Como contamos en otra ocasión, hay libros que pensaste que nunca se escribirían pero el califa Omar llegó a justificar la incineración de libros.

Tras la muerte de Mahoma, se inicia el periodo de los Califas Perfectos (llamados así porque eran familiares o amigos íntimos del profeta). Estos primeros califas fueron cuatro (Abu-Bakr, Omar, Otmán y Alí). El segundo de ellos, Omar, conquista e islamiza Siria, Persia, Palestina, Egipto…

En el año 644 se toma Alejandría, en la que se encuentra la gran Biblioteca de los Ptolomeos compuesta por miles de legendarios papiros. Ante aquel tesoro y sobre qué hacer, Omar, con un “lógica aplastante“, soltó:

No hay más que un libro verdadero: el Corán. Si los libros de esa biblioteca contienen cosas opuestas al Corán, son impíos y hay que quemarlos; y si dicen lo mismo que el Corán, son superfluos y hay que quemarlos también.

Según cuentan las crónicas, estos libros sirvieron para mantener encendidas las calderas de los baños públicos durante seis meses.

Así que, cuidado con la lógica o, mejor dicho, el uso de la lógica para justificar nuestros hechos.

Share