Tag Archive for: Israel

La creación del Estado de Israel, el químico y las castañas

20 jul
20 julio 2014

Durante la Primera Guerra Mundial empezaría a usarse de forma masiva un nuevo tipo de pólvora que sería decisiva en la contienda; se trataba de la “cordita“: más potente, más precisa y sin humo. Solo producía una leve niebla gris azulada y permitía a los francotiradores disparar sin descubrir su posición, no ensuciaba los cañones de fusiles y piezas de artillería, y no oscurecía el campo de visión de quien manejaba una ametralladora. Compuesta por una mezcla de algodón explosivo, nitroglicerina, vaselina y como disolvente un 0,8 % de acetona, es la verdadera protagonista de esta historia.

Chaim Weizmann

Chaim Weizmann

La producción de acetona de la época estaba sostenida por una obsoleta industria química con técnicas de preguerra mediante destilación destructiva de madera, y la necesidad de acetona a escala masiva en la industria militar acaparó la atención del por entonces ministro de Municiones británico, Winston Churchill. Churchill recurrió a Chaim Weizmann, un joven y prometedor químico judío emigrado del Imperio ruso, para que aplicase su técnica de invención propia en la fabricación de acetona basada en la fermentación de maíz por la bacteria anaerobia Clostridium acetobutylicum, familia del patógeno que produce el botulismo. El proceso funcionó durante unos años hasta que la escasez de grano se sumó a la ofensiva submarina alemana que amenazaba con cortar el suministro de maíz norteamericano. Había que sustituir el maíz por un producto autóctono y el método de Weizmann se aplicó con éxito a las castañas. La recolección de castañas se encomendó a escolares. La recogida fue masiva y los diarios de la época recogen cartas de lectores que hablan de vagones de tren llenos de castañas pudriéndose en las estaciones por los problemas del transporte provocados por la guerra. El asunto incluso llegó a una consulta en la Cámara de los Comunes por la sospecha de que alguien se estuviese enriqueciendo con el trabajo de los niños. Ante la pregunta por el uso de las castañas, el asunto se despachó con un “ciertos propósitos” por parte de Winston Churchill.

El emplazamiento de las fábricas era secreto por motivos de seguridad y los escolares enviaban sus paquetes a las oficinas del gobierno en Londres, pero los empleados postales ya sabían que debían ir directamente a las fábricas para su procesamiento. Se había asegurado la producción de cordita y, agradecido, el gobierno concedió a Weizmann acceso directo al secretario de relaciones exteriores británico, Arthur James Balfour. Cuenta la leyenda que Balfour le ofreció, como recompensa por los servicios prestados, lo que él quisiera… Weizmann pidió un estado judío.

Leyenda o realidad, el caso es que el 2 de noviembre de 1917, Arthur James Balfour, envió una carta a Lionel Walter Rothschild, un líder de la comunidad judía en Gran Bretaña, para su transmisión a la Federación Sionista. La Declaración Balfour, que así se llamó, es considerada como el primer reconocimiento de una potencia mundial de los derechos del pueblo judío.

Estimado Lord Rothschild:

Tengo el placer de comunicarle, en nombre del Gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía hacia las aspiraciones de los judíos sionistas que ha sido sometida al Gabinete y aprobada por él.

El Gobierno de Su Majestad contempla favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y hará todo lo posible por alcanzar este objetivo, quedando bien entendido que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, ni los derechos y estatus político del que gozan los judíos en cualquier otro país.

Le quedaré agradecido si pudiera poner esta declaración en conocimiento de la Federación Sionista.

Sinceramente suyo,
Arthur James Balfour.

Balfour_declaration

Y para rizar el rizo, el 1 de febrero de 1949, Chaim Weizmann fue elegido el primer presidente de Israel, además de conseguir que el gobierno de Estados Unidos reconociese al recién creado Estado de Israel.

