Según el diccionario de la RAE, sibarita es: Natural de Síbaris. Ciudad fundada por los aqueos en 720 a.C. y situada en Italia. Los habitantes de esta ciudad, los sibaritas, eran famosos por su exquisitez y refinamiento. De ahí que este término haya quedado para designar a las personas amantes de placeres exquisitos.

Además del buen vivir, los sibaritas, también eran famosos por ser unos excelentes jinetes y, todavía mejores, domadores de caballos (no sé si susurrando sino con la música). Su caballería era digna de la mejor escuela de arte ecuestre y se desplazaban perfectamente conjuntados al son de una música – como si los caballos bailasen una danza que conocían a la perfección –

Doma de caballos

En el 510 a.C. atacaron la ciudad de Crotona, al sur de Síbaris. Su majestuosa caballería formada y presta para el ataque, pero los pobladores de Crotona, ¿crotonesi?, conocían las tácticas militares de los sibaritas. Cuando se ordenó cargar a la caballería, una melodía extraña y arrítmica comenzó a entremezclarse con la música interpretada por los sibaritas. La mezcla de “sintonías” confundió a los caballos y provocó un desbarajuste total entre la caballería sibarita. Momento que aprovechó Crotona para atacar y aniquilar la caballería. Derrotado lo mejor del ejército de Síbaris, entraron en la ciudad y la destruyeron completamente.

Imagen: Olja’s Team

Share