Tag Archive for: Humor

LoH: ¿Tenian las Meninas las meninges mínimas?

07 sep
7 septiembre 2011

Sin duda se trata de una pregunta realmente extendida en el mundillo de la Historia, concretamente en el de la Historia Infusa, rama que, afortunadamente, dominamos a la perfección.

Por todos es conocido que las Meninas descienden por línea paterna de la noble y a la vez encabronada tribu de los pigmeos velazquiensis. Este acervo genético ha dotado a sus descendientes de pequeños cuerpos humanoides, grandes cabezas y faldas de ancho vuelo, así como de un perrito faldero que acompaña sin descanso en sus comitivas.

Son típicas, a su vez, las escenas campechanas en las que la familia de velazquiensis comparten habitáculo durante horas, acompañadas en ocasiones por indivíduos de otras especies, como nobiles regios o pintoris erectus.

Tras esta breve introducción y abordando el fondo de la cuestión que nos ocupa, cabe destacar que la creencia de que las meninges de las velazquiensis son mínimas está basada en una falsa base por altura partido por dos.

Puede observarse a simple vista, que el cráneo de estos indivíduos es, en proporción, desproporcionado y enorme en enormeza y/o enormidad (que de las tres formas se puede decir). Este hecho fisiológico, unido a los tremendos dolores de cabeza que sufrían las velazquiensis, constatados tras el estudio de fósiles hallados en la ciudad de Toledo, Michigan, nos demuestra de forma empírica que el tamaño de las meninges en esta familia de homínido no era precísamente mínimo.

Podemos, por tanto, y sin miedo a equivocarnos, extraer la conclusión de que Las Meninas tenían las meninges máximas.

Para cualquier duda, pregunta, sugerencia, amenaza o regalo, pueden utilizar los comentarios.

Share

LoH: El enigmático origen de la palanca

26 ago
26 agosto 2011

Situémonos a finales de un siglo, principios del siguiente.

Por aquellas épocas, las cosas u objetos eran grandes por norma general. Para haceros una idea, el hueso martillo del oído de una persona, o animal, o mineral, común en aquél tiempo medía del orden de 3 a 4 metros de largo longitudinal.

Esto, sin duda suponía un gran inconveniente en los quehaceres diarios de las personas (y animales y minerales). El simple hecho de levantar una piedra, mover un carromato o levantar un vaso de vino se hacía una tarea realmente ardua.

Es pues en este momento, en el noble pueblo leonés de Palanquinos y no como ha trascendido en la historia en la persona de Arquímedes, cuando Mariano Cepedal del Lomo decide airoso prestarse a levantar cualquier cosa con la sola ayuda de un bloque de hormigón y una larga vara de metal.

Aparece pues el principio de la palanca (en honor al nombre de esta población) en boca de Mariano:

“Arrejuntaros para allá, que esto lo levanto yo con mi gran palo”.

Mariano colocaba con gran maestría el bloque entre su posición y la del cuerpo a levantar y deslizando la vara hábilmente por la parte posterosuperior del bloque y anteroinferior del cuerpo lograba, sin gran esfuerzo, elevar el cuerpo en cuestión.

Mariano fue nominado por ello al premio Nobel de halterofilia, por desgracia, esta institución aún no se había fundado en estas fechas, por lo que nunca recibió su premio.

Desde “La otra historia”, como nos caracteriza, seguiremos reescribiendo la historia, para que insignes como Mariano no caigan en el más cruel de los olvidos.

Share

LoH: ¿Y si nunca hubiésemos inventado los superhombres?

11 ago
11 agosto 2011

Desde los más inmemoriales tiempos de la humanidad ha(n) existido un (una serie) de ( ()) ) COÑO! QUE ME LÍO CON LOS PARÉNTESIS!

Que digo yo, que desde hace mucho tiempo, entre los finales de siglo y principios del siguiente, la enigmática y sobrenatural figura del superhombre ha estado asociada a la más intrínseca cultura del ser humano.