Share

Munich 1972, los errores y las miserias detrás de una masacre

05 sep
5 septiembre 2012

Hoy se cumplen 40 años de la llamada Masacre de Munich… El 5 de septiembre de 1972, durante la celebración de los Juegos Olímpicos, militantes del grupo terrorista Septiembre Negro, vinculado a la Organización de Liberación de Palestina (OLP), asesinaron a dos atletas israelíes en la Villa Olímpica,  tomaron como rehenes a nueve más y exigieron la liberación de 234 palestinos de las cárceles israelíes. Cuando la policía intentó liberar a los israelíes en el aeropuerto militar de Fürstenfeldbruck, donde habían sido trasladados en dos helicópteros, murieron 5 de los 8 terroristas, un policía alemán y todos los rehenes. El 29 de octubre,  un avión de Lufthansa, que volaba de  Beirut a Frankfurt, fue secuestrado por otros miembros del mismo grupo que exigieron la liberación de los 3 terroristas supervivientes… Alemania los liberó y Golda Meir  lanzó la Operación Ira de Dios para eliminar a todos los que planificaron y organizaron la matanza de los atletas israelíes.

Esta es la historia a grandes rasgos pero antes, durante y después se dieron situaciones rocambolescas, errores de bulto y muchas miserias humanas.

  • Según destapó el diario Der Spiegel, el 14 de agosto 1972, tres semanas antes de la masacre, la Embajada de Alemania en Beirut envió un informe a Bonn en el que alertaba de un posible atentando palestino contra los israelíes. Cuatro días después, el Ministerio de Relaciones Exteriores en Bonn alertó al servicio secreto y a las autoridades de Munich para tomar medidas… nada se hizo. Este informe permitió a las familias de las víctimas presentar una demanda en 1994 contra el gobierno federal, el gobierno de Baviera y la ciudad de Munich. En 2004, las familias aceptaron la oferta alemana de 3 millones de euros como una forma de compensación monetaria y una aceptación muda de la responsabilidad del gobierno.
  • El gobierno de Golda Meir se ofreció para enviar un grupo de operaciones especiales pero los alemanes decidieron resolver el secuestro con sus medios (sólo pudo intervenir la policía ya que el ejército alemán tenía prohibido intervenir en suelo alemán en tiempos de paz). Aún así, Zvi Zamir, jefe del Mossad, viajó a Munich para supervisar el asalto. Según el informe que Zamir elaboró para el gobierno israelí: sólo había 5 francotiradores para hacer frente a 8 terroristas fuertemente armados cuando en este tipo de intervenciones se requieren dos por cada terrorista, sus rifles no eran de precisión ni de visión nocturna además de estar mal situados – incluso se hirieron entre ellos -, los helicópteros aterrizaron en otros lugares de los dispuestos de tal forma que los terroristas los pudieron utilizar como barricada de defensa, los vehículos blindados llegaron tarde al aeropuerto por un atasco de tráfico… The Germans were useless (los alemanes fueron unos inútiles).

  • A raíz de la toma de rehenes, la competición fue suspendida por primera vez en la historia olímpica moderna. El 6 de septiembre, se ofició un servicio conmemorativo en el Estadio Olímpico al que asistieron 80.000 espectadores y 3.000 atletas. El presidente del COI, Avery Brundage, apenas hizo referencia a los atletas asesinados durante un discurso alabando la fuerza del movimiento olímpico. Durante la disputa en el Estadio Olímpico del partido de fútbol de Alemania Occidental con Hungría, algunos espectadores desplegaron una pancarta con la leyenda “17 muertos, ¿ya olvidados?“… Agentes de seguridad la quitaron y expulsaron a los responsables. Durante el funeral, la bandera olímpica fue izada a media asta, junto con las banderas de la mayoría de las otras naciones que competían pero diez naciones árabes se opusieron a que se bajaran sus banderas en honor a los israelíes asesinados. Así que, los Juegos Olímpicos continuaron… entre las múltiples excusas, una fuera de lugar: la TV alemana no tenía ningún tipo de programación alternativa.

  • Apenas un mes después de la masacre de Munich, las autoridades alemanas tuvieron que liberar a los tres miembros de Septiembre Negro cautivos como respuesta a las demandas de los terroristas palestinos que habían secuestrado un vuelo de Lufthansa… Golda Meir lanzó la operación secreta, conocida como “ira de Dios“, para cazar y matar a todos los que planificaron y organizaron la matanza de los atletas israelíes. Por primera vez se autorizaba una campaña de asesinatos selectivos como política de lucha contra el terrorismo… Durante los siguientes 20 años, los agentes israelíes mataron a docenas de palestinos: terroristas, intelectuales, políticos, poetas…
  • Fiel a su estilo, el Comité Olímpico Internacional rechazó la solicitud de guardar un minuto de silencio en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 para conmemorar el evento. Ankie Spitzer, viuda del entrenador israelí de esgrima Andre Spitzer asesinado en Munich, promovió una campaña internacional para que se guardase un minuto de silencio en los juegos de Londres… la respuesta de Jacques Rogge, presidente del COI: “tengo las manos atadas“, en referencia al posible boicot de los 46 países musulmanes que participaban en los Juegos. La respuesta de Ankie:

