Los Premios Ig Nobel son una parodia estadounidense del Premio Nobel y se entregan cada año a principios de octubre por los logros de diez grupos de científicos que “primero hacen reír a la gente, y luego la hacen pensar. Organizado por la revista de humor científico Annals of Improbable Research, el premio se entrega en una ceremonia en el Sanders Theatre, de la Universidad de Harvard (los primeros cuatro años se hizo en el MIT).

Algunos de estos trabajos incluso fueron publicados por prestigiosas revistas como Nature, British Medical Journal… Uno de los trabajos que fue premiado, y publicado en British Medical Journal, trataba sobre “El efecto de la cerveza, el ajo y la nata agria sobre el apetito de las sanguijuelas” (¿?) por los biólogos suecos A. Barheim y H. Sandvik, de la Universidad de Bergen.

Los resultados del “interesante” estudio fueron concluyentes: con la cerveza y la nata su sed de sangre aumentaba hasta límites insospechados, pero con el ajo… Como a los vampiros:

Las dos sanguijuelas, aplicadas a un antebrazo embadurnado de ajo, comenzaron a retorcerse y a arrastrarse antes de tomar posición para succionar… Pero su salud se había debilitado. Al colocarlas sobre la piel limpia, intentaron alimentarse, pero no lograron mantener la necesaria coordinación. Ambas murieron a las dos horas y media de su exposición al ajo.

Y para rematar la faena, la guinda del pastel:

Por razones éticas, al llegar a este punto del ensayo, interrumpimos los experimentos con ajo.

¡Descansen en paz!

Fuente: Historias curiosas de la Medicina – Luciano Sterpellone

Share