• Pingback: Javier Sanz

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Club Divoblogger

  • Pingback: Alex López

  • Pingback: Manuel Alqsar

  • Pingback: Óscar Velázquez

  • Pingback: tonapou

  • Pingback: Tolo Lliteras

  • Pingback: Chema Barragán

  • Pingback: Almanzor

  • Pingback: Jesús del Río

  • Pingback: Francisco Navarro

  • Pingback: Goefry

  • Pingback: Pedro Muñoz Plaza

  • Pingback: Borja De Diego

  • Pingback: Juan Gonzalez

  • Pingback: Anselmo Lucio

  • Pingback: La victoria más humillante para los marines

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: 40z0

  • http://latinajadediogenes.blogspot.com Cayetano

    Si es que los hay torpes…
    Un saludo.

  • Pingback: La victoria más humillante para los marines

  • http://elinteriorsecreto.blogspot.com laMar

    El “poderío americano” haciendo el ridículo, con cantidad de bajas y, encima, por fuego amigo ¡lamentable! algo habitual en aquella guerra que zanjaron dramáticamente :(
    Besos enormes.

  • Pingback: Pedro J. Jordán

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Cayetano, siempre hay alguno que “te la da con queso”… hasta a los marines.

    Un saludo

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @laMar, el final fue la prueba evidente del salvajismo “humano”.

    Un beso

  • Pingback: mariano

  • Pingback: alfons teruel

  • Pingback: MARIOALBA

  • Pingback: Fernando Cueto

  • Pingback: Wei Yuan Mao

  • Pingback: Alberto José Azcueta

  • Pingback: La victoria más humillante para los marines | Noticias - d2.com.es

  • Pingback: Ismael Reyes

  • Pingback: Kewban

  • http://laneuronaimpasible.blogspot.com/ mariano-waspy

    Todo un espectáculo !! Seguro que estaban experimentando con lo que ahora conocemos como “daños colaterales”. Innovadores estos yankees !!

  • http://lavinetasatirica.blogspot.com/ Xurxovaz

    Nunca interrumpas a tu enemigo cuando éste está cometiendo un error, los japoneses escucharon a Napoleón. Sería un episodio gracioso si no fuera una tragedia.

    Un abrazo.

  • Pingback: Top Tuits

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Mariano, si los daños colaterales se quedan en sus tropas… el problema es que suelen ser civiles.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Xurxo, será que los japoneses eran grandes estrategas y estudiaron a Napoleón :)

    Un abrazo

  • Pingback: Xurxo Vázquez

  • Pingback: The Walking Bread

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: ioetx

  • Pingback: Paris el Proletario

  • http://www.losmundosdejairo.blogspot.com jairo

    vaya tela entre ellos mismos se lian la guerra, en fin supongo que el poderio americano una vez más queda en evidencia ante otras civilizaciones más inteligentes en el arte de la guerra.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @jairo, hay guerras que sólo el aplastante poderío militar es suficiente para derrotar. La imaginación sirve en igualdad de oportunidades o en momentos puntuales (una batalla), pero en una guerra…

  • kiko

    No lo entiendo… 34.426 soldados, 95 barcos para reconquistar una isla defendida por 9 soldados, 1 teniente y un perro?!?!

    ¿Tantos para tan pocos? pues menos mal que no quedaba nadie porque si no el número de bajas habría que multiplicarlos por 10, no?

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com/ Kikas

    En fin, no sé si será humillante, pero lo que me extraña es que esta hazaña no esté clasificada como secreto de estado…

  • El sastre de la capa del Tempranillo

    Lo de la isla Perejil fué algo parecido…Tres moros fumaos y unas cabras….

  • juanjo

    Casos de esos en las guerras hay infinidades. En el pacífico la toma de las islas era casi siempre por saturación, no se podía ir con finuras para tomar las posiciones de los japoneses que morían siempre con las botas puestas. En el momento de la batalla de Midway la inferioridad americana era más que notable y es entendible que las formas no iban a ser muy sutiles.
    El antiamericanismo que se suele dar en estos es un poco lamentable sobre todo teniendo en cuenta que si no es por ellos estaríamos todos bajo la influencia alemana y no precisamente en lo económico. La guerra se ganó, o mejor, la ganaron ellos al entrar junto a los ingleses, en parte por su poderío material pero también por su eficacia. Los españoles desde luego lo mejor que podemos hacer es agradecer que lo hicieran y callarnos nuestras vergüenzas, porque estábamos en la edad de piedra comparados con ellos. Al César lo que es del César.

  • Tek

    jajaja, como lo de perejíl.

  • http://domiren.com Domingo

    Una historia bien curiosa sí, que pena que no des mas que unos pocos escuetos detalles de cómo demonios hicieron para tener 200 bajas…

    Por cierto, ¿que pasó con los nueve soldados, el teniente y su perro?

    • YAMAMONTO

      ya se habían ido

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Kiko, los 9 soldados, el teniente y el perro eran los americanos que protegían la isla cuando la tomaron los japoneses. El despliegue de 34.426 soldados y 95 barcos aliados fue para recuperar la isla.

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Kikas, es que tengo contactos en la CIA y me pasan información…

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @juanjo, tienes razón pero el recuerdo de Hiroshima y Nagasaki pesa mucho.

  • kiko

    Ah, vale, vale!
    Una historia tremenda, sí seño!

