• Pingback: Manual para jugar al golf en medio de una guerra

  • Pingback: Manual para jugar al golf en medio de una guerra

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Cayetano

    Muy en la línea de la flema británica. Me recuerda al cómic de Astérix en Britania, que cada vez que las legiones romanas atraviesan los campos destrozando cultivos, aparece un británico que no pierde nunca la compostura y se limita a decir: ¡Caramba! ¡Qué contrariedad!Un saludo.

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      Lo mismo debían decir los jugadores de golf cuando estaban jugando y un bombardeo les obligaba a refugiarse… ¡Qué contrariedad!

  • http://dakipalla-kikas.blogspot.com.es/ Kikas

    Les hacen los bunkers gratis y encima se ponen estupendos…
    (Por cierto, Javier, un poco pesado el Sistema actual para poner un comentario. Si yo no tengo blog y no quiero identificarme con nada…¿no puedo comentar?)

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      Si es que son unos llorones…
      Tienes la posibilidad de comentar pinchando en invitado/guest, con el email y un nombre únicamente. También puedes hacerlo con los perfiles de las redes sociales (twitter, facebook…)

      • Blanca

         Llorones dice, jajaja, ya, me hubiera gustado a mí ver a otros..

        Un beso, sin foto,

  • Blanca

    He llegado justo a meter la pelota en el hoyo..

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

       Tú siempre llegas a tiempo…

  • Pingback: Historias de la historia « Marino's Golf

  • Pingback: Manual para jugar al golf en medio de una guerra | SportSquare

  • xurxo vazquez

    Esta sería una escena perfecta de los Monty Python!!

    Un saludín :D

    • http://historiasdelahistoria.com/ Javier Sanz

      Un homenaje a lo “absurdo” :)

  • Rosscanaria

    Es que la flema inglesa es, no se si decir que es lo peor o lo mejor porque no se alteran por nada… ¡qué contrariedad!
    Besotes mi niño y lindo domingo,

  • Manuel Guisande

    El punto 4 y 7 es acojonante, solo les faltaba jugar a golf contra los enemigos haciendo un descanso en la batalla

Switch to our mobile site