Las manos de mi esposo sí estaban atadas, las suyas no. Fueron asesinados en territorio olímpico y el lugar apropiado para recordarlos es la ceremonia de apertura. Se lo debemos a ellos. ¿Está el COI solamente interesado en el poder, el dinero y la política? ¿Olvidaron que deben promover la paz, la fraternidad y juego limpio?

Share

Nakba, éxodo aconsejado por los líderes árabes o limpieza étnica palestina

15 may
15 mayo 2012

Hoy se cumplen 64 años de unos de los hechos más relevantes en el calendario palestino… el día de la Nakba. El 15 de mayo los palestinos conmemoran el inicio del éxodo de más de 700.000 árabes tras la Declaración de Independencia del Estado de Israel. La declaración se llevó a cabo tras haberse aprobado un año antes en la Asamblea General de las Naciones Unidas el Plan de partición de Palestina en dos Estados, uno árabe y otro judío, aceptado por la comunidad judía y rechazado por la comunidad árabe. Aunque el mandato británico expiraba el día 15 a las cero horas, las autoridades israelíes decidieron adelantarlo unas horas, al 14 de mayo, para no hacerlo coincidir con el sabbat, el día sagrado de los judíos.

Nakba

Los británicos se pusieron las orejeras, salieron de allí y dejaron que árabes y judíos se las arreglasen… comenzó la guerra árabe-israelí (14 de mayo de 1948 – 7 de enero de 1949).

La versión israelí de la Nakba, es que los propios líderes árabes pidieron u ordenaron a los palestinos que se marcharan de los territorios controlados por los judíos para la posterior invasión de Israel por parte de la coalición de países árabes (Líbano, Siria, Jordania, Irak y Egipto).

La versión palestina de la Nakba, es que fue una limpieza étnica. Lo cierto es que el Plan Dalet, elaborado por los dirigentes sionistas en 1947 y en palabras de Ben Gurion, no deja lugar a dudas:

El principal objetivo de la operación es la destrucción de las aldeas árabes… y la expulsión de los aldeanos para que se conviertan en un lastre económico para las fuerzas árabes.

Este Plan se puso en marcha en el mes de abril de 1948, todavía bajo mandato británico, con la expulsión de los habitantes de las aldeas palestinas aisladas, así como la defensa de los asentamientos judíos en medio de zonas árabes densamente pobladas y de las vías de suministro a estos puntos y, sobre todo, a Jerusalén. La supervivencia de los 100.000 judí­os que en ella viví­an (gran parte de ellos supervivientes de los campos de concentración nazis) dependí­a de los casi 30 camiones diarios que a ella llegaban cargados de alimentos y municiones. El objetivo del jefe árabe Abdel Kader al-Husayni, era estrangular la ciudad -con el apoyo de las naciones aliadas vecinas- cortando el suministro que llegaba desde Tel Aviv. La carretera que uní­a ambas ciudades tení­a en Bad el Ued su punto crí­tico. La Legión Árabe la cortaba constantemente entorpeciendo y bombardeando las columnas de abastecimiento. En ella se acumulaban amasijos de vehí­culos que no eran retirados y que hací­a que los hebreos tuvieran grandes dificultades para traspasar.

El trozo de carretera de Jerusalén a Bad el Ued se le conoció como la carretera del miedo. La Liga Árabe inmovilizaba las columnas mediante barricadas de piedras impidiendo maniobrar a los vehí­culos. Desde posiciones elevadas ametrallaban y arrojaban bombas de mano a sus ocupantes. Abdel Kaber siempre contó con la colaboración de las poblaciones palestinas por las que transcurrí­a la ruta en un acto de desobediencia a una resolución de las Naciones Unidas que no aceptaban. La Haganah (organización paramilitar de autodefensa judí­a compuesta por unos 50.000 efetivos), se vio forzada a abandonar sus posiciones en defensa de la ciudad y salió a campo abierto para proteger la carretera. Se le llamó la Operación Najshon (del 5 al 20 de abril) y su misión fue neutralizar una docena de pueblos que suministraban a Abdel Kaber los recursos suficientes para ejercer el control de la carretera. Se evitó el paso por Bad el Ued, mediante un pasillo alternativo entre las poblaciones palestinas tomadas… la ruta Birmania.

