Archive for month: abril, 2012

Número 5 de la revista Entropía

30 abr
30 abril 2012

A finales de esta semana ya podréis encontrar en vuestros puntos de venta habituales el número 5 de la revista Entropía.

Entropía 5

Sumario Entropía 5

Van pasando los días y Entropía sigue tratando de sacar la cabeza en esta vorágine de recortes, cantos de sirena y vendedores de humo. Pero nosotros seguimos creyendo y, todavía más, después de recibir una bocanada de aire fresco… un autor que ha colaborado en la revista, Costampla para los amigos, va a sacar su primer libro en formato papel. No ha tenido la suerte de que una editorial tradicional vaya a editar su manuscrito, y aún entendiendo que no pueden publicar todo lo que les llega, hoy en día existen
otras fórmulas como la autoedición que te ofrece la red o el caso de Eloy Moreno y “El bolígrafo de gel verde”. Tras dos años de intensa creación, Eloy terminó su libro… ¿y ahora qué? Decidió autoeditarse su novela directamente en una imprenta y con una trolley cargado de libros, e ilusiones, se recorrió las librerías y charló con los posibles lectores en la calle. Sus ganas, su ilusión, su cabezonería, el boca a boca, la red y, lógicamente, un buen libro consiguieron que Espasa se interesase. Desde el año pasado esta editorial la distribuye en toda España y este año ha sido traducida al italiano.
Costampla nos comentó las dificultades de publicar su libro y decidimos, siguiendo en nuestro propósito de ayudar y dar a conocer a los autores noveles, dar un paso adelante en nuestra apuesta y mediante otras fórmulas, lejos de la edición tradicional que nuestra economía no nos permite, ayudar a ver cumplido su sueño.

Así nació la colección de libros Entropía, donde daremos una oportunidad a vuestros manuscritos. Nuestro primer libro es Camaleón de Benito Martínez-Fortún y el segundo será Compendio de Relatos.

Pero las buenas noticias no terminan aquí… Entropía ya ha cruzado el charco y estamos en Ecuador. Nuestros próximos destinos, lógicamente con vuestro apoyo, son Argentina y México.

Share

La dieta milagro de hace un siglo.

29 abr
29 abril 2012

Las dietas milagro, esas que prometen el adelgazamiento rápido y sin apenas esfuerzo, no son exclusivas de nuestros días en los que el culto al cuerpo, para muchos, se ha convertido en una obsesión. Además, en la mayoría de ocasiones no responden a fundamentos nutricionales y/o científicos. Si quieres adelgazar sin ningún tipo de esfuerzo… ¡Pon una tenia en tu vida!

El producto en cuestión era Sanitized Tape Worms y prometía el rápido adelgazamiento sin ningún tipo de ejercicio, sin efectos secundarios y, sobre todo, comiendo lo que quieras. Además, sólo hacía falta una única toma de esta maravillauna cápsula que contenía una cabeza o huevo de tenia. Para darle más credibilidad comenzaron a correr rumores de que la soprano Maria Callas la había utilizado e incluso los jinetes profesionales (jockey). La verdad es que Maria Callas sufrió la consecuencias de una tenia pero no por el uso de este producto milagroso sino por la ingesta de carne cruda.

La realidad es que había muchas más probabilidades de enfermar que de perder peso porque aunque se anuncie sin efectos secundarios, el caso es que sí los tiene…

Dolor y molestias abdominales, calambres, cólicos, diarrea, náuseas, mareos, vómitos, vértigo, dolor de cabeza, cansancio, mala absorción, anorexia, dolor muscular, estreñimiento, carencia de vitaminas, anemia, obstrucción intestinal, perforación yeyunal, apendicitis, pancreatitis…

Fuentes e imagen: BBC, Fit and Health

Share

Los animales en las legiones romanas

26 abr
26 abril 2012

En varias ocasiones hemos hablado de animales que compartieron penas y alegrías con los ejércitos, ya sea como mascotas o participando activamente y, claro está, nunca por voluntad propia. Pero en esta ocasión vamos a tratar no de los propios animales sino de los nombres de animales utilizados en las gloriosas legiones romanas:

Tortuga (testudo): es una formación de las legiones. Los legionarios se protegen con los escudos formando un caparazón que protege el avance frente a las armas arrojadizas.

Formación Tortuga

Águila (aquila): aunque anteriormente había varias enseñas (águila, lobo, jabalí…) con la reforma de Cayo Mario en el II a.C. se adoptó el águila como estandarte de todas las legiones.

