Archive for month: noviembre, 2012

Somos más de 200 millones, no podréis colgarnos a todos.

29 nov
29 noviembre 2012

Me vais a colgar, pero no soy la única. Somos más de 200 millones, no podréis colgarnos a todos… estas fueron las palabras de la heroína rusa de 18 años Zoya Kosmodemyanskaya poco antes de ser ejecutada.

Zoya Kosmodemyanskaya

Siendo muy pequeña ya mostró su interés por la lectura, la música, los grandes pensadores… que fueron forjando su carácter indómito e idealista. Con 15 años se unió al Komsomol (las juventudes del Partido Comunista de la Unión Soviética, PCUS). En 1941, tras la invasión de los alemanes y con sólo 18 años, se ofreció voluntaria para forma parte de un grupo de partisanos que participaban en misiones de sabotaje y reconocimiento tras las líneas enemigas. El 27 de noviembre 1941, el grupo de Zoya logró cruzar el frente y se adentraron en territorio ocupado por los alemanes hasta llegar al pueblo de Petrischevo, donde estaba acuartelado un regimiento de alemanes. Zoya prendió fuego a varias cuadras y a dos casas ocupadas por los alemanes, pero un colaboracionista ruso la delató – fue recompensado con una botella de vodka – y fue capturada.

La llevaron a una cabaña y durante 48 horas fue sometida a todo tipo de torturas y vejaciones para que delatase a sus camaradas. Ante la desesperación del oficial al mando, ya que Zoya no decía nada, la mañana del 29 de noviembre la sacaron de aquella sala de torturas y la pasearon con un cartel al cuello “Incendiaria de hogares” hasta el centro del pueblo… le esperaba la horca. Los alemanes y el pueblo entero, obligados a presenciar la ejecución, rodeaban el cadalso pero cuando se iba a proceder a la ejecución, uno de los oficiales alemanes ordenó esperar hasta tener preparada su cámara fotográfica, momento que aprovechó Zoya para gritar:

Camaradas, ¿por qué estáis tan tristes? Yo no tengo miedo a morir, soy feliz de morir por mi pueblo [...]
Me vais a colgar, pero no soy la única. Somos más de 200 millones, no podréis colgarnos a todos. Mis compañeros vengarán mi muerte. Alemanes, rendíos antes de que sea demasiado tarde. La victoria es nuestra.

Durante un mes,  el cuerpo congelado de Zoya estuvo colgado hasta que unos alemanes borrachos decidieron cortarle el pecho izquierdo y los oficiales ordenaron enterrar a Zoya. En 1942 el pueblo de Petrischevo fue liberado por el ejército ruso, el colaboracionista ruso fue ejecutado y a Zoya se le concedió a título póstumo la más alta distinción Héroe de la Unión Soviética. El oficial alemán que hizo las fotos murió en el combate y en uno de sus bolsillos se encontraron las fotos de la ejecución: 1 y 2. El hermano de Zoya, Aleksandrk, también fue condecorado a título póstumo como Héroe de la Unión Soviética.

Fuentes e imágenes: El primer ensayo sobre Zoe Kosmodemyanskoy, Zoya Kosmodemyanskaya Martyrdom

Share

Ante las amenazas del Ku Klux Klan: Kiss my ass (bésame el culo)

27 nov
27 noviembre 2012

Kiss my ass (bésame el culo) fue la respuesta literal, e impresa en una carta con el membrete oficial, del Fiscal General de Alabama ante las amenazas del Ku Klux Klan.

En 1970, con apenas 29 años y poco después de ser elegido Fiscal General de Alabama, Bill Baxley reabrió el caso 16th Street Baptist Church. El 15 de septiembre de 1963, una explosión en la Iglesia Baptista de la calle 16 de Birmingham (Alabama) mataba a cuatro niñas negras de entre 11 y 14 años: Addie Mae Collins, Cynthia Wesley, Carole Robertson y Denise McNair. Aquella atrocidad sólo podía ser obra del Ku Klux Klan… incluso se llegó a procesar a uno de sus miembros, Robert Chambliss, pero fue encontrado no culpable de asesinato y sólo se le impuso una multa de cien dólares y una pena de prisión de seis meses por tenencia de 122 cartuchos de dinamita. Aunque aquel miserable acto marcó un punto de inflexión en el Movimiento por los Derechos Civiles y contribuyó a la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964… los asesinos seguían en libertad.