Voluntarios árabes

Fuentes:

Share

La carretera del miedo.

01 dic
1 diciembre 2009

Con la constitución del estado Israelí­, Jerusalén se encontraba en guerra abierta entre las milicias palestinas que no aceptaban la resolución de las Naciones Unidas y la población judí­a.
En invierno de 1948, Ben Gurión, sabí­a que de las tres ciudades mas importantes del nuevo estado, sólo Jafa o Tel Aviv (ambas en la costa) podrí­an ser cedidas al enemigo. Jerusalén, bajo la protección de las tropas británicas y capital de los dos estados tení­a que ser objeto de protección. La supervivencia de los 100.000 judí­os que en ella viví­an (gran parte de ellos supervivientes de los campos de concentración nazis) dependí­a de los casi 30 camiones diarios que a ella llegaban cargados de alimentos y municiones.
El objetivo del jefe árabe Abdel Kader al-Husayni, era estrangular la ciudad -con el apoyo de las naciones aliadas vecinas- cortando el suministro que llegaba de Tel Aviv. Losjudí­os hicieron inventario de alimentos, requisaron cisternas y racionaron combustible para que el generador que suministraba corriente eléctrica no dejara de funcionar. El control de la ciudad marcaba la soberaní­a de un estado sobre el otro y en la práctica la constitución de ambos Estados. La carretera que uní­a ambas ciudades tení­a en Bad el Ued su punto crí­tico. La Legión Árabe la cortaba constantemente entorpeciendo y bombardeando las columnas de abastecimiento. En ella se acumulaban amasijos de vehí­culos que no eran retirados y que hací­a que los hebreos tuvieran grandes dificultades para traspasar.

El trozo de Jerusalén a Bad el Ued se le conoció como la carretera del miedo. Fueron muchos los combatientes judí­os que en ella murieron. La Liga Árabe inmovilizaba las columnas mediante barricadas de piedras impidiendo maniobrar a los vehí­culos. Desde posiciones elevadas ametrallaban y arrojaban bombas de mano a sus ocupantes. Abdel Kaber siempre contó con la colaboración de las poblaciones palestinas por las que transcurrí­a la ruta en un acto de desobediencia a una resolución de las Naciones Unidas que no aceptaban. La “Haganah” (organización paramilitar de autodefensa judí­a), se vio forzada a abandonar sus posiciones en defensa de la ciudad y en un acto de riesgo salir a campo abierto a proteger la carretera. Se le llamó la “Operación Nachshon“  (del 5 al 20 de abril) y su misión fue neutralizar una docena de pueblos que suministraban a Abdel Kaber los recursos suficientes para ejercer el control de la carretera Se evitó el paso por Bad el Ued, mediante un pasillo alternativo entre las poblaciones palestinas tomadas. Este nuevo paso se le conoció como la “Ruta Birmania“.

El hecho de que los judí­os pudieran mantener esta carretera abierta propició la caí­da de Jerusalén a su favor y el fin del sitio de la ciudad.

Con la colaboración de ARíSTIDES.

Share

La ruta de la seda subterránea.

13 nov
13 noviembre 2009

La ruta de la seda era un red de rutas comerciales establecidas entre Asia y Europa. Aunque su nombre se debe a la mercancí­a más preciada, la seda, los mercaderes comerciaban con materiales preciosos, marfil, lino, especias, etc.

Hoy en dí­a existe otra ruta, en este caso subterránea, no tan conocida pero también muy importante… por lo menos para la Franja de Gaza y los palestinos que la ocupan. Desde 2007 ,  Al Fatah controla Cisjordania y el grupo Hamas controla la Franja.  En 2008,  y tras el enfrentamiento con el ejército israelí­, éste ha bloqueado el comercio de Gaza con el exterior. La única ví­a de contacto con el exterior son los túneles que unen Gaza con Rafah (Egipto). Egipto hace la vista gorda para no enfretarse a los islamistas más radicales e Israel no puede destruir todos los túneles que se construyen (se cree que hay más de 1.500 túneles entre Gaza y Egipto).

Este comercio/contrabando está totalmente controlada por Hamas; los túneles “tributan” ante Hamas dependiendo del tamaño y del tipo de mercancí­a (gasolina, ropa, electrodomésticos, móviles…).