Aquila

Ciervo (cervus): estructura defensiva formada por una empalizada a la que se añaden ramas gruesas con las puntas afiladas, a modo de astas de ciervo.

Erizo (ericius): estructura defensiva en la que se enterraban troncos a los que se fijaban ganchos y púas metálicos, a modo de erizos, y se cubrían con maleza.

Cuervo (corvus): era un arma de la marina de guerra romana destinada al abordaje. De origen griego, era una especie de garfio que se enganchaba a los buques enemigos clavando en la cubierta una punta de hierro para facilitar el abordaje.

Corvus

Lobo (lupus): garfio o rejón de hierro utilizado por los defensores de una muralla para enganchar a los enemigos que intentaban escalarla para arrojarlos o dejarlos colgando.

Asno salvaje u onagro (onager): es un arma de asedio del tipo catapulta, que tenía mecanismo de torsión. El nombre de onagro es una referencia al asno salvaje asiático del mismo nombre, conocido por su mal genio y que puede lanzar a un hombre a cierta distancia de una coz, al igual que esta arma de asedio lanzaba piedras contra las murallas enemigas.

Carnero (aries): ariete.

Ariete canero

Escorpión (scorpio): era una máquina de guerra de tiro, que debe su nombre a unas tenazas parecidas a las del escorpión con que agarraba los dardos para lanzarlos.

scorpio

Carcoma (terebra): máquina de asedio para perforar o derribar murallas.

Terebra

Mariposa (papilio): gran tienda militar de campaña de la que deriva el término pabellón.

Campamento romano

Ratoncito (musculus): refugio móvil para preparar el terreno antes de atacar con las armas de asedio.

Mulas de Mario (muli Mariani): así es como se llamaba a los legionarios tras la reforma de Cayo Mario. Para no depender de las columnas de abastecimiento, que dificultaban y retrasaban la marcha, se aumentó la impedimenta de los legionarios llegando a cargar con 30 kg.

Mulas de Mario

Y, hablando de Roma, entre todos los que dejen un comentario en este post o en el mismo de la página de Facebook se sorteará un ejemplar de Martyrium. El ocaso de Roma de Santiago Castellanos

Hubo un tiempo en que el Imperio romano tuvo cuatro emperadores en un mismo año y los cristianos eran conducidos al martirio. Los bárbaros presionaban las fronteras, y los impuestos, a las clases medias. En ese tiempo, un solo hombre logró convertirse en el dueño del mayor imperio existente, y al hacerlo cambió el mundo. ‘Martyrium’ cuenta la apasionante historia del triunfo del emperador Constantino, y con él el del cristianismo, en el siglo IV d.C. Nos adentra en el fiel retrato de un tiempo convulso de la mano de varios personajes: el destino de una mártir de Hispania, la tragedia de una cristiana en Oriente, la venganza de un ambicioso clérigo, la delicada misión de dos oficiales romanos y la gloria de un emperador que logró vencer a todos sus rivales.

 

Fuente: Gabinete de curiosidades romanas – J.C. McKeown Imágenes: 12,3456

Share

Las bombas perdidas en Bélgica durante la Primera Guerra Mundial

25 abr
25 abril 2012

El 7 de junio de 1917, el 2º Ejército Británico, al mando del mariscal de campo inglés Herbert Plumer, inició una ofensiva en el frente occidental durante la Primera Guerra Mundial, con el propósito de tomar una pequeña cordillera, a modo de fortaleza natural, entre las poblaciones belgas de Messines e Ypres… la Batalla de Messines. En el plan de ataque, diseñado por el propio Plumer, participarían la artillería, infantería y, sobre todo, el cuerpo de ingenieros ayudado por geólogos. En primer lugar, los ingenieros deberían llegar mediante túneles subterráneos hasta la base de la elevación, bajo las defensas alemanas, y plantar varias minas/bombas.

Túneles en Messines

Tuvieron que lidiar con las dificultades del terreno y con las contraminas de los alemanes pero consiguieron su objetivo. Desde el 21 de mayo, la artillería británica estaba castigando la cresta de la cordillera… a las 2:50 de la madrugada del 7 de junio se dio el alto el fuego. Herbert Plumer se reunió con los mandos y dijo:

Señores, puede que mañana no hagamos historia, pero seguro que cambiaremos la orografía.