Hasta que en los años 70, Bill Baxley decidió reabrir el caso. Lógicamente, las reacciones no se hicieron esperar… Edward R. Fields, fundador del National States Rights Party (partido antisemita, racista y opuesto a la integración racial) y Gran Dragón del Ku Klux Klan, le envió una carta amenazándole. La respuesta de Bill no dejaba lugar a dudas:

Querido “Dr.” Fields:

Mi respuesta a su carta del 19 de febrero de 1976, es – bésame el culo.

Atentamente,

Bill Baxley
Fiscal General

En noviembre de 1977, Chambliss, con 73 años, fue juzgado de nuevo por el atentado en la Iglesia, declarado culpable y condenado a cadena perpetua. Murió en una prisión de Alabama el 29 de octubre de 1985. El 18 de mayo de 2000, el FBI acuso a tres integrantes más del Ku Klux Klan como autores materiales del crimen: Cash Herman, Blanton Thomas y Cherry Bobby. Cash había muerto pero Blanton y Cherry fueron detenidos, y ambos fueron juzgados y condenados.

Fuentes e imágenes: 16th Street Baptist Church bombing, Kiss my ass

Share

EEUU tardó 66 años en reconocer al agente que rescató a 500 aviadores

25 nov
25 noviembre 2012

El 14 de octubre de 2010, a los 95 años, George Vujnovich – agente de la OSS (Office of Strategic Services), el servicio de inteligencia de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y considerada la antecesora de la CIA – fue galardonado con la Bronze Star Medal of Honor en una ceremonia celebrada en la Catedral Ortodoxa Serbia St. Sava de Manhattan.

George Vujnovich

¿Pero quién era George Vujnovich?

Nacido el 31 de mayo de 1915 en Pittsburgh (EEUU), hijo de inmigrantes de Serbia, estudiaba en Belgrado (Yugoslavia) con la esperanza de llegar a ser médico cuando los alemanes invadieron Yugoslavia en 1941. Junto con su mujer, Mirjana Lazich, huyó por varios países hasta que recaló en África donde trabajó para Pan American World Airways. Debido a sus orígenes serbios y a sus años de estancia en Belgrado, la OSS contactó con él y lo reclutó. Mirjana, que se había exiliado a EEUU, trabajaba en la embajada yugoslava en Washington cuando llegaron a sus manos unos informes sobre una guerrilla serbia que habían rescatado y escondido a varios aviadores derribados por los alemanes. Pasó la información a su marido destinado en el sur de Italia desde 1943.

Aquella guerrilla eran los Chetniks. Una organización guerrillera nacionalista y monárquica serbia liderada por Dragoljub Mihailovich , un antiguo coronel del Estado Mayor yugoslavo. Tras la invasión de Yugoslavia, el país fue repartido entre Alemania, Italia, Hungría, Bulgaria y dos regímenes títeres: el Estado Independiente de Croacia y el Gobierno de Salvación Nacional de Serbia. Además, se repartían por todo el país varias grupos paramilitares como el Ejército Partisano de Liberación, los comunistas liderados por el que luego seria el Mariscal Tito, y los Chetniks. Éstos, ante la superioridad alemana y sus sangrientas represalias, decidieron optar por una resistencia pasiva hasta que Alemania se debilitase y poder dar el gran golpe para crear la Gran Serbia. Los partisanos, por su parte, optaron por la resistencia activa sobre todo cuando los alemanes invadieron la URSS. Aquella situación provocó enfrentamientos entre las propias guerrillas hasta el punto de que los chetniks llegaron a apoyar a los alemanes en sus enfrentamientos con los partisanos.