Obviamente, cuando todavía lo estás flipando con lo maravilloso que es el fuego, no te puedes poner a elaborar sesudos estudios sobre la gravitación universal, sobre todo por la carencia de sesos en la época. Obviamente, fenómenos como la caída de una manzana, el por qué existen unas rocas más duras que otras para fabricar rudimentarias herramientas, o cuales son las inexplicables fuerzas que hacen que los ombligos del género humano se llene de pelusillas, eran atribuidos a un ente superior y todopoderoso, bien en semejanza al hombre, bien en grotescas formas animales.

Superhombres, dioses en definitiva, fueron durante muchos años los responsables de la salida y puesta del Sol, de la lluvia, del calor, del frío, de la vida, de la muerte…
Parece obvio que en estas tempranas edades del ser humano estas explicaciones eran las explicaciones más comprensibles. La primera navaja de Occam (Ockham).

Nazca (Perú)

Hoy, gracias a los grandes avances intelectuales y científicos, muchas de todas estas explicaciones se han reescrito. Mentes abiertas y testarudas (en el mejor sentido) han ido sembrando de respuestas  toda la historia que nos ha tocado vivir.

Pero… ¿Y si no hubieran existido los superhombres?. La respuesta es bien sencilla: Tiempo. La humanidad hubiera evitado una ingente cantidad de obstáculos que han frenado su camino. Pero, eso no es lo más grave…

Grandísimas industrias como la fábrica de estampitas de Altomontejos del Segura nunca habrían existido. La gran sastrería de tela naranja de Bandipur nunca hubiera vestido a los monjes. La concesión a Hojalatas y Otros Metales (HOM) en Torremoscas del Páramo, fabricante de menorás y cálices probablemente sería un pequeño negocio familiar centrado en las lámparas de araña y los marcos de salón.
El Aserradero Nacional de Ngmmba, con una producción estimada de 234.000 tótems mensuales, muy probablemente sería una importante agencia de calificación, Standard & Ngmmba, quizás.

Os dejo, como reflexión, parafraseando a los Python gracias a Antonio, una interesante pregunta… ¿Qué nos han dado los superhombres?.

Share

LoH: Y si nunca hubiésemos inventado la rueda?

05 ago
5 agosto 2011

Rueda de carro

Corría (ya que aun no se rodaba) el año M.A.C (Muy Antes de Cristo) cuando el joven Manuel Cro-Magnon corría (igualmente) por las espesas estepas francesas ávido por realizar un gran descubrimiento. La familia Magnon siempre se pobló de grandes personalidades de la vanguardia intelectual prehistórica. Grandes celebridades como Èmile Fua-Magnon, descubridor del fuego, o Adèle Moi-Magnon creadora del primer prototipo avanzado de mondadientes, engrosan la lista de logros de esta prolífica familia, sin duda, la más adelantada a su tiempo aunque, realmente, era la única familia existente en la superficie del planeta.

Desde entonces y hasta hoy en día, la presencia de este invento en nuestras vidas cotidianas es imprescindible.
Actualmente no concebimos nuestro entorno obviando la presencia de la rueda y todo lo que ella conlleva. Desde los más pequeños rotores de los instrumentos de micro-cirugía hasta la mismísima Belén Rueda verían alterado su mismísimo concepto de existencia.

Sin el invento, las enormes piedras de las pirámides de Egipto no habrían podido ser transportadas con facilidad. Probablemente habrían hecho rodar las piedras por encima de los miles de esclavos recogiendo al último y llevándolo a primera fila nuevamente para continuar… bueno, en fin, ya sabéis…
Las enormes caravanas medievales transportando lana a las ferias serían larguísimas filas de hombres cargando a sus espaldas  los fardos de este tejido, lo que en unas generaciones nos habría vuelto animales cuadrúpedos nuevamente. (Chiste para evolucionistas).
¿Y el séptimo arte? ¿Cómo rodaríamos las películas sin ruedas de película?…

Pero no todo han sido ventajas. La rueda ha traído consigo las ruedas de reconocimiento, con sus retrasos en los aeropuertos,  las ruedas de prensa, con o sin rueda de preguntas, los ruedos taurinos con su José Tomás y su Ortega Cano, los incomprensibles refranes, como a Dios rodando y con el mazo dando (o algo así)…

¿Os imagináis una paralelepípeda de reconocimiento? ¿o una paralelepípeda de prensa? ¿E ir al paralelepípedo taurino?… Y no se vosotros, pero yo no pienso paralelepipear a Dios…

Share

LoH: Ricardo “Corazón de León”

27 mar
27 marzo 2011

Ricardito

El rey Ricardo III (palote, palote, palote) de Inglaterra, más conocido por Ricardo “Corazón de León”, nació en Oxford, aunque jamas llegó a estudiar carrera universitaria, ¿para qué? era el rey. Vio la luz el 8 de Septiembre de 1157, hijo de Enrique II de Inglaterra y Leonor de Aquitania.