A las 3:10 se dio la orden de detonar la minas… 600 toneladas de explosivos repartidos en 19 minas. Sólo la explosión de las minas mató a casi 10.000 soldados alemanes y destruyó la mayor parte de las fortificaciones. El posterior ataque de la infantería fue todo un éxito y en pocas horas consiguieron sus objetivos. Las posteriores contraofensivas alemanes sólo consiguieron aumentar el número de bajas. Este es el detalle de las minas que explotaron:

Nombre de la mina De carga (lbs) Diámetro del cráter
Hill, de 60 A 53 500 191 pies
Hill 60 B 70 000 260 pies
St Eloi 95 600 176 pies
Hollandscheschour 1 34 200 183 pies
Hollandscheschour 2 14 900 105 pies
Hollandscheschour 3 17 500 141 pies
Petit Bois 1 30 000 175 pies
Petit Bois 2 30 000 217 pies
Maedelstede Granja 94 000 217 pies
Peckham 87 000 240 pies
Spanbroekmolen 91 000 250 pies
Kruisstraat 1 30 000 235 pies
Kruisstraat 2 30 000 217 pies
Kruisstraat 3 30 000 202 pies
Ontario Granja 60 000 200 pies
127 Trench izquierda 36 000 182 metros
Fosa de 127 Derecha 50 000 210 pies
Fosa de 122 Izquierda 20 000 195 pies
Fosa de 122 Derecha 40 000 228 pies


El problema es que no sólo se plantaron 19 minas, algunas minas no explotaron y los británicos se olvidaron/perdieron los datos exactos de su ubicación. Una de las minas, la situada bajo la granja en ruinas Petite Douve, parece que había sido encontrada por los alemanes y destruida pero un artículo en The Telegraph cuenta que sigue bajo un granero de la granja. Además, la familia Mahieu, reconstruyó la granja, hoy llamada Basse Cour, y vive en ella con 22 toneladas de explosivo bajo sus pies.

No me impide dormir por la noche. Ha estado ahí todo ese tiempo, ¿por qué iba a explotar ahora?

Yo no estaría tan tranquilo… el 17 de junio 1955, durante una tormenta, cerca de Le Pelerin, cayó un rayo sobre un poste eléctrico que, casualidades de la vida, estaba situado sobre otra mina desaparecida y la hizo estallar. La única víctima fue una vaca. Pero lo peor de todo es que se sabe con seguridad que existe otra mina, cercana a esta última, cuya posición exacta no se ha localizado todavía.

Share

Manual del perfecto ahorcamiento… para verdugos que empiezan

24 abr
24 abril 2012

Igual que el uso de la guillotina, durante la Revolución Francesa, se impuso por ser el método más rápido, eficaz y en el que había menos sufrimiento (el método de ejecución más humanitario lo llamaron), supongo que todos los condenados a la horca habrían preferido que sus verdugos tuviesen los conocimientos básicos para que el ahorcamiento fuese rápido y limpio. No conocer estos fundamentos básicos como el grosor de la cuerda, la distancia de la caída… podían alargar la agonía en demasía e incluso darse situaciones tan surrealistas como en la que el verdugo tuvo que agarrarse a los pies del ahorcado y tirar de él u otra en la que la fuerza de la caída lo decapitó.

Teniendo en cuenta todos estos detalles, en 1944 el Departamento de Guerra de los EEUU elaboró un folleto llamado Procedimiento para las ejecuciones militares. En este manual se detalla el tipo de nudo, la construcción del patíbulo con tamaños, grosores y distancias de dicha estructura (del tipo de las instrucciones de Ikea)… y, sobre todo, las tablas de la caída necesaria del cuerpo, dependiendo del peso del condenado (una libra son 0,45 kg)

120 lbs o menos
125 lbs
130 lbs
135 lbs
140 lbs
145 lbs
150 lbs
155 lbs
160 lbs
165 lbs
8´1″ (2,46 m)
7´10″
7´7″ (2,30 m)
7´4″
7´1″
6´9″
6´7″
6´6″
6´4″
6´2″ (1,88 m)
170 lbs
175 lbs
180 Ibs
185 lbs
190 lbs
195 lbs
200 lbs
205 lbs
210 lbs
220 1bs o más
6´0″ (1,83 m)
5′ 11″
5′ 9″
5′ 7″
5′ 6″ (1,68 m)
5′ 5″
5′ 4″
5′ 2″
5′ 1″
5′ 0” (1,52 m)

Además, había que tener en cuenta la constitución física, sobre todo muscular, para adecuar la distancia de caída. Dichas ejecuciones deberán llevarse a cabo por un verdugo del ejército, en el caso de que no esté disponible podrá hacerlo un verdugo civil y recibir un paga de lo estipulado en la localidad donde se proceda a la ejecución pero sin superar los 100 dólares por ejecución. Si tampoco hubiese verdugo civil, podrá ser nombrado verdugo un miembro de la comunidad… estable emocionalmente.

