La Primera Guerra Mundial se desarrolló entre el 28 de julio de 1914 y el 11 de noviembre de 1918. Involucró a todas las grandes potencias del mundo que se alinearon en dos bandos enfrentados: por un lado, los Aliados de la Triple Entente, y, por otro, las Potencias Centrales de la Triple Alianza. Unos a otros se declararon la guerra y Andorra, atrapada en aquel conflicto, no quiso ser menos y en agosto de 1914 declaraba la guerra al Kaiser Guillermo II, emperador de Alemania.

Lógicamente su participación fue meramente testimonial, en aquella época el ejército de Andorra estaba compuesta por diez soldados, a tiempo parcial, que se reunían un par de veces al año con motivo del relevo de sus miembros. Así que, pasó la guerra sin pena ni gloria. Con el fin de la contienda, llegó la Conferencia de Paz de París (1919) y los correspondientes tratados de Paz entre las distintos países que participaron en la guerra.

Como en la práctica Andorra no había intervenido en la contienda, tampoco fue invitado a la Conferencia de Paz y, por tanto, no firmó la paz con Alemania. Aquel error fue subsanado con la firma de un tratado de paz el 25 de septiembre 1939 (24 días después del comienzo de la Segunda Guerra Mundial). Por tanto, el 25 de septiembre de 1939 finalizó la Primera Guerra Mundial.

Fuentes: The New York Times (aquí se señala como fecha de la paz 1950), Military History, h2g2, German Culture

Share