Pero el mayor problema es que también es la ví­a de suministro de armas para Hamas.

Los túneles de Gaza

Foto: Infocusphotos

Share

La ciudad que nació de las 60 conchas de mar.

19 may
19 mayo 2009

Debido a los problemas entre la los habitantes (judí­os y árabes) de la ciudad de Jafo y las pésimas condiciones de vida, sesenta familias judí­as decidieron construir un nuevo barrio en la costa mediterránea (futuro Tel Aviv, que significala colina de la Primavera).

En abril de 1909, los terrenos adquiridos por la cooperativa Ahuzat Bait, constituida por las sesenta familias y que dio nombre originalmente al barrio, decidió repartir las parcelas mediante un “sorteo“. Akiva Arieh Weiss, director del comité encargado del sorteo recogió 60 conchas grises y 60 conchas blancas de la playa. En las blancas figuraba el nombre de cada familia y en las las grises los números de las parcelas; fue el primer paso hacia la construcción de lo que se conoce hoy como “la primera ciudad hebrea“.

Los disturbios ocurridos en Jafo, en 1920, entre árabes y judí­os empujaron a muchos de éstos a trasladarse a la vecina Tel Aviv. Poco más tarde, las autoridades británicas, que ostentaban el Mandato de Palestina tras la Primera Guerra Mundial, concedieron el autogobierno a Tel Aviv.

El 14 de mayo de 1948, en el Museo de Tel Aviv, mientras Jerusalén estaba sitiada por las tropas de la Legión Árabe, el entonces lí­der de la comunidad judí­a en el paí­s, David Ben Gurion -quien se convirtió en el primer ministro- declaró la independencia del Estado de Israel y Tel Aviv su capital.

La prohibición de instalar industria en la zona originaria del barrio, hizo que se expaniese por el norte la zona residencial y por el este la industrial. Este rápido crecimiento engulló a Jafo y en 1950 se unificaron, pero se designarí­a Jerusalén como la nueva capital.

Tel Aviv

A fecha de hoy, es el centro neurálgico, económico y cultural del paí­s. Así­ como, la ciudad más cara en el Oriente Medio, la 14ª más cara del mundo y, desde abril, ciudad centenaria.

Fuente: Revista Horizonte

Pen

Share

Guerra o paz.

20 abr
20 abril 2009

Me gustarí­a creer que la elección siempre deberí­a ser paz -pueden llamarme iluso-. Quiero creer que los palestinos (y hago referencia sólo a Palestina, no a Siria ni a Irán) y los israelí­es están “condenados” a entenderse y vivir en paz. Todaví­a hay voces, dentro de Israel, que apuestan por la paz, una de ellas es el escritor israelí­ David Grossmam.

David ha sufrido en sus propias carnes las consecuencias de la guerra  (su hijo Uri, de 20 años, murió en territorio libanés durante las últimas instancias del combate contra el grupo terrorista Hezbolah en el año 2006) y aún así­ sigue luchando por la paz. Como muestra esta reflexión que deberí­a hacernos reflexionar:

“Como el par de zorros del relato bí­blico que están atados uno al otro por el rabo a distancia de una antorcha encendida, de esa manera los palestinos y nosotros nos arrastramos unos a los otros, a pesar de la disparidad de fuerzas. Y por más que los dos nos esforzamos mucho por desconectarnos, quemamos al que tenemos amarrado, a nuestro doble, nuestra desgracia, y a nosotros mismos. Por eso, en medio de la ola de trastorno nacionalista que nos cubre por estos dí­as, no vendrí­a mal recordar que también este último operativo en Gaza es, en definitiva, solamente una estación más en un camino constituido totalmente por fuego, violencia y odio, en el que una vez se gana y otra se pierde, pero que conduce al aniquilamiento”

Me recuerda al grabado de Goya Pelea a Garrotazos“, donde “las dos españas” se preocupan más por eliminar a la otra que por ellos mismos.

Ri%C3%B1a

Fuente: Revista Horizonte
Pen

Share

Sionismo y Judaí­smo

26 ene
26 enero 2009

El Sionismo es un movimiento polí­tico judí­o que intenta recuperar Palestina como patria, cuyo fin último consiguió con el establecimiento del Estado de Israel en 1948. Etimológicamente, sionismo proviene de Sión (ciudadela de Palestina que fue el núcleo de Jerusalén).

