcel

    Da lo mismo si fue una leyenda o fue verdad, en cualquier caso el relato es sorprendente. Saludos cordiales.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Márcel, es una versión…

    Salu2

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    Me cuesta creer algo así, mi lado racional me lo impide, pero puede ser, seguro, las corrientes marinas son mágicas

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    Mmmmmmmmm, pues no se que pensar. La historia me encanta desde luego ¿pero real o leyenda? Robert LeRoy Ripley supo sacarle rentabilidad sin duda.
    Besos enormes ;)

  • Pingback: Ariel Brailovsky

  • Pingback: Pedro

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: José Carlos

  • Pingback: Xurxo Vázquez

  • Pingback: Lourdes Peláez

  • Pingback: Nikkita

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @Oscar, tu lado qué… :)

  • http://historiasdelahistoria.com Javier Sanz

    @laMar, fíjate si le sacó rentabilidad que su columna se convirtió en programa de radio y TV, además de libros.

    Un beso

  • Pingback: Carlos Suasnavas

  • http://www.losmundosdejairo.blogspot.com jairo

    Increible historia

  • http://valverdedelucerna.blogspot.com/ Valverde

    Me parece alucinante esta historia, ¿será verdad?
    Un saludo.

  • Pingback: mariano

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    eso lo he dicho yo? racioqueeeeee? estaría borracho

  • Pingback: Oce

  • http://www.delaysandloops.com chicanoize

    Robert LeRoy Ripley era el Iker Jimenez de la época, no? :D

  • Pingback: fidelmartin

  • http://meloussa.wordpress.com/ Jon Kepa

    Desconozco si la historia es cierta o es una de esas extrañas leyendas que circulan por ahí, pero de una cosa si estoy seguro y es que la corriente del Labrador pudo llevar a cabo ese recorrido.
    ¡Ah!, estuve hace tiempo en Galveston.
    Saludos.

  • http://energicentro.blogspot.com Carlos el baterillero

    Hola, buen día

    Hubo un ataud, que pasó muchos años perdido. Inicialmente estaba en una dependencia policial, luego en un cine abandonado. Salió de su país de origen y se dice fue enterrado en Alemania. De allí fue “rescatado” y terminó en España, creo en un lugar llamado Puerta de Hierro. Diecisiete años después de su llegada, retornó a su país: Argentina. Era el cadaver de Evita Perón.

    Hay un libro del escritor Tomás Eloy Martinez: Santa Evita, novela, con muchos elementos reales, que superarn a la ficción.

    Saludos desde Perú
    Carlos el baterillero

  • Pingback: ANTHONY

  • http://shortu.net/28 Tiendas virtuales

    ¿Pero qué cosas más extrañas pasan en la vida? Esta historia viene a dejar claro que, por muy raro que algo nos pueda parecer, puede resultar cierto. Saludos.

Switch to our mobile site