Instrucciones para construir el patíbulo

La propia horca

Nudo corredizo

Share

El partido de fútbol de la muerte, cuando el triunfo se pagaba con la propia vida.

23 abr
23 abril 2012

Supongo que muchos recordaréis la película Evasión o victoria (1981) en la que la selección alemana de fútbol se enfrentaba a una selección formada por prisioneros de guerra durante la Segunda Guerra Mundial y en la que se planteaba la disyuntiva de aprovechar el partido para una evasión masiva o derrotar a los alemanes en el terreno de juego, pues, como casi siempre pasa, la realidad superó a la ficción.

A comienzos de los años treinta el régimen estalinista, con su programa de colectivización, había provocado una terrible hambruna que acabó con la vida de más de 7 millones de ucranianos (Holodomor o Genocidio Ucraniano); por lo que cuando los alemanes comenzaron la invasión de la Unión Soviética, en 1941, algunos ucranianos los apoyaron al verlos como sus salvadores de las garras del tirano Stalin. Aún así, la mayoría luchó junto al ejército rojo en la defensa de Kiev, donde tras dos meses de asedio sufrieron más de 700.000 bajas entre muertos, heridos y prisioneros. El brutal régimen impuesto por los alemanes en los territorios ocupados convirtió a sus inicialmente partidarios en opositores. Los alemanes, conocedores de esta situación, decidieron congraciarse con el pueblo ucraniano y crearon un campeonato de fútbol entre varios equipos locales. Uno de estos equipos, el FC Start, estaba formado por varios jugadores del Dynamo de Kiev que, tras la ocupación, trabajaban en una panadería. El FC Start derrotó a todos los equipos locales e incluso a otros compuestos por húngaros y rumanos. Y aquí vieron los alemanes su ocasión para demostrar su superioridad… deportiva. En Kiev, el 6 de agosto de 1942, se disputó un partido entre el FC Start y un equipo de pilotos de la Luftwaffe alemana. Lo que iba a ser una muestra de la supremacía de la raza aria se convirtió, para alegría de los ucranianos, en una humillación… el FC Start venció por 5-1.

Partido de la Muerte

Pero aquello no iba a quedar así. Se organizó la revancha tres días más tarde y se preparó todo a conciencia: se reclutaron a los mejores jugadores alemanes, el árbitro era un miembro de las SS, antes del comienzo del partido recibieron una visita en los vestuarios para indicarles qué hacer y las consecuencias de su hipotética victoria… Además, el estadio fue tomada por las SS para controlar la euforia del público. Los equipos saltaron al terreno de juego e hicieron los correspondientes saludos: los alemanes brazo en alto al grito de Heil Hitler y los ucranianos, por su parte, parecía que iban a seguir las recomendaciones cuando extendieron el brazo… pero se llevaron la mano al pecho y gritaron Larga vida al deporte para regocijo de los espectadores. A pesar del nefasto arbitraje los ucranianos llegaron al final de la primera parte ganando 3-1. Durante el descanso, volvieron a recibir otra visita recordando el peligro que corrían sus vidas si ganaban. Cuando se quedaron solos discutieron qué hacer… si no podemos luchar contra ellos con las armas, los derrotaremos en el campo de fútbol y, además, devolveremos la esperanza a nuestros compatriotas. Saltaron al terreno de juego y consiguieron la victoria por 5 a 3. El público estalló de alegría y las SS comenzaron, como ellos sabían hacer, a rebajar la euforia. ¿Qué pasaría ahora con los jugadores?

A los pocos días del partido, los jugadores fueron detenidos por la Gestapo y llevados al cuartel de la policía secreta de Korolenko Street, donde fueron interrogados y torturados. Después los deportaron al campo de exterminio de Babi Yar. En este punto hay varias versiones pero todas coinciden en asegurar que tres jugadores fueron ejecutados: Nikolai Trusevich (portero y capitán del equipo), Alexei Klimenko (el jugador que poco antes de terminar el partido y a puerta vacía se giró 180º y disparó hacia el centro del campo) e Ivan Kuzmenko. Se cuenta que las últimas palabras de Trusevich fueron “el deporte rojo no morirá jamás“. En 1971, se erigió un monumento escultórico en el estadio Zenit de Kiev en memoria de aquellos héroes.

