Los Choctaw, un pueblo nativo americano ubicado en el sudeste de los Estados Unidos en el actual territorio de Mississippi, fueron el primer pueblo que sufrió el traslado forzoso, vestido de acuerdo amistoso, a las reservas indias. En 1830, el Congreso de los EEUU aprobó el Tratado de Dancing Rabbit Creek, un proyecto personal del presidente de los EEUU, Andrew Jackson, que consistía en la cesión de los 11 millones de acres (45.000 km2) de la Nación Choctaw  a cambio de unos 15 millones de acres (61.000 km2) en el territorio de la actual Oklahoma. En un principio los jefes de los Choctaw mostraron sus reservas por tener que abandonar las tierras de sus antepasados pero, al final, tuvieron que ceder. Aún así, consiguieron incluir una cláusula…

Cada cabeza de familia de los Choctaw que desee permanecer en sus territorios y convertirse en un ciudadano de los Estados Unidos, se le permitirá hacerlo […] tendrá derecho a la reserva de seiscientos cuarenta acres de tierra…

Los Choctaw se convirtieron en dos grupos distintos: la nación en Oklahoma (conservaron cierta autonomía y siguieron regulándose con sus propias normas y tradiciones) y la tribu de Mississippi (sometidos a las leyes del gobierno de los EEUU). De esta forma, la parte de los Choctaw que se quedaron en Mississippi se convirtieron en el primer grupo étnico no europeo en obtener la ciudadanía de EE.UU. Unos 1.300 Chochtaw eligieron esta última opción y unos 15.000 iniciaron el llamado Trail of Tears (Camino de Lágrimas), una marcha de más de 800 km en la que casi el 20% de ellos murieron por hambre.

The Trail of Tears

The Trail of Tears

En 1845, a 5.000 km de distancia, se producía la Gran Hambruna irlandesa. La ineficiente política económica, los métodos inadecuados de cultivo y, sobre todo, la aparición de determinadas enfermedades que destruyeron la cosecha de patatas, causaron una gran mortandad entre los irlandeses… entre uno y dos millones de irlandeses murieron de hambre. Las noticias de la hambruna llegaron a los EEUU y muchos emigrantes irlandeses trataron de ayudar a sus compatriotas. En 1847, 16 años después de haber sido ellos mismos víctimas de la hambruna, los Choctaw se vieron reflejados en aquel sufrimiento y dieron un ejemplo de solidaridad histórica. Ellos, que apenas tenían para cubrir sus necesidades y que ni sabían dónde situar geográficamente Irlanda, consiguieron reunir 175 dólares (unos 70.000 en la actualidad) para ayudar a las familias irlandesas. Lo único que ambos pueblos tenían en común era el hambre… y la humanidad.

Fuentes y Fotos: Max D. Stanley, suite101, Choctaw

Share