Todos tenemos en mente las grandezas y epopeyas de este archiconocido rey, pero ¿qué hay de cierto en ellas?. Desde HdH vamos a desvelar uno de los secretos mejor guardados de la Historia medieval europea.

Su madre, Leonor de Aquitania fue una mujer muy culta y de gran influencia en aquellos años, fue la precursora de los mecenazgos, y su corte era ejemplar por el ambiente cultural que allí se desenvolvía, nuestro protagonista creció rodeado de trovadores, poetas, artistas, que influyeron en su personalidad hasta dotarle de lo que podríamos denominar “una sensibilidad exquisita”.

Con su larga melena rubia  al viento (de donde le vino el sobrenombre de Corazón de [diente de] León), Ricardo era de ese tipo de “chicos” que en lugar de decir “Tengo un hambre atroz”, decían “Tengo un hombre atrás”. En otras palabras, nuestro protagonista, más que “León rugiente” era “gatito maullador”.

Con el devenir del tiempo, llegó a establecer “pactos y alianzas”, con el rey Felipe Augusto de Francia, el cual también mostraba “cierta tendencia esquiva hacia el genero femenino”. Así pues los dos juntos (y nosotros mantenemos la tesis de que también revueltos), convencieron al Papa Gregorio VIII (uve, palote, palote, palote), que bajo el pretexto de una nueva Cruzada en Tierra Santa, y bajo la atenta vigilancia del rey teuton, les financiara un “crucero” por el Mediterráneo oriental.

De este modo, pertrechados para la ocasión tuvieron su primera contienda en la Batalla de los Cuernos de Hattin, donde el paladín musulmán Saladino les dio “las del pulpo”, Desde aquí mantenemos que el nombre de la batalla deriva del ataque de celos que sufrió Felipe Augusto, cuando, bajo el pretexto de “negociar una paz sostenible entre cristianos y musulmanes”, sorprendió a Ricardo en la tienda de Saladino en “postura indecorosa” y únicamente vestido con su túnica, despojando del resto de impedimenta, cota de malla, armadura etc. Durante la confrontación armada falleció ahogado en un cauce fluvial por el peso de su armadura el rey germano, Ricardo en un ataque de “furia uterina” tacho de cobarde la acción teutónica arrojando el estandarte del rey germano, lo que trajo las consecuencias que mas adelante explicaremos. Como resultado de este primer enfrentamiento los teutones abandonaron la cruzada dejando a Ricardo y Felipe ya solos para continuar su aventura.

Ambos reyes siguieron sus andaduras tras Saladino, de modo que tras las investigaciones del CSI llegamos a la conclusión de que Ricardo tuvo en estas fechas su “Pasión Turca” con Saladino. Mantenemos la tesis de que Saladino fue el musulmán que inspiro en su día el romance de Ali Ben Ymete. Esto dio la justificación a que las tropas francesas con su rey al frente abandonaran la aventura de la cruzada retornando a su país y dejando solas a la tropas inglesas en Tierra Santa, lo cual fue considerado como una traición.

Una vez concluida su labor ( y creemos que su romance con Saladino) en Tierra Santa, Ricardo regresó a su tierra natal por la vía de los Balcanes, y a su paso por Austria fue detenido y encarcelado, hasta tanto no fuera satisfecha una cuantiosa suma monetaria para su liberación, esta fue la venganza de los pueblos germánicos por la actuación de Ricardo en la Cruzada, como explicamos anteriormente. Su madre, Leonor de Aquitania, logró reunir esa suma de dinero (y es que madre no hay más una), dejando las arcas de Inglaterra con menos fondos que el “furgón del Dioni” después del “cambio de ruta preestablecida”.