Fuentes e imágenes: Kiev Life, Big Soccer y la idea de Luis Fernando Trigueros seguidor del blog.

Share

Una primera dama poco puesta en historia

22 abr
22 abril 2012

En abril de 1982 el vicepresidente de los EEUU George Bush y la futura primera dama, Barbara Bush, visitaron Japón. Durante la recepción del Emperador Hirohito en el Palacio Imperial, y según cuenta Barbara Bush en sus memorias, se produjo un hecho de los de tierra trágame

Mientras el matrimonio Bush esperaba la llegada del Emperador, Barbara contemplaba la majestuosidad del Palacio y se preguntaba cómo sería aquel monstruo que había ordenado el ataque a Pearl Harbor y que había metido a EEUU en la Guerra Mundial. Cuando las puertas se abrieron y apareció Hirohito se sorprendió al encontrarse a un hombre de baja estatura, de apariencia débil y movimientos pausados. Después de los correspondientes saludos protocolarios se sentaron a la mesa. Barbara se sentó junto a él y quiso conocer más de aquel hombre que durante años fue considerado un dios para su pueblo. Pregunta tras pregunta, Barbara apenas obtenía algún monosílabo y en el mejor de los casos un gracias. Pero no se iba a dar por vencida….

Este palacio es una maravilla. Le dije.
Gracias… otra vez
¿Es nuevo? Insistí
… no había forma
¿Y el anterior? ¿Se cayó de viejo?
No. Ustedes los bombardearon

El anterior Palacio Imperial fue destruido por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y reconstruido en el mismo estilo en 1968.

Palacio Imperial Japón

Jardines del Palacio Imperial

Share

La verdadera Guerra de los Cien Años… Montenegro y Japón

19 abr
19 abril 2012

Se llama Guerra de los Cien Años al conflicto bélico entre Francia e Inglaterra que, en realidad, duró 116 años, desde 1337 hasta 1453. Lógicamente, y por aproximación, sería más adecuado llamar la Guerra de los Cien Años a un conflicto bélico que duró 102 años… entre Montenegro y Japón.

La opresión del Imperio otomano sobre los pueblos eslavos de la Península Balcánica en el sureste de Europa, desencadenó varias rebeliones contra los turcos y, tras el apoyo del Imperio ruso a sus hermanos eslavos, estalló la Guerra ruso-turca (1877–1878). Tras el fin de las hostilidades y el Congreso de Berlín de 1878, a iniciativa de los británicos y presidido por los alemanes, los Balcanes se reorganizaban. Montenegro amplió su territorio y aseguró su, hasta ahora, precaria independencia. En 1904 dos imperios en expansión, el ruso y el japonés, pusieron sus ojos en los mismos territorios Corea y Manchuria (China)… comenzaba la primera gran guerra del siglo XX. Montenegro, en compensación por el apoyo prestado contra los turcos y creyendo apostar a caballo ganador, también le declaró la guerra a Japón. Los problemas internos de Rusia y el poderío de la marina japonesa decantaron el triunfo, contra todo pronóstico, del lado japonés. El 5 de septiembre de 1905, con la mediación del presidente norteamericano Theodore Roosevelt, las delegaciones rusa y japonesa firmaron el Tratado de Portsmouth (EEUU)… nadie acudió en representación de Montenegro.

Guerra ruso-japonesa

En 1991, durante el conflicto de los Balcanes, las repúblicas de Eslovenia, Croacia, Macedonia y Bosnia-Herzegovina se separaron de la República Federal Socialista de Yugoslavia quedando únicamente constituida por Serbia y Montenegro. Pasando en 2003 a denominarse Serbia y Montenegro. El 21 de mayo de 2006, en un plebiscito, el 55,4% de la población montenegrina apoyó la independencia de este territorio y el 3 de junio de 2006 el parlamento de Montenegro ratificó estos resultados proclamando la independencia del país, con lo que la confederación de Serbia y Montenegro dejaba de existir fragmentándose en dos estados: Serbia y Montenegro. Y en este punto es donde alguien se percató de que después de 102 años seguían en estado de guerra con Japón. A finales de junio de 2006, Akiko Yamanaka, viceministro de Relaciones Exteriores de Japón, viajó a Podgorica para firmar la paz y, así, poder reconocer a Montenegro como un estado independiente.

Montenegro

Fuentes: Daily Onigiri, History News Network, Tofugu,

Share

Switch to our desktop site