Chetniks. “Por el rey y la patria; libertad o muerte”

Después de la exitosa invasión aliada de Sicilia, en el otoño de 1943 los aliados ocuparon todo el sur de Italia. A finales de 1943, la 15ª Fuerza Aérea de los EEUU fue traslada de Túnez a Foggia (Italia) desde donde atacaban los pozos de petróleo y refinerías de Rumanía que para Hitler eran la principal fuente de combustible. Para bombardear los campos, los aviones debían atravesar territorio yugoslavo donde varios de ellos fueron derribados y más de 500 aviadores rescatados y escondidos por los chetniks. En Bari, Vujnovich elaboró un plan de rescate. Aunque al principio sus superiores eran reacios porque Dragoljub Mihailovich , el líder de los chetniks, no luchaba abiertamente contra los alemanes, después de estudiar el plan dieron su aprobación… Operation Halyard. Vujnovich instruyó a tres agentes de campo de la OSS que se infiltrarían en las líneas enemigas. En agosto de 1944, los tres agentes con radiotransmisores fueron lanzados en paracaídas sobre la zona controlada por los chetniks.

Aviadores rescatados con Vujnovich a la derecha

Desde Bari, Vujnovich coordinaba el rescate con los agentes y la ayuda de Mihailovich. Durante varios meses se improvisaron pistas de aterrizaje, se localizaron puntos de evacuación seguros y se consiguió rescatar a todos los aviadores derribados sin ninguna baja… un total de 512. En 1946, después de la guerra, las autoridades comunistas de Yugoslavia ejecutaron a Mihailovich por colaborar con los nazis. En 1948, el presidente estadounidense Harry Truman concedió a título póstumo la Legión de Mérito al serbio pero no se hizo público para no enemistarse con Yugoslavia.

George Vujnovich tuvo que esperar hasta 2010 para que se le reconociese su trabajo. En abril de 2012 falleció.

Fuentes: Daily Mail, NBC News, The Telegraph

Share

¿Cómo tomar una ciudad aparentemente inexpugnable con unos cuantos gorriones?

22 nov
22 noviembre 2012

En 1029, el rey Olaf II de Noruega volvió del exilio para recuperar el trono perdido frente a los daneses. Al año siguiente, en la batalla de Stiklestad, fue herido de muerte. Junto a Olaf, luchaba su hermano Harald Hardrada que pudo huir con un grupo de fieles. Se contrataron como mercenarios al servicio de Yaroslav I el Sabio, monarca del estado Rus de Kiev (territorio del actual Ucrania, Bielorrusia, Polonia, las Repúblicas Bálticas y parte de Rusia), donde ganaron un gran prestigio que, poco más tarde, les sirvió para formar parte de la Guardia Varega del Imperio Bizantino.

Guardia Varega

Al servicio del imperio luchó en las campañas de Sicilia, donde, gracias a su ingenio, consiguieron tomar una ciudad que parecía inexpugnable. Al grosor y la altura de las fortificaciones había que añadir que disponían de pozos naturales y, además, que disponían de suministros para pasar varios meses de asedio. Harald permaneció durante varios días buscando alguna brecha, punto débil o resquicio por el que poder atacar… nada de nada. De lo que sí se dio cuenta es de que, durante todos los días que estuvo estudiando aquella fortaleza, cientos de gorriones volaban hacia el bosque para buscar alimento para sus crías y luego regresaban a sus nidos en el interior de la ciudad. Ordenó a sus soldados que capturasen el mayor número de pájaros que pudiesen pero solamente los que salían de la ciudad. Ataron a sus patas pequeños trozos de madera, que previamente habían impregnado con brea y azufre, y les prendieron fuego. Los pájaros, asustados, volaron rápidamente hacia sus nidos. Como la mayoría de estos nidos estaban situados en las cornisas de las casas construidas de madera, paja y otros elementos altamente inflamables, cientos de pequeños fuegos comenzaron a devorar la ciudad. Los habitantes de la ciudad salieron huyendo del fuego y pidiendo clemencia. Harald tomó la ciudad y les perdonó la vida.