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Domingo, un tercio fue el hundimiento del barco y el resto por fuego amigo y las trampas (muy variadas). Y una de las peores afecciones que sufrieron los aliados fue el llamado “Trench foot”.
    Los soldados y el perro fueron capturados por los japoneses.

  • mambo

    lamar: Antes de ponernos en plan niño repelente Nelson, hay que recordar en aquella época no existían los aviones espía tal como los conocemos ahora, ni los satélites ni los drones ni nada. En mi humilde opinión, dado los datos de los que disponían los americanos y la habitual y feroz resistencia japonesa a toda rendición, la parafernalia de los atacantes estaba bastante justificada.

  • Javi Sanz

    Descubri este blog por meneame y me gusto bastante, más hoy que he visto que te llamas como yo.Jeje. Sigue escriibiendo historias interesantes como esta.

  • Yo mismo

    ¿Pa’ cuando la peli?

  • Pingback: Chema García

  • http://valverdedelucerna.blogspot.com Valverde

    Muy bueno, tanto estropicio para nada, esto podría producir risa sino hubieran estado personas implicadas.
    Un saludo.

  • Pingback: Juan Luis Fernández

  • Pingback: Pedro

  • Pingback: José Carlos

  • Pingback: JM Noticias

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Javi, hola tocayo. Tus deseos son órdenes… trataré de hacerlo. Gracias

  • http://historiasdelahistoria.com Javier

    @Yo mismo, me parece que Hollywood no está por la labor…

  • http://compendiodepoetica.blogspot.com costampla

    El “Super” mandaba aquello y Mortadelo y Filemón eran sus mejores generales ¿no?. Apostaría a que no hay ninguna producción norteamericana que hable de esto con pelos y señales. Excelente artículo Javier. Mil gracias por compartir

  • Pingback: maximrudin

  • Pingback: Carlos Suasnavas

  • Pingback: Eduardo Recuero Cara

  • Pingback: Asier Aranguren

  • Pingback: ernestoprofe

  • Pingback: Omar Gonzalez

  • Pingback: Marza.Atack

  • http://www.oscarvelazquez.es Oscar

    que tontos! con lo fácil que era enviar un equipo de reconocimiento!

  • Julio

    Para Juanjo.
    Si no estamos bajo la dominacion alemana es mas bien por los 23 millones de rusos que murieron en la Segunda Guerra Mundial ;)
    Para ti todo sera antiamericanismo lo que para mi es no querer reconocer lo que la historia demuestra. Los americanos apoyaron a los rusos en el frente oriental porque sabian que si no no habria una rendicion de alemania (tendrian que pactar) y se les haria la guerra cuesta arriba. Los alemanes empezaron a perder en Stalingrado ( 1942 -2 años antes del desembarco de Normandia)
    Un poquito mas de historia no vendria bien y asi se te bajan un poco los humos.
    Menos lecciones a los demas y menos aun de moral.

    • bshaftoe

      ¿Sabes lo que es el Lend & Lease? En coste humano, Rusia fue la que más pagó para detener a Hitler. En coste material, quien puso la pasta fue Estados Unidos. Sin unos ni otros, Hitler habría vencido.

      • YAMAMONTO

        si clato, sin los useños, los rusos, los ingleses, los neozelandeses, los autralianos, los brasileros, los polacos, los franceses,, que todos pusieron algo

  • Pingback: hnavarroa

  • Pingback: Antonio Laporte 

  • Pingback: unoalmes o más

  • http://pueshacerunblog.blogspot.com Juan Carlos

    Victoria pírrica absoluta. Ahora entiendo el dicho ese de matar moscas a cañonazos.
    Salu2

  • Beg

    GUAPOOOO!!! FELICIDADES POR TU PREMIO!!!!
    (Primera y posiblemente última vez que comento en el blog)
    Que te quiero!

  • Pingback: Nikkita

  • Fael

    Y todo por un montón de piedras, el ser humano no es racional.

  • Pingback: Ángela Contreras

  • http://actosescolareseempa.blogspot.com/ Elsa

    ¡Felicitaciones por el Primer Puesto en los Premios Bitácora.com!
    Saludos desde Argentina

  • http://lasonrisadehiperion.blogspot.com/ La sonrisa de Hiperión

    De nuevo por tu casa amigo.

    Saludos!

  • http://compendiodepoetica.blogspot.com costampla

    Felicidades por el premio bitácoras compi, sabía que sería para ti, te lo dije :) )) . Felicidades Javi. Un abrazo enorme

  • Pingback: Adrián J. Messina ✔

  • Pingback: Ramon Llorens

  • Pingback: Manuel Becerra

  • Pingback: amaia alberdi

  • Pingback: Angel Pando

  • Pingback: golpedegato

  • Pingback: маноло гусман™

  • Pingback: Yo misma

  • Pingback: José Luis Retamal

  • Pingback: Upav Orizaba Córdoba

  • Pingback: Alfonso Rguez-Ponga

  • Pingback: Rafael Valero Amaro

  • Pingback: Ivan Ludueña

  • Pingback: Diego Glez. Montes

  • Pingback: jander

  • Pingback: Alberto D

  • Alfonso

    Una historia poco conocida y graciosa al final sino fuera por las lamentables perdidas.

    Saludos.

  • YAMAMOTO

    Los japoneses aprovechando el mal tiempo de los últimos días, que impidió volar a los aviones de reconocimiento americanos, y la densa niebla habían abandonado la isla.

Switch to our mobile site