Robert Fulton, ingeniero americano, fue reconocido como el inventor del barco de vapor comercial en 1806 (el Barco de Vapor del Rí­o). Patentó el invento y obtuvo la exclusiva en el suministro de barcos de Nueva York.

Barco de vapor del rí­o

También diseñó el primer barco de guerra a vapor llamado Demologos, aunque posteriormente se le denominó Fulton the First.

Fulton the First

Fulton the First

Aunque no todo fueron grandes éxitos para el bueno de Fulton, también tiene en su haber un gran fracaso en materia de barcos de guerra, mejor dicho en submarinos de guerra. Su idea de submarino de guerra (Nautilus) era un “artilugio” que en la superficie se desplazaba con una vela y bajo el mar era impulsado por una hélice manual. Durante el verano de 1801 hizo una demostración en el puerto de Brest (Francia); el Nautilus fue capaz de colocar un explosivo bajo el casco de una corbeta y destruirla. Napoleón pensó que tení­a en sus manos la solución para derrotar a la potente armada inglesa. Tras varios intentos para destruir algún buque inglés… nada se consiguió y Napoleón desechó la idea.

Ni corto ni perezoso, ofreció su invento a los ingleses que tras el pago de 800 libras se hicieron con sus servicios. Probó una segunda versión del Nautilus pero tras la victoria inglesa sobre la armada franco-española en Trafalgar (1805) se abandonó la idea. Los ingleses dominaban los mares, ya no necesitaban este “artilugio“.

Nautilus

Nautilus

Fuente e imágenes: Robert Fulton’s Steamboat, wikipedia

Share