Muerte de Harald por una flecha en Stamford Bridge

Estos triunfos le supusieron el reconocimiento del emperador bizantino Romano III, pero Harald creía que había llegado el momento de volver a Noruega y reclamar su trono. El emperador no le permitió partir y Harald, con parte de la Guardia Varega, huyó hacía tierras nórdicas. En 1047, fue coronado Harald III de Noruega. Falleció en la batalla de Stamford Bridge (1066) cuando trataba de invadir Inglaterra.

Extraído del libro “Nunca me aprendí la lista de los reyes godos

Share

Barretinas catalanas en Alaska en el siglo XVIII

20 nov
20 noviembre 2012

La bula menor Inter caetera otorgada por el papa Alejandro VI en 1493 adjudicaba a los reyes de Castilla y León todas las tierras halladas y por hallar al oeste del meridiano que dista cien leguas al oeste de las islas Azores y Cabo Verde. Posteriormente sería modificado, por le Tratado de Tordesillas, para que Portugal pudiese tomar la posesión de Brasil.

Tuvieron que pasar casi tres siglos, y alguna sospecha de que los rusos deambulaban por allí, para que los españoles decidiesen tomar la posesión de las tierras – la propiedad ya la tenían concedida por la bula papal – del continente americano más allá del paralelo 60° Norte… Alaska. En 1774, desde el virreinato de Nueva España, se envió una expedición al mando del capitán Juan José Pérez Hernández. Lamentablemente, la enfermedad de varios marineros le obligó a regresar sin llegar a su objetivo pero, aún así, todavía se pudo tomar posesión de la isla Nutka y otras a la altura de los 50° Norte. Posteriores expediciones, bordeando la costa californiana, fueron llegando más Norte: estuario del río Columbia, islas Kayak, la sierra de San Elías, la península de Kenai… En 1789, se ordenó ocupar la isla de Nutka por la presencia de rusos y cuando llegaron los españoles – ¡Oh, sorpresa! – merodeaban por la zona los ingleses. Esteban José Martínez, al mando de la fragata Princesa, no se dejó intimidar y apresó a los ingleses. El cambio de virrey en Nueva España, al regreso del capitán, supuso que en lugar de una honrosa felicitación recibiese una dura reprimenda ante el temor de que aquel episodio supusiese el inicio de una guerra con Inglaterra.

Mientras la diplomacia española e inglesa negociaban la salida de aquella situación, siempre con los ingleses con la sartén por el mango por su superioridad naval, desde Nueva España se volvía a enviar otra expedición al Norte compuesta por cincos naves. Entre los componentes de aquella expedición figuraba la Primera Compañía Franca de Voluntarios de Cataluña (cuerpo del ejército colonial español formado por voluntarios catalanes creado en 1767) que ya había participado en la exploración de California. Parte de esta Compañía se quedó fortificando la isla de Nutka y el resto se repartió entre los barcos para seguir explorando: fundaron Cordova (topónimo hispano más al Norte en la actualidad) y tomaron posesión de otras tierras.

Fuerte de San Miguel – Nutka

Tras la firma de los tratados de San Lorenzo, los españoles debían devolver todo lo capturado a Inglaterra, se les concedía el comercio en el Pacífico Norte y, además, se fijaban los límites de las posesiones españolas más al Sur. Castellanos, extremeños, gallegos, catalanes… sufrieron las duras condiciones climatológicas de Alaska y el acoso de rusos e ingleses pero aguantaron en sus posiciones y mantuvieron las posesiones conquistadas. Todo lo que consiguieron juntos, se perdió por los políticos… ¿Os suena?

De las barretinas que se citan en el título, tenemos constancia por las anotaciones de la expedición Malaspina cuando en 1791 llegó a Nutka.