Ya en libertad, Ricardo pasó los ultimos años de su vida en tierras gabachas luchando contra su anterior “aliado”, perdiendo la vida atravesado su hombro por una flecha durante el asedio a la fortaleza de Château-Gaillard. Una flecha que no fue precisamente lanzada por “Cupido”, como habian sido las anteriores que había recibido en sus 42 años de vida.

Con la colaboración de Pajosky Mentalis

Share

LoH: Confucio

20 mar
20 marzo 2011

El señor Confucio

Hoy el personaje histórico que marcó toda una época y varios siglos mas, además de concursos de mises. El genial y pseudo archiconocido, Confucio o Confucius (latinizado) o Confu (inventor del Konfú, arte marcial que se escindió del tradicional Kunfú y que fue rescatado del olvido por Chuck Norris que lo llamó KonChuckFú), para los amigos K’ung-fu-tzu, que se traduce literalmente por Maestro Kong.

Como su abuelo, que era el rey del clan Kong, es decir:King Kong, que tuvo un hijo, padre de Confu, llamado Burguerking Kong, nacido en VietKong, Por lo que ya sabemos que Confucio desciende de los pre-homínido, mas concretamente del australopitecus Maximun Decimus Meridius, que era comandante de los ejércitos del norte y comandante de las legiones de china, según documentos infusos.

Nacido el 28 de septiembre del año 551 a.C (Antes de Confucio). Gracias a este dato sabemos que fue un hijo prematuro, ya que se le esperaba 551 años mas tarde. Murió en el año 479 a. C (Antes de Confucio), por lo que fue prematuro dos veces, una para nacer y la otra para morir.

Fue un gran filósofo, teórico social y fundador de un sistema ético que ha llegado a nuestros días, llamado Confucionismo. El pilar básico del confucionismo no es otro que, como bien dijo la grandilocuente Miss Panamá, confundir. Una máxima de Confucio decía: “Quien por la mañana confunde la vía, al anochecer puede morir arrollado; y si en tu pueblo haber mucho trafico ferroviario poder morir en misma mañana”. Otra decía: “Quien confunde primero confunde dos veces”, de ahí que fuera prematuro.

Nació en el pueblo de Qufu, en el antiguo país de Lu, (muy famoso por sus galletas de chocolate y por la batalla de WaterLu, originalmente llamada WaterLuz, es decir, agua y luz, donde Confucio dijo, no confundirás agua con luz), actual provincia de Shandong, en el seno de una familia de terratenientes noble, el clan de los Kong que tomaban Tang.

Un grupo social que ha adoptado esta filosofía son los daltónicos, nacidos en Daltonia (lugar lejano donde todas las personas se llaman Dalton y tienen la misma cara, solo cambia su altura, que van creciendo o decreciendo, según se mire o se coloquen. Además cabe resaltar que no pueden ver en 3D), que siguen a rajatabla sus enseñanzas, que solo aplican a los colores rojo y verde o verde y rojo o viceversa pero al contrario. Un dato importante a señalar es que en Daltonia no hay semáforos debido a la cantidad de accidentes de coches que se producían y a que en todos los partes amistosos de accidentes escribían: Confundirás rojo con verde, como dijo Confucio.

Otro grupo social son los disléxicos, nacidos en Dislexia del Norte, fundadores de Disleyland Paris,un parque de confusiones.

Share

LoH: Santo San Dalia

02 mar
2 marzo 2011

San Dalia

Continuando con nuestro inabarcable periplo por las biografías de los grandes personajes de la historia nos detenemos, por no pisarle, delante de Dalia, noble cristiano que vivió a finales de siglo, principios del siguiente.

Gregorio Gustaf Dalianevof, hijo de su padre y de su madre y hermano de su hermana postró su cara a la luz por primera vez en las extensas estepas normandas de Normandía. Nació a la edad de 5 años con un cuerpo totalmente desarrollado, salvo por pequeñas deficiencias como la ausencia total de uñas. De todas.

Lejos de ser un hándicap, Dalia combinó una extraordinaria fuerza por vivir con un no menos portentoso optimismo al ver la vida. Pronto, a eso de las 9 a.m., comenzó a sufrir en sus carnes los estigmas propios de los santos de la época. Véase caída de pelo, encorvamiento de la columna vertebral, dolores punzantes en el dedo pulgar del pie…

Evidentemente la Iglesia se hizo eco de tales fenómenos e hizo llamar a Dalia a reunión personal con el santísimo padre. En dicha reunión, el Papa no hizo otra cosa más que quedar asombrado con las vivencias de ese niño de 37 años.

