• Pingback: El condenado al que se le conmutó la pena de muerte por no poderlo ejecutar… en tres ocasiones

  • Geaberca

    Un tipo con suerte, como esos a los que fusilan y siguen vivos para contarlo. Más fácil es que te toque el gordo de Navidad.
    Un saludo.

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      Cuando te fusilan es más difícil… suele haber “tiro de gracia”.
      Salu2

      • Geaberca

        Aunque no haga ninguna gracia.

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: El condenado al que se le conmutó la pena de muerte por no poderlo ejecutar… en tres ocasiones | EranteNoticias | Scoop.it

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com.es/ Kikas

    ¿Alguien le pasó un billete de lotería por la chepa?

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      Para la lotería la suya… ¿Qué probabilidades puede haber de que falle la trampilla 3 veces?

      • http://dakipalla-kikas.blogspot.com.es/ Kikas

        Por eso..por eso…
        A propósito…pásate por mi casa…tienes algo esperándote…
        (Sé que eres humilde y los halagos fatuos no te impresionan) ;-)

        • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

          Tengo tres post pendientes de leer… esta noche paso.

  • Pingback: El condenado al que se le conmutó la pena de muerte por no poderlo ejecutar… en tres ocasiones

  • http://www.oscarvelazquez.es/ Oscar

    Pues no hace mucho a un americano le paso algo parecido y no se la conmutaron a pesar de las solicitudes.

    http://elpais.com/diario/2009/10/11/domingo/1255233153_850215.html
    Según parece aun esta vivo, pero no le han conmutado la pena, aunque esta el recurso en espera.

    Los humanos sois horribles

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      ¿Y si fuese porque son inocentes?

      Lo son, lo son…

  • Eulogio Diéguez

    Vete tu a saber que…

  • Hank66

    Interesantísima historia, como siempre. El caso es que había un grupo (creo que irlandés, no recuerdo) del que tengo algunos discos por casa, que se llama “The man they couldn’t hang” (espero haberlo escrito bien) y, ahora que lo pienso, creo que su nombre debe ser una especie de homenaje al protagonista de la historia de hoy. Aún recuerdo que llevaba un parche de ellos en la chaqueta, una horca con el nombre del grupo debajo. Por cierto, eran bastante buenos. Como siempre, he pasado un muy buen rato leyendo esta curiosa historia.

  • rosscanaria

    Recuerdo esa historia, está claro que era inocente y por eso falllaron todos los intentos de cumplir la sentencia, ¿Dios? ¿suerte? lo que sea es que el hombre se salvó…
    Abrazos Javier,

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      Más tarde se sospechó de otra persona pero nunca se juzgó a nadie más por este crimen.
      Un abrazo

  • Pingback: El condenado al que se le conmutó la pena de muerte por no poderlo ejecutar… en tres ocasiones « APHU

Switch to our mobile site