Fuentes: Conquista española del Canadá, Antes que nadie – Fernando Paz

Share

¿Esconde la leyenda del mono ahorcado en Hartlepool algo peor?

18 nov
18 noviembre 2012

En el pueblo costero de Hartlepool, en el noreste de Inglaterra, perdura una leyenda de hace dos siglos sobre un mono que fue ahorcado por los pescadores del pueblo al considerarlo un espía francés. A comienzos del siglo XIX, en el transcurso de las Guerras Napoleónicas, los pueblos costeros ingleses vigilaban sus aguas ante la posible invasión francesa. Una tormenta desvió de su rumbo un barco de guerra con pabellón francés, haciéndolo llegar hasta la costa de Hartlepool. Los lugareños, expectantes, contemplaban aquella lucha desigual hasta que el buque perdió el mástil y se partió en dos. A la orilla llegaban los restos del naufragio: cajas de suministros, el mástil… y un mono empapado con el uniforme francés sobre una tabla.

En aquello días, ante el acoso de Napoleón, los ingleses vivían en estado de psicosis permanente: se mostraban desconfiados, por todos los sitios veían espías… hasta un simple mono supuso un peligro para los habitantes de Hartlepool. Se acusó al pobre mono, que no era otra cosa que la mascota del barco, de espía y en la misma orilla se le juzgó y sentenció a la horca. Se clavó el mástil del barco en la arena y se ahorcó al mono.

Lo que podría haber quedado en un episodio de maltrato animal y, sobre todo, de estupidez humana podría esconder algo peor… el ahorcamiento de un niño. La leyenda ha llegado hasta nuestros días como el ahorcamiento de un mono (monkey en inglés) pero en la tripulación de los buques de guerra había otro tipo de monkey… los powder monkey: eran niños o adolescentes que se encargaban de llevar la pólvora (powder) de la bodega a los artilleros. Quizás en algún momento, a lo largo de estos dos siglos, alguien interesado en que Hartlepool no fuese protagonista de aquella atrocidad, decidió cambiar al powder monkey por un monkey.

Es mejor quedar como estúpidos (ahorcar un mono por espía) que como inhumanos (ahorcar un niño).

Podwer monkey

Fuentes: This is Hartlepool, Hartlepool Monkey,

Share

Los esclavos olvidados de América, los irlandeses

15 nov
15 noviembre 2012

Cuando hablamos de esclavos y de América, la primeras imágenes que nos vienen a la cabeza son las enormes plantaciones de algodón donde los esclavos traídos de África trabajan de sol a sol. Pero hubo otros esclavos, en este caso blancos y casi olvidados por la historia, que sufrieron las mismas penalidades… los irlandeses.

En el siglo XVI, los españoles fueron los primeros europeos en utilizar esclavos africanos en el Nuevo Mundo (islas de Cuba y La Española). Más tarde, portugueses, holandeses, franceses y británicos hicieron lo propio en sus respectivas colonias (Brasil, Antillas, Norteamérica…). Las colonias británicas en Norteamérica también fueron utilizadas para el destierro penal de criminales convictos desde principios del siglo XVII hasta la independencia, y posteriormente a Australia entre 1788 y 1868. Además de estos criminales, los ingleses enviaron a sus colonias norteamericanas a los irlandeses, sobre todo católicos, que se rebelaron contra la opresión inglesa… vendidos a los colonos como mano de obra.

Mujeres y niños esclavos

El comercio humano comenzó cuando James II, rey de Inglaterra, vendió 30.000 prisioneros políticos irlandeses como esclavos al Nuevo Mundo. A mediados del siglo XVII, los irlandeses se convirtieron en la principal fuente de ganado humano para los comerciantes ingleses… el 70% de la población total de las islas Antigua y Montserrat eran esclavos irlandeses. En la década de 1650 más de 100.000 niños irlandeses, entre 10 y 14 años, fueron separados de sus padres y vendidos como esclavos en las Indias Occidentales, Virginia y Nueva Inglaterra; 52.000 más, en su mayoría mujeres y niños, fueron vendidos a Barbados y Virginia; 2.000 niños se vendieron a Jamaica… Ni eran criminales ni tampoco, como se ha tratado de vender, tenían contratos de servidumbre.