Reseñables son las anécdotas en las que el joven Dalia partía de su hogar a altas horas de la madrugada adentrándose en lúgubres bosques de bonsáis, totalmente absorto y alejado de la vida terrenal, o lo que se conoce como sonámbulo, caminando a paso ligero y decidido hacia lo que él definiría como una intensa luz que a medida que se acercaba tornaba en dos intensas luces que a medida que se acercaban tornaban en dos luces y un estrepitoso pitido capaz de atormentar al hombre más robusto, que en el momento de acercarse hasta hacer contacto con el propio Dalia era capaz de hacer perder, inexplicablemente, el conocimiento a cualquiera.

Tras recuperarse de aquel atropello, Dalia decidió convertirse al cristianismo, al darse cuenta de que tenia un huevo colgando y el otro lo mismo, alcanzando un nivel de misticismo más bien bajo, pero que ahí estaba.

A la edad de 45 años, Dalia falleció, víctima de la terrible gota, entre estremecedores gritos de dolor. Gritos de otra persona, pero gritos al fin y al cabo.

En su honor, aquel calzado que con esmero, Dalia, había modificado cortando la puntera del zapato para liberar los tremendos dolores de dedo pulgar, dolores que igualmente sufría el santísimo Papa y que vio aliviados al aplicar las mismas técnicas, Gregorio Gustaf Dalianevof entró a formar parte del santoral cristiano con el sobrenombre de San Dalia.

Share

Y Colón llegó a las Indias…

22 feb
22 febrero 2011

“Heme aquí, rey, reina, ante vosotros, que imploro por la presente un fondo de 1.200 ducados para partir de hecho hacia lo descubierto y lo que esté por descubrir”.

Con estas palabras, Cristobal Colón se presentó ante la Corte Española aquel año de buena cosecha de centeno. Sus majestades diéronle los 1.200 ducados, agasajáronle con 300 fortunas y 20 marlboros y deseáronle la mejor de las suertes para su viaje, solicitando la mayor de las glorias para el que pronto sería el Imperio español.

Cristobal partió, del puerto de Palillos Higiénicos rumbo a la mar océana, con escala en las Islas Canarias. Su objetivo. Las Indias.

Tras dos meses largos de travesía, dióse cuenta de un pequeño error de cálculo, poco digno de un almirante de su altura (1’58m). Colón había partido en rumbo opuesto a las Indias. Historiadores de prestigio achacan el despiste a las condiciones climáticas del momento de la partida, la niebla le jugó una mala (o buena) pasada.

Tras tratar de ocultar el error, la tripulación amotinóse, según datos del diario de a bordo, por la extrema escasez de cigarrillos (la ley antitabaco se debatía en el Senado). Cristóbal logró tranquilizar a las masas, prometiendo un suministro de cigarrillos como jamás habían imaginado. Aceptaron.

Pronto, tras descubrir nuevas tierras y tomar tierra en varios puntos,se asentaron en una isla de nombre conocido: La Española. El lugar escogido, a parte de por su nombre, era un fantástico enclave, muy cerca de un puerto con grandes riquezas, Puerto Rico.

Tras unos días de esparcimiento, los españoles comenzaron la construcción de varias colonias, al método castellano: Abrir un bar y construir casas alrededor. La historia ha dado la razón a los colonos españoles y se ha demostrado que es la forma más eficaz para el desarrollo de las colonias. Dichas colonias prosperaron rápidamente.

Pronto, Cristobal y sus hombres iniciaron sus viajes de ida y vuelta a europa. Sus mercancías: maiz, patata y por supuesto, cigarrillos. Trajéronse también hombres y mujeres autóctonos, llamados índios, gentilicio que no hizo más que acrecentar el bulo de que Cristóbal había pisado las tierras correctas.

El legado de Colón, por tanto, ha ascendido hasta límites insospechados, culminados todos ellos con el descubrimiento de todo un país que, sin saberlo, ya llevaba su nombre… Colombia.

Share

Switch to our desktop site