El Judaí­smo es la religión basada en la ley de Moisés, que se caracteriza por el monoteí­smo y por la espera de la llegada del Mesí­as.

Por tanto, la distinción parece clara, es más, existen facciones del sionismo laico que propugnan la eliminación del “judaí­smo”, pues lo consideran un lastre que impide la concreción de un Estado laico soberano, sin Dios ni compromiso con la Torá y sus mandamientos.

Según la Torá el castigo del exilio  durarí­a hasta la llegada del Mesí­as (un tiempo de fraternidad y paz universal). Este utópico futuro incluirá la veneración de Dios por toda la humanidad, centrada en la Tierra Santa y la ciudad de Jerusalén.

Aunque la inmigración judí­a hacia “Israel” comenzó a finales del siglo XIX, fue después de la I Guerra Mundial y la Revolución Rusa cuando experimento un espectacular aumento. Es aquí­ cuando el sinonismo y el judaí­smo separan sus caminos (si alguna vez estuvieron unidos). El ensayo “Judí­os errantes” de Joseph Roth nos explica cómo se produjo esta ruptura:

Una parte de los judí­os de Centroeuropa y Europa Oriental emigran a Occidente donde se integran y asimilan ( luchando por la idea de recuperar su patria). La idea de Estado desplaza a la religión.

El resto, permanecen y adoptan una actitud pasiva.  La idea de una nación sólo adquiere su legitimidad con la venida del Mesí­as y asumen su papel de apátridas. Los judí­os orientales, tras el Holocausto nazi, sufren las consecuencias del antisemitismo y también tienen que emigrar.

Gracias a este post he conocido a Joseph Roth, novelista y periodista austriaco, del que quiera dejar un texto que me ha impresionado:

“la verdad es un susurro apenas y la mentira un grito interminable. Aquélla se propaga a través de la razon; la falsedad, por contra, se transmite mediante los tantanes de la propaganda. Una medra poco a poco, si es que no se malogra en el viaje. La otra, en cambio, germina por ensalmo, igual que la avena loca o la cizaña, y a ningún terreno le hace ascos.”

Javier Sanz

Share

Los fusiles callan.

18 ene
18 enero 2009

La operación militar “Plomo Fundido“, que arrojó un saldo total de 1.100 muertos palestinos (de los cuales un tercio, lamentablemente, fueron civiles) y más de 4.000 heridos, se cobró -también- del lado israelí­ las vidas de tres muertos civiles, diez militares y casi trescientos heridos. Esta operación comenzó el 27 de diciembre pasado, tras ocho años de permanentes ataques con misiles Kassam y de morteros, por parte del grupo Hamas sobre territorio israelí­.

Paz

La declaración unilateral de la tregua incluye, en una primera etapa, la presencia de tropas israelí­es en Gaza, hasta que Hamas -que hasta el momento rechazó esta tregua, prometiendo seguir combatiendo- deponga sus ataques a suelo israelí­. Mahmoud Abbas, presidente de la ANP, en tanto, instó a las partes y al mundo a la firma de un verdadero tratado de paz, que incluya el retiro de tropas israelí­es y el compromiso -por parte de Hamas- de cesar con todas sus modos de ataque sobre Israel. Esta propuesta de Abbas, se enmarca en un rápido intento de posicionarse como el verdadero lí­der palestino, ya que su imagen se encuentra seriamente deteriorada entre sus seguidores.

A dí­as de la asunción del nuevo presidente estadounidense Barak Obama, y a menos de un mes de llevarse a cabo las elecciones en Israel (10 de febrero próximo), la presión que los grupos terroristas Hezbollah y Hamas (instrumentos polí­ticos de Irán en su velada guerra contra Israel) ejercen sobre Israel, se verá claramente disminuida, luego de esta contundente victoria militar en un tipo de guerra por demás peligrosa y compleja: rodeado de población civil, guerrilla urbana, trampas por doquier, utilización de edificios públicos y de fe religiosa para llevar a cabo sus ataques, etc.

Hay que agregar también que, tras los condenables ataques a los edificios de la ONU por parte del Ejército de Defensa de Israel (IDF), la imagen que parte del mundo tendrá–por un tiempo- sobre el Estado hebreo, no será de las más auspiciosas.

Fuente: Revista Horizonte

Share

Switch to our desktop site