SLAVES

Además, eran más baratos que los africanos (en el XVII, un esclavo africano costaba unas 50 libras esterlinas y un irlandés no más de 5) y los hijos nacidos de esclavos blancos seguían siendo esclavos incluso en el caso de que su madre obtuviese la libertad, así que las madres permanecían con ellos. Los colonos, para maximizar sus recursos, decidieron utilizar a las mujeres/niñas irlandesas – además de para su beneficio propio – para cruzarlas con africanos y criar mulatos. Estos nuevos esclavos rompieron el mercado… se podían vender por un precio superior a los irlandeses y salían más baratos que los africanos. Esta práctica de mestizaje esclavo se extendió hasta que en 1681, por las presiones de la Royal African Company a la que la Corona británica había concedido el monopolio sobre las rutas del comercio de esclavos africanos, se aprobó la ley “Forbidding the practice of mating Irish slave women to African slave men for the purpose of producing slaves for sale” (Prohibida la práctica de acoplamiento de esclavas irlandesas y esclavos africanos con el fin de producir esclavos para la venta).

En 1807 el Parlamento Británico aprobó la Ley para la Abolición del Comercio de Esclavos, bajo la cual los capitanes de buques de esclavos podían ser severamente penados por cada esclavo transportado. Esta fue superada por la Ley Abolicionista de 1833, que liberó todos los esclavos del Imperio Británico.

Fuentes: The forgotten white slaves, The Irish slave Trade, Irish Blog

Share

Cuando el ABC era republicano

13 nov
13 noviembre 2012

El título de ese post no responde a un momento puntual de enajenación mental por mi parte ni tampoco a una broma de mal gusto… En la portada de ABC del 25 de julio de 1936 aparecía un escueto y sorprendente:

¡Viva la República!

El ABC fue fundado en Madrid el 1 de enero de 1903 por Torcuato Luca de Tena y Álvarez-Ossorio. En sus orígenes fue un semanario y comenzó a distribuirse diariamente a partir del 1 de junio de 1905. El 12 de octubre de 1929 nació el ABC de Sevilla, al que el ABC de Madrid aportó su doctrina: monárquica y católica. El 25 de julio de 1936, tras el levantamiento contra la República, España quedó fraccionada y la línea editorial común se rompía: la edición de Sevilla, controlada por los sublevados, y la de Madrid, controlada por la República. Una misma cabecera, dos portadas distintas y dos líneas editoriales opuestas.

Portada del 25 de julio de 1936 de la edición de Sevilla:

Share

Cartas de amor escritas en los campos nazis que llegaron a su destino 70 años después

11 nov
11 noviembre 2012

Le service du travail obligatoire (Servicio de Trabajo Obligatorio) fue el reclutamiento forzoso y la deportación de trabajadores franceses – entre 600.000 y 650.000 entre junio 1942 y julio 1944 – a la Alemania nazi con el fin de trabajar como mano de obra forzada durante la Segunda Guerra Mundial. Alemania obligó a la Francia de Vichy a crear este servicio para compensar la pérdida de mano de obra en sus fábricas debido al masivo reclutamiento de soldados alemanes. Además, por cada tres trabajadores franceses enviados, se devolvía a Francia un prisionero de guerra.

Marcel y su esposa René

Uno de estos trabajadores fue el tornero Marcel Heuzé. Entre 1942 y 1944, Marcel estuvo trabajando en la fábrica de Daimler-Benz donde se producían tanques, motores aeronáuticos y vehículos blindados. Durante todo este tiempo, envió decenas de cartas a su esposa René y sus tres hijas desde el campo de trabajo de Marienfelde, al suroeste de Berlín. Lamentablemente, sólo unas pocas llegaron a su destino, del resto se ocupó la censura alemana… pero no fueron destruidas.

