íšltimamente nos están bombardeando con pactos de Estado, propuestas económicas, globos sonda, recetas milagrosas… Como creo que nadie con cierto poder en este paí­s lea este post, me voy a permitir lanzar un consejo/recomendación:

Cuando no tengas soluciones para ciertos problemas, como esta maldita crisis económica, piensa que en la Historia, para bien o para mal, ya se han dado situaciones similares o peores. Busca qué hicieron otros – sobre todo las mentes privilegiadas de otras épocas – y determinada si se puede aplicar a los problemas actuales.

Y aquí­ tenemos al erudito romano Marco Tulio Cicerón que, en el año 55 a.C., dijo:

El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe disminuirse, la arrogancia de los polí­ticos debe ser moderada y controlada, y la ayuda a las provincias (paí­ses) debe controlarse o eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota. La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado.

Nada nuevo bajo el sol.

Share