Si en la península ibérica los británicos controlan el peñón de Gibraltar, desde el siglo XVIII durante la Guerra de Sucesión Española,  al comienzo de la II Guerra Mundial controlaban el Gibraltar del Este, Singapur, en el Sudeste Asiático.

El 8 de diciembre de 1941, los japoneses comenzaron la campaña Malaya, al mismo tiempo que bombardeaban Pearl Harbor, que les llevaría a la ocupación de Tailanda y Malasia, y la expulsión de los británicos de Singapur en febrero de 1942.

Tras perder Malasia, el ejército británico se retiró a su base de Singapur. Aunque habían perdido la batalla del aire, por la abrumadora mayoría de aparatos japoneses, todavía se sentían seguros en la inexpugnable fortaleza de Singapur (más de 80.000 soldados, defensas antiaéreas,  artillería pesada para repeler un ataque marítimo por el Sur y protegidos por selvas y manglares por el Norte). Todas las fuerzas y la artillería  se destinaron hacia el Sur, en teoría el único punto por el que podían  ser atacados. Los japoneses sabían que por los manglares y la selva no podían avanzar con artillería o carros de combate…  pero sí con la infantería en bicicleta.

Desplazándose con las bicicletas se desplegaron rápidamente y atacaron en varios frentes. Cuando los británicos quisieron reaccionar ya era tarde, las japoneses había roto la líneas defensivas del norte…. En siete días la fortaleza inexpugnable había caído.  Hicieron más de 80.000 prisioneros (indios, británicos y australianos).

Las palabras de Churchill:

Worst disaster in British history.


Fuentes e imágenes: History learning site, Historynet, Batalla de Singapur

Share