Carolyn Porter, una diseñadora gráfica, descubrió por casualidad un lote de viejas cartas en francés en una tienda de antigüedades de Stillwater (Minnesota). Aunque apenas sabía francés, aquellas cartas le intrigaron y decidió comprarlas. Buscó alguien que le ayudase a traducirlas y descubrió el día a día de Marcel, el amor por su esposa y sus hijas, su miedo de no volver a verlas, su frustración al darse cuenta de que las cartas no llegarían… En palabras de Carolyn “Era hermoso y desgarrador. Cuando terminé, sólo quería saber si había vivido, si este hombre había regresado a casa con su esposa y sus hijas”.

Después de un año de labor detectivesca, y ayudada por un genealogista, descubrió que Marcel había logrado sobrevivir y regresar a casa con su familia. Aunque Marcel había fallecido en 1992 y René en 2005, consiguió contactar con su descendientes (hijos, nietos y biznietos) y hacerles llegar las cartas… 70 años después llegaron a su destino. A finales del mes pasado, Carolyn y la familia de Marcel se reunieron en París.

Marcel Heuzé, hijo, nacido después de la guerra

Fuentes: Daily Mail, The Telegraph

Share

Nunca me aprendí la lista de los reyes godos; mi primer libro

07 nov
7 noviembre 2012

Cuando hace unos años comencé con este blog sólo tenía mi afición por la historia, mis escasos conocimientos informáticos y un desconocimiento casi absoluto de la red (consultar el correo y leer el Marca). Muchos libros leídos después y demasiadas madrugadas con el maestro Juan Antonio Cebrián me ayudaron a darle contenido al blog; de la apariencia, y de que sus tripas funcionasen correctamente, tuvo mucho que ver tropezarme en el camino con Pablo Castañón. Y ahora, tras muchas alegrías y algunos sinsabores de los que ya ni me acuerdo, os anuncio que mañana saldrá a la venta mi primer libro: Nunca me aprendí la lista de los reyes godos.

Aunque yo sea el autor material, este libro tiene muchos cómplices (todos los que de una forma u otra habéis colaborado con este blog vía comentarios, redes sociales, premios…) y, lógicamente, colaboradores necesarios (el Grupo Anaya y, sobre todo, Susana Krahe y José María Mourelle). Así que, gracias a todos.

Tuve claro desde el principio que la portada y las ilustraciones interiores serían obra de un gran ilustrador, y mejor amigo, como es Xurxo ¿No os parece genial?. Y el título… el título es un guiño a la famosa, y odiada, lista de los más de 30 reyes godos que muchos tuvieron que memorizar y que son fiel reflejo de aquella historia farragosa y caduca que sufrieron. Nunca me aprendí la lista de los reyes godos sólo pretende cambiar la cara que para demasiada gente tiene la historia y darle una imagen más fresca y, sobre todo, amena con algunas de las mejores historias publicadas en este blog y, otras muchas, inéditas. Un total de 368 páginas con historias desde la Antigüedad hasta nuestros días.

Y como me gusta liar a mis amigos en todas mis aventuras, también colabora el escritor y magister Gabriel Castelló con el prólogo y algunas historias de Roma, Guillermo Clemares con un par de historias y el artista Chema Barragán con este video de presentación:

Ya sabéis, desde mañana el libro estará disponible en las grandes superficies, librerías y en la red (Amazon, El Corte Inglés, Casa del Libro…) por un precio muy razonable: 14,90 euros. En formato digital está disponible en Amazon y en iTunes a 5,69 euros.
Y como de bien nacidos es el ser agradecidos, se sortearán 2 ejemplares de Nunca me aprendí la lista de los reyes godos entre todos los que dejéis un comentario en este post o en la página de Facebook y los que lo compartan en las redes sociales.

A veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas. Plutarco

Share

Switch to our desktop site