• Pingback: Blogs Culturales

  • Pingback: Club Bloggers

  • Pingback: Angel Cabrera

  • Pingback: Hector Russo

  • Pingback: Mr_Rockmantico

  • Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: 40z0

  • Pingback: Xurxo Vázquez

  • Pingback: DeHistoria y Hoy

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: awacat

  • Pingback: Chary

  • Pingback: Adolfo Suarez

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://rayajosenelaire.blogspot.com Chema Barragán

    te aseguro que si alguna vez participo en algún concurso de esos de cultura que hacen en la tele me alegraré enormemente el haber descubierto tus historias, jejeje. Aunque no obstante y sin participar… me sigue encantando todo lo que aprendo aquí :)

    Un fuerte abrazo :)

  • Pingback: ✔Madver

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    Otra lección aprendida profe, y además muy interesante ¡gracias!
    Un beso enorme

  • Pingback: Trianarts

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Chema, entonces espero que un “porcentaje” de lo ganado repercuta en modo cena, o comida…

    Un abrazo

  • http://rayajosenelaire.blogspot.com Chema Barragán

    jajaja, dálo por hecho Javier. Tengo que llamar a “Atrapa un millón”… jaaajajaja

    Un abrazo :)

  • Pingback: Goefry

  • http://latinajadediogenes cayetano

    Una historia muy poco conocida a pesar de tener detrás un historiador de gran talento como era Plutarco.
    Un saludo.

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    Gran Bilbaino, ese Plutarco

  • ana

    !Uffff¡, menos mal que eses nombres no entraban en la básica de mis tiempos, que ya con los reyes godos teníamos más que suficiente, por cierto ¿cuando se dejaron de utilizar, a Dios gracias?, porque mira que son rarillos.

  • http://gladyzs.clipp.es/ Gladyzs

    Muy bien! No conocía esta historia, he aprendido datos nuevos el día de hoy. Siempre es un gusto leerte.

    Besos!

  • Pingback: senovilla

  • Pilar

    Es curioso como determinadas zonas del mundo, parecen haber desaparecido en la historia.

  • http://www.varlania.blogspot.com Chema García

    Me ha gustado mucho. Lo curioso (por desgracia) es que lo que los geógrafos e historiadores griegos no explicaban a sus alumnos en la antigua ecumene (esfera cultural greco-romana) sigue sin explicarse hoy en nuestros colegios, institutos y universidades. Y esta parte de la historia es interesantísima. Mucha gracias por este post tan elocuente!!

  • Pingback: joju Aliaga

  • Pingback: Trianarts

  • Pingback: MariCruz Gomar Dguez

  • Pingback: FELIPEHS

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxo

    Siempre paso po este blog para enterarme de lo que está pasando ;)

    Un saludín.

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: costampla

  • http://fernandosolera.es Fernando Solera

    Y todavía nos quejamos de la violencia de nuestro mundo actual. Buenos habríamos sido para vivir otras épocas.

    Un abrazo, Javier ;-)

  • Pingback: Nikkita

  • Pingback: juanito

  • http://www.aghazarian.tk George

    Como descendiente de armenios que soy siento orgullo que de los tantos reinos que aparecen en la historia, Armenia sea hoy de los pocos pueblos sino el único que llegó a nuestros días. Aún existe la localidad de DIKRANAGUERT hoy en Turquía.

  • Pedro.dp

    Leon V, rey de Armenia senescal del reino cristiano de Jerusalem llegó a protagonizar una más que curiosa anécdota en la historia, situó a Madrid como capital del extinto reino de Armenia, el cual había quedado bajo poder de los mamelucos.

    Leon V Fue elegido rey de Armenia tras conseguir sobrevivir a una estratagema urdida por su hermano con la cual pretendía asesinarle para acceder más fácilmente al trono que había dejado su padre. Pero Leon consiguió escaparse a la isla de Chipre, donde se convirtió en caballero de la orden de la espada, y más tarde fue nombrado senescal de Jerusalem.

    En el año 1372 fue elegido rey armenio, y a pesar de que la ciudad de Famagusta (en la cual residía) había sido conquistada por el reino de Génova decidió dejar la ciudad para acceder al trono. Se dirigió a la ciudad de Kyrokos y desde allí logró aunque con bastante dificultad acceder a la capital del reino, Sis, la cual estaba siendo asediada por el emir musulmán de Alepo, ya en la ciudad fue coronado junto con su esposa.
    Kyrokos

    El reinado de Leon duró poco, ya que se vio envuelto en una serie de disputas entre detractores y seguidores a raíz de una impugnación al trono surgida en su contra. Estos enfrentamientos provocaron que los ataques por parte de los mamelucos se intensificaran, haciendo huir al rey a la fortaleza de Kapan, donde finalmente se entregaría; poniendo así fin al reino de Armenia, hasta su resurgimiento como república más de quinientos años más tarde.
    Tras su captura Leon fue trasladado a el Cairo junto con su familia, donde estuvo en durante varios años, allí conoció a un monje franciscano que peregrinaba hacia Jerusalem , al cual consiguió convencer a Juan I de Castilla para que pagase un rescate por su vida.
    Leon fue en condiciones lamentables, sin riqueza alguna y enfermo llego a Castilla y se estableció temporalmente en la villa de Medina del Campo, aproximadamente un año después de su llegada el rey lo nombró señor de Madrid, Villa Real y Andujar, le concedió un sueldo anual de 150.000 maravedíes. Leon dejo Madrid después de la muerte del rey Juan I y la posterior revocación de su titulo, moriría en París tres años más tarde, donde trató de mediar entre franceses e ingleses (inmersos en la guerra de los cien años) para organizar una nueva cruzada, para así poder recuperar sus tierras. Tras su muerte en 1393 nadie reclamó el trono.

  • Pedro.dp

    puede que tambien interesa a vosotros historia de Leon V

  • Pedro.dp

Switch to our mobile site